Conoce: “Los 27 records más difíciles de la NBA”

La era de la inmediatez en la que vivimos tiene consecuencias tales como que las noticias con las que desayunamos por la mañana pertenezcan ya al pleistoceno ese mismo día por la noche. Han sucedido tantas cosas (el primer anillo de LeBron con los Cavs, entre ellas) desde que a mediados del pasado mes de abril concluyera la Liga Regular 2015-16, que el 73-9 logrado por los Golden State Warriors se nos queda ya lejano en el tiempo. Tuvimos que esperar 20 temporadas para ver cómo caía un récord que parecía insuperable cuando Michael Jordan y sus Bulls lo establecieron en el curso 1995-96. Sin embargo, durante el curso pasado la realidad superó a la ficción y los pupilos de Steve Kerr mejoraron una plusmarca que muchos considerábamos inalcanzable. Un cariz místico y sagrado envolvía aquel 72-10. Pero, a base de triples, voló por los aires. ¿Quién nos asegura que dentro de unos años no surja un nuevo equipo capaz de hacer añicos el registro de los de Oakland? Aunque eso sí, a continuación recordamos otros récords —más o menos curiosos— que amenazan seriamente con postergarse en el tiempo, aunque uno ya se igualo el promediar un Triple Doble en la temporada que ostentaba Oscar Robertson y el explosivo armador El número 0 de los Thunder Russell Westbrook a sus 28 años un importante reconocimiento a sus plusmarcas. Es el segundo jugador en la historia que promedia un triple doble en la temporada regular con 31.6 puntos, 10.7 rebotes y 10.4 asistencias en los 81 partidos que disputó. Veremos Más…

 

1. JERRY SLOAN: 446 TÉCNICAS EN SU CARRERA
El mítico y célebre entrenador de los mejores Jazz de siempre no pudo dar a los de Salt Lake City el deseado anillo. Un demonio llamado Michael Jordan se entrometió. Eso sí, le queda el consuelo de presumir de ser la personalidad a la que más técnicas le han pitado en contra en la historia de la NBA: 446 sumando su etapa de jugador (debutó cinco campañas antes de que la Liga comenzara a registrarlas de forma oficial) y entrenador. Únicamente le podría superar Rasheed Wallace. Para ello, ‘Sheed’ —quien coleccionó 317 en su etapa como jugador— debería decidir dar el salto a los banquillos. Qué paradojas nos ofrece la vida. A sus 74 años, Sloan padece parkinson y se le ha diagnosticado demencia.

 

2. A.C. GREEN: 1.192 PARTIDOS CONSECUTIVOS
A día de hoy, sólo 39 hombres pueden decir que han disputado al menos 1.192 partidos en la NBA. A.C Green es uno de ellos: en total suma 1.278 encuentros de Regular Season. De ellos, 1.192 los disputó de manera consecutiva. Entre medias, no se perdió ni uno. Así se explica la mitad de su apodo: ‘The Iron Virgin’ (el Virgen de hierro). Ya se imaginarán ustedes el porqué de la otra mitad.

 

3. BUBBA WELLS: ELIMINADO POR FALTAS EN SÓLO 3 MINUTOS
Este escolta/alero se retiró como miembro de los Harlem Globetrotters tras una trágica carrera NBA. No obstante, le dio tiempo a pasar a la historia como el jugador que menos tiempo necesitó para ser eliminado por personales. El 29 de diciembre del 97, se marchó al banquillo con seis personales en su haber en apenas tres minutos de juego. Debería compartir tan dudoso honor con Don Nelson. El por entonces entrenador de los Mavericks le dio entrada en cancha con una única premisa: evitar que Jordan tocara el balón. Para ello, se dedicó una y otra vez en cometer personal sobre Rodman. Con tan mala suerte que el Gusano firmó aquella noche un 9/12 pese al 58,4% desde la línea que promedió en su carrera. Sacrificio innecesario. Los Bulls ganaron aquel partido.

