A tres años de apertura casi la mitad del mercado de Villacon está cerrado

Increíble pero cierto duramos más de 20 años para su construcción y tener una estructura digna, con espacio para todo, en el lugar que nos correspondía y ahora se sume en el cierre de muchas de sus casetas.

 

Villa Consuelo.- A tres años y siete meses de la apertura del mercado de Villa Consuelo, las ventas de productos agropecuarios, vegetales, quincallería, bisuterías, botánica y otros, continúan en baja, la gente se resiste a acudir al lugar, razón por la que casi la mitad de los puestos están cerrados y los que abrieron sus puertas están a punto de quebrar.

 

De 259 puestos con que cuenta el mercado, 109 se mantienen cerrados y sus propietarios se resisten a abrirlos, sobre todo, en el segundo nivel, aunque también en la primera planta algunos se mantienen cerrados. Indica el periódico Hoy

 

Los altos intereses que cobran los usureros a los comerciantes diariamente es uno de los factores que mantiene quebrados a los negociantes del mercado.

 

Cristina de los Santos, quien compraba vegetales, considera que en el mercado de Villa Consuelo se vende caro, lo que aleja a muchos de acudir a ese lugar. En tanto que Benjamín Pérez, atribuye la poca afluencia de compradores a que los clientes prefieren comprar en las calles y a la falta de promoción del mercado.

 

En la primera planta del mercado se exhiben productos agropecuarios y vegetales, mientras que en el segundo nivel botánica, bisutería, quincallería y otras mercancías. A pesar del orden con que se anunció estaría dotado el mercado, se observan productos en el piso y falta de higiene. Sin embargo, la gran mayoría de los puestos del segundo nivel están cerrados, y solamente algunos negocios funcionan de manera muy precaria.

 

Lorenzo Vásquez, presidente de la Asociación de Comerciantes del Mercado de Villa Consuelo, admite la poca afluencia de clientes a ese lugar lo que atribuye a los altos precios, además de que la gente se resiste a subir escaleras para comprar.

 

Expresa que hace tres meses el alcalde del Distrito Nacional, David Collado, se presentó al establecimiento y se comprometió tomar medidas para dinamizar el comercio que mantiene al grito a los propietarios de góndolas. Citó entre las medidas bajar la altura de las góndolas centrales para dar más visibilidad a los establecimientos, proceso que Vásquez considera va muy lento, debido a que los trabajadores “hacen lo que le venga en gana”.

 

En estos días los técnicos trabajaban en el área de la legumbre, ya que esas mercancías se dañan con frecuencia debido al calor por falta de ventilación.

 

Recordó que el mercado de Villa Consuelo fue diseñado para servir como un centro para la venta minoristas con productos frescos que llegarían desde el Merca Santo Domingo, lo que no ha sido posible.

 

Estima que comprar en el Merca Santo Domingo elevaría aun más los costos que si los obtienen del Mercado Nuevo de la avenida Duarte, por lo que el proyecto ha sido un fracaso.

 

Expresa que el proceso de entrenamiento a que fueron sometidos los comerciantes antes de adquirir los puestos no ha servido de mucho, porque se sigue con la vieja práctica de vender sin uniformes, gorros y mascarillas en las áreas de los comestibles.

 

Ante el fracaso del Merca Santo Domingo, sugiere al ADN y al Ministerio de Agricultura que los productores lleven sus mercancías directamente al mercado, con miras a dinamizar el comercio.

 

Vásquez deplora que se vean obligados a adquirir financiamientos al 20% diario a los prestamistas para mantener abiertos sus establecimientos.

 

 Por: Juan María Ram­írez

 

Shares