Hace 100 años las mujeres británicas conquistaron el derecho al voto

Las sufragistas marcaron sus acciones por una violencia desconocida para la época

 

Hace un siglo las mujeres británicas conquistaron el derecho al voto después de años de lucha encabezada por las sufragistas, cuyas espectaculares acciones conmocionaron al país, pero cambiaron el mundo.

 

El seis de febrero de 1918 el parlamento británico adoptaba la “Ley de 1918 sobre la representación popular” que implicó que ocho millones de mujeres, de más 30 años, fueran sumadas a los registros electorales.

 

Hubo que esperar todavía diez años para que las mujeres lograran poder votar a los 21, como lo hacían los hombres.

 

Entre las militantes que lucharon por este derecho, las sufragistas marcaron sus acciones por una violencia desconocida para la época, aunque su influencia sigue siendo hoy en día objeto de debate.

 

Una ‘mártir’

Las sufragistas se encadenan a las vías del tren, rompen escaparates y sabotean líneas eléctricas. Incluso llegan a detonar una bomba en la casa de un ministro.

 

Una de las acciones más espectaculares fue el suicidio de la militante Emily Davison, que se lanzó a las patas de un caballo que corría por el rey en el Derby de Epsom en 1913.

 

Cientos de militantes fueron apresadas y desde la cárcel realizaron una huelga de hambre.

 

Muchas fueron alimentadas a la fuerza, una práctica prohibida por una ley de 1913 que obliga a las autoridades a liberar a las prisioneras demasiado débiles. Una vez que se recuperaban un poco eran devueltas a la cárcel.

 

Fuente: AFP

Shares