 

4. ANDREW BYNUM: EL MÁS JOVEN EN DEBUTAR (18 AÑOS Y 6 DÍAS)
A sus 28 años y dado el potencial con el que irrumpió en la Liga, debería ser uno de sus principales dominadores. Sin embargo, la realidad es otra bien distinta: lleva más de 29 meses sin disputar ni un solo minuto como profesional. Salvo sorpresa mayúscula, no volverá a vestirse de corto. Al menos en la NBA. Aunque aún más sorprendente sería ver debutar a alguien en la Liga con apenas 18 años y 6 días. Y es que Bynum fue drafteado —también ostenta el récord de ser el más precoz en ser elegido en el draft: los Lakers le seleccionaron con el 10 en 2005— directamente desde el instituto (como Garnett, Kobe o LeBron). Poco después, la normativa cambio. Hoy, resulta difícil imaginar a medio plazo jugadores aterrizando en la NBA sin pasar por el college.

 

5. DARKO MILICIC: EL CAMPEÓN MÁS JOVEN (18 AÑOS Y 256 DÍAS)
Hacemos valida la misma explicación que en el récord anterior. Mientras que la NBA no permita de nuevo elegir a jugadores que no hayan pisado la universidad o cumplido los 18 en el año en que se celebre el draft en cuestión, Milicic tendrá el honor de ser el más joven de siempre en ganar el anillo. Lo logró con los Pistons en 2004, la misma franquicia se hizo con él la noche del draft 2003 después de que los Grizzlies emplearan en él elpick dos. Cuesta imaginar qué llama más la atención: surécord de bisoñez o que le fuera elegido por delante de Carmelo, Bosh, Wade…

 

6. PHIL JACKSON: EL ENTRENADOR MÁS LAUREADO (11 ANILLOS)
El legendario Red Auerbach sumó 9 títulos como head coach de los Celtics entre las décadas de los 50 y de los 60. Una marca que se presuponía insuperable hasta que apareció él. Phil Jackson revolucionó el baloncesto con los Bulls —seis títulos— y lo reinventó poco después con los Lakers —otros cinco banderines más repartidos en dos etapas— para convertirse en el entrenador más laureado de la historia. El Zen Master no sólo ha dejado su archifamoso Triángulo como herencia, sino que años antes formó parte de los equipos que dieron a los Knicks sus dos únicos anillos: 1970 y 1973. Ahora, busca cerrar la triple corona desde los despachos… del Madison Square Garden. Los consiga o no, Jackson es leyenda. Entre los técnicos hoy en activo, Gregg Popovich es el más laureado con cinco títulos.

 

7. BOSTON CELTICS: MÁS TÍTULOS CONSECUTIVOS (8)
Con Bill Russell dominando bajo los aros y el maestro Auerbach dirigiendo en la banda (le sucedería el propio Russell ejerciendo de entrenador-jugador), los Boston Celtics se convirtieron en los verdaderos amos y señores de la Liga entre las temporadas 1958-59 y 1965-66. Ocho anillos consecutivos para lucir en el Boston Garden. Una marca que difícilmente se volverá a repetir. Desde entonces, no ha habido un solo equipo que se haya mantenido en lo más alto durante más de tres cursos seguidos.

 

8. SCOTT SKILES: MÁS ASISTENCIAS EN UN PARTIDO (30)
“Fue una tormenta perfecta“, así rememora Scott Skiles su noche perfecta. No es para menos. Es el único que ha logrado en las casi 70 temporadas de la NBA repartir una treintena de asistencias en un mismo partido. Ni John Stockton (28), Magic (24), ni Nash (23) —tres de los mejores pasadores de todos los tiempos— lograron semejante proeza. El que fuera hasta esta primavera entrenador jefe de los Magic, repartió 30 caramelos (también con la camiseta de Orlando) la noche del 30 de diciembre de 1990. Los Nuggets fueron protagonistas en primera persona de una de las mayores exhibiciones pasadoras que se recuerdan. Para que contextualicen mejor semejante marca, el dato más alto en lo que llevamos de siglo XXI son las 24 de Ramon Sessions (2007-08) y Rajon Rondo (2010-2011).

