Dicen urge un relanzamiento del Mercado de Villa Consuelo

SANTO DOMINGO.- Aunque a primera vista se puede observar gran variedad de productos, en el Mercado de Villa Consuelo, estos están en pocas cantidades. Góndolas totalmente vacías, huacales con pocos bienes y una gran cantidad de puestos de negocios sin habitar dan la bienvenida en la plaza, que luego de su inauguración en el año 2014, auguraba una actividad comercial en crecimiento.

 

Además, a cuatro años de que la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe) entregara la obra, construida a un costo de RD$450 millones, para acoger a los vendedores que por más de 10 años ocuparon un espacio en la calle Peña Batlle, la infraestructura presenta deterioros. Cerámicas caídas y baños fuera de servicio son tan solo algunos de ellos.

 

 

En el lugar, que fue construido bajo el proyecto de un mercado moderno, incluso comparado con plazas de otros países, solo quedan las historias de la forma en que supuestamente iba a desarrollarse. Hoy funciona como otros mercados del país, con invasión del área peatonal y en algunos casos, con poca higiene para los productos que se comercializan.

 

Según afirman algunos de los vendedores, también pocos son los compradores que van a la plaza, y aseguran, además, que debido a las pocas ventas, cada día son más los comerciantes que deciden no continuar allí.

 

Debido a esta situación, el administrador del mercado, Francis Valdez, y el presidente de la Asociación de Comerciantes del Mercado de Villa Consuelo, Lorenzo Vásquez, coinciden en que la plaza de bienes necesita un relanzamiento.

 

“Es una realidad, el mercado necesita un relanzamiento. Las ventas no están al nivel que se esperaba”, señaló Valdez.

 

Dijo que el mercado necesita un empuje debido a que este está localizado en una arteria comercial, donde las ventas deberían ser masivas.

 

Expresó que su administración trabaja en conjunto con el alcalde David Collado para la intervención de la plaza.

 

Precisó que hay que darle facilidades a los negociantes para que estos ocupen los locales que están en la plaza.

 

De su lado Lorenzo Vásquez dijo que más del 90% de los comerciantes no tienen capital propio de trabajo, sino que dependen de prestamistas que les cobran un 20% de interés diario, por lo que muchos se han ido a la quiebra y han tenido que cerrar sus negocios.

 

Entiende que las promesas de financiamiento para la inauguración solo se quedaron en palabras.

 

“En el segundo nivel de la plaza hay más de un 50% de los locales vacíos. De 258 puestos, hay menos de la mitad ocupados. A nosotros nos trajeron aquí sin ningún tipo de financiamiento”, explicó.
Dijo que en el mercado hay una falta de oferta de bienes.

 

Según informaciones, los productos en este mercado se venden más caros debido a que los comerciantes se abastecen del Mercado Nuevo, pagan transporte y su financiamiento es a través de prestamistas.

 

De acuerdo a vendedores de la plaza, las ventas en el lugar no son las mejores, debido a la poca asistencias de compradores.

 

Dijeron que en muchas ocasiones lo producido solo les alcanza para pagar el alquiler del local, por lo que entienden que las autoridades deben actuar a favor de la plaza.

 

Fuente: Periódico Hoy

Por: Kelvin Pascual

Shares