María de Toledo la primera virreina de las Indias [Bio]

Nombre que recibe una las principales calles de Villa Consuelo

 

María de Toledo y Rojas fue la primera virreina de las Indias y la mujer de más alta jerarquía social que pasó a América en el siglo XVI, nieta del I duque de Alba, sobrina del II duque de Alba (primo del rey Fernando) y sobrina-nieta de los Reyes Católicos. Además fue defensora de las libertades de los indios en las islas caribeñas.

Nació alrededor de 1490 y falleció en la ciudad de Santo Domingo en la isla La Española (República Dominicana) el 11 de mayo de 1549. Hija de Fernando Álvarez de Toledo o Fernando de Toledo, Señor de Villorías y Halconero Mayor de Don Fernando «El Católico», y de María de Rojas y Pereira.

María se casó en 1508 con Diego Colón, el hijo primogénito de Cristóbal Colón y gobernador de Santo Domingo. Los descendientes de este matrimonio fueron:

Felipa Colón y Toledo.
Luis Colón y Toledo
María Colón y Toledo.
Juana Colón y Toledo
Isabel Colón y Toledo
Cristóbal Colón y Toledo.
Diego Colón y Toledo.

María de Toledo fue la mujer de mayor categoría social que pasó por las Américas durante el siglo XVI. Se dice que fue defensora de los “indios” que habitaban las islas.

Dicen los textos que Doña María tuvo que sufrir en sus carnes y en las de su marido todas las humillaciones que les hicieron por el hecho de querer cambiar el régimen privilegiado de aquellos que poseían “indios” y no estaban de acuerdo en cambiar de condición social. Entre ellos el obispo de Santo Domingo y el tesorero Pasamonte.

Doña María ayudó a su marido a conseguir los bienes y privilegios que debía heredar a la muerte de su padre, Cristobal Colón, para conseguirlo, tuvieron que entablar un pleito, ganando el virreinato de la Española. Entre 1515 y 1520, durante la ausencia de Diego Colón, María de Toledo asumió el cargo de la gobernación.

colon3

Pleito por derechos

Al morir Diego Colón en 1526, todos sus hijos eran menores, ella toma la rienda de la familia, en 1530 decide ir a España a seguir el pleito que tenía su marido con el Fisco Real.

En los siguientes años vive en España defendiendo los derechos de sus hijos ante los tribunales.

Finalmente el 28 de enero de 1536, el Consejo de Indias le quita privilegios al heredero, entre estos el diezmo de las tierras de América y el título de Virrey, compensándolo entre otros con el Ducado de Veragua.

Además, María consiguió para sus hijas una renta anual vitalicia de 500,000 maravedís, y para su hijo menor Diego el hábito de de la orden de Santiago, además de la renta.

Regreso a Santo Domingo y Muerte

María estuvo ausente de Santo Domingo de 1530 a 1544. A su regreso encontró su hacienda arruinada debido al descuido y los robos de propios y extraños. Murió en el Alcázar, el 11 de mayo de 1549.

María y los restos de Cristóbal Colón

Diego Colón había dispuesto en su testamento de 1523, que los restos de su padre junto con los de él fueran trasladados y enterrados en la catedral de Santo domingo. María de Toledo pidió al rey Carlos I, por medio de la reina Isabel, la concesión de la capilla mayor de la catedral de Santo Domingo para los enterramientos ya dichos, así como para toda la familia.

El 2 de junio de 1537, María de Toledo obtiene el derecho a favor de su hijo Luis Colón con facultad de llevar allí los restos de su suegro Cristóbal Colón y los de su marido Diego Colón. Aunque, en 1536 la virreina solicitó a los monjes del monasterio cartujo de Santa María de la Cuevas de Sevilla la entrega de los restos de ambos Almirantes, lo que según documentos del monasterio, ese mismo año se desenterraron y fueron entregados los restos a la virreina.

La fecha del traslado de los restos no esta totalmente claro, se menciona que fue antes de 1539 o que la virreina María de Toledo los llevó consigo en su regreso a Santo Domingo el 8 de agosto de 1544.

En todo caso, cuando María hizo su testamento en 1548, los restos de ambos personajes ya estaban en la dicha catedral. María pidió que su cuerpo no fuera enterrado en la misma sepultura de su marido Diego sino abajo de él, en el suelo de la capilla, junto al presbiterio del altar mayor.

A pesar de las diferentes teorías y fechas dadas por historiadores en la exhumación y traslado de los restos de los dos almirantes, se coincide que fue María de Toledo la persona que realizó todos los trámites y permisos para cumplir las cláusulas testamentarias de su marido Diego Colón.

La calle que lleva su nombre en su honor, esta ubicada en Villa Consuelo, Distrito Nacional, tiene una longitud de 1,23 kilómetros y esta comprendida desde las calle Francisco Núñez Fabian hasta la Av. San Martin.

Recopilación: Lic. Carlos Coste

Fuentes:

es.wikipedia.org

ecured.cu/index.php/
enlacresta2.wordpress.com

Shares