 

9.LOS 100 PUNTOS DE WILT CHAMBERLAIN
El mítico jugador alcanzó el centenar de puntos el 2 de marzo de 1962. Fue como jugador de los Philadelphia Warriors ante los New York Knicks, en un partido que acabó con el escandaloso tanteo de 169-147. Sólo un jugador ha sido capaz de acercarse algo a esa legendaria marca: Kobe Bryant con 81 tantos frente a los Toronto Raptors el 22 de enero de 2006.

 

10. OSCAR ROBERTSON Y SU TRIPLE-DOBLE DE MEDIA (ESTE FUE IGUALADO RUSSELL WESTBROOK DESPUÉS DE 55 TEMPORADAS)
La NBA vivió en la temporada 1961-62 una de sus grandes hazañas de la mano de Oscar Robertson. El jugador, en esos momentos, de los Cincinnati Royals finalizó el curso con 30,8 puntos; 12,5 rebotes y 11,4 asistencias. Un triple-doble de media que se suma a los 181 que realizó a lo largo de su carrera con 41 en esa campaña.

 

11. EL DOBLE TRIPLE-DOBLE DE WILT CHAMBERLAIN
Si ya es difícil ver a un jugador realizar un triple-doble (alcanzar en tres apartados diferentes dobles dígitos, es decir, un mínimo de diez), imaginen lograr un dobletriple-doble (consecución no de un mínimo de 10, sino de 20 en tres categorías). La dificultad es tan alta que sólo Wilt Chamberlain rompió esa barrera. Fue el 2 de febrero de 1968 contra los Detroit Pistons. El jugador de los Philadelphia 76ers finalizó el partido con 22 puntos, 25 rebotes y 21 asistencias.

 

12. LAS 73 VICTORIAS DE LOS GOLDEN STATE WARRIORS (ÚNICO QUE HA SIDO ROTO DESPUÉS DE 20 TEMPORADAS)

En la temporada de 2015-16, los Golden State Warriors de Stepen Curry y Steve Kerr lograron romper la marca de los Bulls y con 73 victorias y 9 derrotas consiguieron romper esa marca de los Bulls. No hizo falta que Curry jugara mucho más, pues el último cuarto lo vio desde el banquillo, mientras su casillero de puntos asistía a otra exhibición, 46 puntos, 10 de ellos conseguidos desde la línea de tres, cifra que le permite alcanzar otro récord, otro más: 402 triples en una temporada. Vencieron los Warriors (125-104) a Memphis de Marc Gasol, y con esto cosecharon su victoria número 73 en 82 partidos y se hicieron un pequeño hueco en la historia. 

 

En la temporada de 1995-96, los Chicago Bulls de Jordan, Pippen y Rodman consiguieron lo que parecía imposible, al acabar con un balance de 72 victorias y sólo 10 derrotas. Esa primera campaña entera del 23 tras su paso por el béisbol. Los equipos con más partidos ganados en una temporada son: Los Lakers del 72 lo tuvieron en sus manos (69) al igual que los Sixers del 67 (68) y los Celtics del 73 (68). Aquellos Bulls casi repiten al año siguiente (69) y hasta cinco equipos se quedaron en las 67 que los de Oakland amasaron el curso pasado: Celtics (1986), Bulls (1992), Lakers (2000) y Mavericks (2007).

 

13. LAS 33 VICTORIAS SEGUIDAS DE LOS LAKERS
Del 5 de noviembre de 1971 al 7 de enero de 1972, Los Angeles Lakers de Chamberlain, Pat Riley y Jerry West encadenaron 33 victorias seguidas, una racha que sólo pudieron detener los Milwaukee Bucks de Oscar Robertson y Kareem Abdul-Jabbar. El equipo que más cerca estuvo de acabar con el récord angelino fueron los Miami Heat de LeBron, Wade y Bosh. El Big Three de Florida llegó a las 27 entre el 3 de febrero de 2013 y 25 de marzo de 2013. En ambos casos, las dos franquicias acabarían la temporada como campeones de la NBA.

