Matriarca Familia Hamburgo de Villa Consuelo publica un poemario a sus 82 años

Dama dominicana de 82 años publica extenso poemario

 

Celeste Romero de Hamburgo

NUEVA YORK.- Una dama de 82 años de edad de origen dominicano, puso en circulación un poemario de 108 poemas demostrando que la edad no es obstáculo para realizar sueños y propósitos en la vida.

 

Celeste Romero de Hamburgo, quien desde su doce años mostró su inclinación por escribir poemas, setenta años después expone al mundo exterior de su entorno familiar y afectivo, toda una gama de emociones hilvanadas con letras que parecen haber salido de la profundidad de su alma y lo cual se decidió a compartirlas.

 

Con diversos matices emocionales y con un lenguaje sencillo, pero expresivo, que permiten a los amantes de este arte deleitarse con cada estrofa reseñada en el libro titulado: “Mis Mejores Momentos Emocionales”.

 

Desde su primer poema: “Llega la primavera”, la musa le fue visitando hasta llegar a parir 108 reflejos de sus mejores momentos emocionales, plasmados en poesía como “Lo Que Quedó de Ti, Madre”, “Tejiendo Ilusiones”, “La Dicha Viene de la Fe”, “Una Perla en el Mar”, entre otros tantos.

 

Celeste Romero de Hamburgo, de origen banilejo, casada con Luis Hamburgo madre de cuatro hijos:, Jorge, Luis Manuel, Perla y Wanda, residente en la ciudad de Nueva York, es la clara expresión de que nada es imposible, que el tiempo no es factor para enterrar los sueños.

 

“A veces lo que hacemos en la juventud lo queremos hacer en la vejez, Dios da un tiempo para todo y hay que saberlo aprovechar”, confiesa doña Celeste, con ese sonido de voz que denota una inmensa sinceridad y paz espiritual.

 

Yo quería ser alguien en la vida que me diera el merito que deseaba y por vicisitudes no pude alcanzar ninguna meta, trate de romper barreras, cruce mares y montaña, buscando en mi misma algo que fuera favorable para el éxito, mantenía la fe y la esperanza de que un día Dios tocara a la puerta que abriría mi felicidad, y mi inquietud para llegar a su fin”, expresó la poetiza banileja residente en Nueva York.

 

 

Shares