3 de Marzo: Día Mundial de la Naturaleza o Vida Silvestre

Todos los 03 de marzo se busca que el mundo reflexione acerca de la importancia de la conservación de la flora y fauna salvaje tiene para la humanidad.

 

El Día Mundial de la Naturaleza o World Wildlife Day se celebra cada año 3 de marzo para aumentar la conciencia mundial sobre la fauna y la flora en peligro de extinción.

 

Esta fecha fue establecida el 20 de diciembre del 2013 por la Asamblea General de las Naciones Unidas en conmemoración de la firma del acuerdo internacional de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre en Bangkok en 1973.

 

El objetivo de la convención fue de asegurar que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas salvajes no amenace las poblaciones silvestres de la especie y establecer diversos grados de protección a más de 35 mil especies de animales y plantas, ya que su desaparición está relacionada directamente o indirectamente por el hombre. Debido a la caza y comercio de animales, la reducción del hábitat de muchos por la tala de hectáreas de bosque o utilización de pesticidas para el aumento de la extensión de tierra cultivable.

 

 

Hay que tomar conciencia que nuestro planeta se diferencia del resto por su extraordinaria diversidad de seres vivos. La misma hace posible que podamos satisfacer la mayor parte de nuestras necesidades cotidianas y que podamos sobrevivir. Por esa razón, el hombre debe encontrar la manera de proteger a las especies que se ven gravemente amenazadas y reducir el impacto ambiental que el mismo provoca a diario en la Tierra, que alberga millones de insectos, pájaros, mamíferos y peces.

 

En el Día Mundial de la Naturaleza, la Asamblea General reafirma el valor intrínseco de la vida silvestre y sus diversas contribuciones para al desarrollo sostenible y al bienestar humano. Intensifica los esfuerzos para proteger la vida silvestre y sus hábitats.

 

Se realizan diversas actividades sobre la belleza y variedad de la fauna y flora silvestre para crear conciencia sobre la conservación de todas las formas de vida. Hay convenciones y exposiciones que educan a la población mundial sobre las principales amenazas a la vida silvestre incluyendo el cambio climático, la sobreexplotación y el comercio ilegal de las especies.

 

El incalculable valor de la vida silvestre

Los animales salvajes y las plantas silvestres, además de su valor intrínseco, contribuyen a los aspectos ecológicos, genéticos, sociales, económicos, científicos, educativos, culturales, recreativos y estéticos del bienestar humano y el desarrollo sostenible.

 

El Día Mundial de la Vida Silvestre nos brinda la ocasión de celebrar la belleza y la variedad de la flora y la fauna salvajes, así como de crear conciencia acerca de la multitud de beneficios que la conservación de estas formas de vida tiene para la humanidad. La celebración de este día también nos recuerda la necesidad urgente de combatir los delitos contra el medio ambiente y la disminución de especies causada por la actividad humana, que acarrean consecuencias negativas de gran alcance en el ámbito económico, medioambiental y social. Este es el motivo por el cual el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 15 se centra en detener la pérdida de biodiversidad.

 

Grandes felinos, predadores amenazados
La celebración de este año del Día Mundial de la Vida Silvestre se centra en los grandes felinos, esos magníficos predadores que viven amenazados.

 

Ciertamente, estos carismáticos animales se cuentan entre los más notables y admirados del planeta, y, sin embargo, hacen frente a múltiples y diversas amenazas, en su mayoría causadas por la actividad humana. En general, las poblaciones disminuyen a un ritmo alarmante debido a la desaparición de su hábitat y sus presas, las interacciones con humanos, la caza furtiva y el comercio ilícito. Por ejemplo, la población de tigres ha disminuido un 95 por ciento en los últimos cien años, y la de leones africanos un 40 por ciento en los últimos 20 años.

 

En esta categoría de grandes félidos, además de los cuatro de mayor tamaño que rugen —el león, el tigre, el leopardo y el jaguar— también se incluyen, entre otros, el puma, el guepardo, el leopardo de las nieves o la pantera nebulosa. Estas especies están representadas en el continente africano, asiático y americano, una distribución prácticamente mundial.

 

Este día internacional nos da la oportunidad de concienciar acerca de la precaria situación de estos animales y pedir que se tomen medidas para salvar a estas emblemáticas especies.

 

 

Shares