 

14. LOS 38.387 PUNTOS DE KAREEM ABDUL-JABBAR
No diga canasta, diga Kareem Abdul Jabbar. La leyenda de los Bucks y de los Lakers finalizó su carrera con 38.387 puntos, la cifra más elevada de la historia de la NBA y que nadie en estos momentos está cerca de igualar, pues el jugador en activo más cercano es un Kobe Bryant que tiene en su haber tan solo 32.545. El ganador de seis anillos llegó a esa cantidad con 6.712 aciertos desde la línea de tiros, 15.837 canastas en juego, de las que sólo una fue desde la línea de tres puntos.

 

15. LOS 6 MVP’S DE KAREEM ABDUL-JABBAR
El palmarés colectivo de Abdul-Jabbar es envidiable, al igual que el individual. El exjugador acumuló seis MVP’s de la Temporada Regular, tres en los Bucks y otros tres los Lakers. Esa cifra no ha sido igualada por ningún otro jugador de la NBA, pero si rozada por Michael Jordan y Bill Russell. Ambos comparten el segundo peldaño con cinco. El tercero tiene a Wilt Chamberlain y a LeBron James como protagonistas con cuatro. El jugador de los Cleveland Cavaliers es el único de los cuatro segundones en activo y el único, por lo tanto, capaz de alcanzar en un futuro próximo (o lejano) a Kareem.

 

16. LAS 30 ASISTENCIAS DE SCOTT SKILES
El actual entrenador de los Orlando Magic finalizó su carrera como jugador con unas normales 6,5 asistencias de media. Un hecho sorprendente, por otro lado, cuando se descubre que el exbase del equipo de Florido tiene en su mano el mayor número de pases a canasta en un partido de la historia con 30 en 44 minutos sobre la cancha. Fue un 30 de diciembre de 1990 en su segunda temporada en los Magic. ¿La víctima? Unos Denver Nuggets que cayeron de 39 (155-116) en un encuentro que se resolvió en el tiempo reglamentario.

 

17. CHAMBERLAIN Y SUS 55 REBOTES
Un 24 de noviembre de 1960, la NBA establecía uno de sus récords más longevos y una vez más es Wilt Chamberlain el que está en posesión de él. El jugador de los Philadelphia Warriors alcanzó los 55 rebotes en un duelo ante los Boston Celtics (31 de ellos en la primera parte), que los de Massachusetts se ganarían por tres puntos. Por otro lado, cabe resaltar que el Top-5 de más capturas logradas en un partido está dominado por el propio Chamberlain y por un Bill Russell que ocupa los puestos del dos al cuatro con 51, 49 y 49, respectivamente.

 

18. MICHAEL JORDAN Y SUS 30,1 PUNTOS POR PARTIDO
Michael Jordan es considerado por mucho como el mejor jugador de baloncesto de la historia y lo es, entre otras cosas, por su interminable capacidad para devorar el aro rival. El jugador de los Chicago Bulls finalizó su carrera (15 temporadas, dos de ellas en los Wizards) con una media de 30,1 puntos por partido. En estos momentos, sólo dos jugadores estarían capacitados para igualarlo o superarlo. Hablamos de Kevin Durant y LeBron James, que con 27,33 y 27,32, respectivamente, ocupan los puestos cuatro y cinco de tantos por encuentro.

 

19. MAYOR PALIZA EN UN PARTIDO: +68
Fue en 1991 (17 de diciembre) y se la llevó Miami Heat ante Cleveland Cavaliers, que ganó 148-80. Esos Cavs eran muy buenos (Daugherty, Nance, Price…)… hasta que se topaban en playoffs con Chicago Bulls (3-0 en primera ronda con 45 puntos por partido de Michael Jordan. Y 9,7 rebotes, y 6,7 asistencias, y 3 robos…).

 

20. EL EQUIPO CON MÁS FALTAS EN UN PARTIDO: 52
El 9 de abril de 1990 y en un Utah Jazz – Phoenix Suns (ganaron los de Arizona 119-115), los Jazz cometieron 52 faltas. Y los Suns 32. En total, 84. No sabemos si los árbitros dejaron esa noche la profesión o pidieron al menos una baja por estrés. Sí que cuatro jugador de Utah fueron expulsados por cometer las seis reglamentarias. Uno de ellos, John Stockton.

 

21. MÁS MINUTOS DE UN JUGADOR EN UN PARTIDO: 69
Un (9 de noviembre de 1989) eterno Milwaukee Bucks 155 – Seattle Supersonics 154, con cinco prórrogas, dejó un reguero de números monstruosos. Sobre todo este: Dale Ellis jugó 69 minutos para los Sonics. Y su gran compañero, Xavier McDaniel, 68. Y metieron 90 puntos entre los dos. Y perdieron. Una faena.

 

22. PARTIDOS CON MÁS Y MENOS PUNTOS: 370 Y 37
Más de 300 puntos de diferencia… y los dos los jugaron los Pistons. El 13 de diciembre de 1983 y con tres prórrogas, Detroit Pistons ganó 184-186 a Denver Nuggets. También fue el partido con más jugadores por encima de 40 puntos jamás visto: cuatro. A la cabeza, Kiki Vandeweghe (51). En el lado opuesto, los todavía Fort Wayne Pistons ganaron 19-18 a Minneapolis Lakers el 22 de noviembre de 1950. Debieron suceder cosas extrañas: ninguno de los dos equipos anotó menos de 63 puntos en todos los demás partidos de la temporada.

 

23. EL PARTIDO MÁS LARGO: 78 MINUTOS
48 minutos reglamentarios y seis prórrogas entre Indianapolis Olympians y Rochester Royals. El 6 de enero de 1951. Lo mejor (peor), que en esa maratón el resultado fue 75-73. En dos de las prórrogas ni se anotó y en la última el marcador fue de 2-0.

 

24. EL PEOR BALANCE QUE HA DADO UN BILLETE PARA PLAYOFFS: 16-54
En 1953 Baltimore Bullets se metió en playoffs con un 16-54, un 29% de victorias. El equivalente a lo que ahora sería un 23-59. Tenía truco: había dos Divisiones de cinco equipos y de cada una de ellas se metían en playoffs cuatro equipos.

 

25. MÁS PUNTOS DE UN EQUIPO EN UN PARTIDO SIN PRÓRROGA: 173
La locura la firmaron los Celtics el 27 de febrero de 1959. Ganaron a Minneapolis Lakers 173-139. El cuarto en el que menos anotaron fue el tercero: 38 puntos. El que más, el último: 58. Y los Lakers metieron 139 puntos y perdieron de 34. La vida.

 

26. MÁS MINUTOS DE MEDIA POR PARTIDO EN UNA TEMPORADA: 48,5
Exacto: 48,5. Fue Wilt Chamberlain cuando, sí, los partidos también duraban 48 minutos. Pero como lo jugaba todo, prórrogas incluidas… ahí está la cifra. En esos minutos tenía una muy modesta producción de 50,4 puntos y 25,7 rebotes por partido. En su carrera promedió 45,8 minutos por encuentro. Y aún así cuenta la leyenda que se acostó con 20.000 mujeres. Para pensar en ello cuando se siente uno cansado.

 

26. MÁS PARTIDOS DE UN JUGADOR EN UNA TEMPORADA: 88
Otra especialmente curiosa porque fue en la temporada 1968-69 en la que los equipos jugaban, como ahora, 82 partidos. Walt Bellamy jugó 35 con los Knicks y fue traspasado (19 de diciembre) a Detroit Pistons, que en ese momento había jugado seis partidos menos que los Knicks. Y como lo jugó todo… pues 88 en total. Temporada y pico.

 

27. MAYOR DIFERENCIA REMONTADA EN UN ÚLTIMO CUARTO: 28
25 de noviembre de 1977. Final del tercer cuarto: Atlanta Hawks 104-Milwaukee Bucks 76. Game over. ¿Game over? No: 115-117 final tras un 11-41 en el último parcial. A los Hawks les entrenaba Hubie Brown, que ese mismo año fue nombrado Entrenador del Año. Lo que no trascendió es lo que les dijo a sus jugadores al terminar ese partido. Mejor, seguramente.

 

PIO DEPORTES

Shares