Mercado de Villa Consuelo sigue su paso hacia el deterioro y abandono

En el Mercado de Villa Consuelo las precariedades siguen en crecimiento.

 

La situación de deterioro, abandono y el desorden entre los pocos puestos de venta cada vez son más evidentes en la obra inaugurada hace ya cuatro años, construida por la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), a un costo de RD$450 millones.

 

Las condiciones de la plaza desde hace ya un largo tiempo continúan sin cambio. A pesar de que según se informó, hay un cambio de administrador cada seis meses, no hay diferencia: góndolas totalmente vacías, huacales con pocos productos y cantidades de negocios sin habitar, es el panorama que sigue reflejando el proyecto que fue construido bajo la expectativa de convertirlo en un mercado moderno, que buscaría incrementar la actividad comercial en la zona de Villa Consuelo, del Distrito Nacional. Indica Periódico Hoy

 

Recorrido y entrevista a el presidente de la asociación de comerciante del mercado de Villa Consuelo, Lorenzo Vásquez sobre la situación o condiciones deplorables que se encuentra el mercado.

 

A pesar de que los comerciantes del lugar aseguran tener sus productos a precios asequibles para el público, pocos son los compradores que allí acuden, por lo que, según explican los negociantes, incurren en pérdidas debido a las bajas ventas.

 

“Hay días que se vende algo y otros no, pero la situación aquí no está muy buena. Las ventas están por el suelo”, señaló un vendedor de aguacates a periodistas de Hoy que hacían un recorrido por el lugar.
En la plaza comercial, diseñada para tener puestos de ventas en dos de sus tres niveles, es notoria la ausencia de vendedores.

 

En el primer nivel hay varias góndolas y puestos vacíos, mientras que el segundo nivel está casi despoblado, situación que el presidente de la Asociación de Comerciantes del Mercado de Villa Consuelo, Lorenzo Vásquez, dice que se agravará, porque cada día son más los comerciantes decepcionados que deciden no volver a comercializar más allí.

 

“Aquí el 70% de los espacios está cerrado. En la zona de víveres, de 30 mesas hay solo siete operando, en la de hojas hay 12 de 30 y en legumbres y vegetales es que hay más mesas ocupadas”, explicó.

 

Vásquez prevé que debido a la situación en que se encuentra la plaza comercial, va camino a la quiebra, debido a que la Dirección de Servicio Público asignada no ha llegado con un criterio administrativo, que produzca un desarrollo de programas para el crecimiento del mercado.

 

“El peor caso está en la Dirección de Servicio Público, que es el tapón en estos momentos para los mercados de la capital, ya que no deja que se desarrolle ningún tipo de programa”, informó.
“Las personas que han puesto a dirigir no saben de mercados”, agrega.

 

Reiteró que a los vendedores se les llevó a la plaza comercial con promesas de financiamientos que nunca se han dado, por lo que estos tienen que hacer préstamos privados para poder subsistir en sus negocios. El dirigente comercial dijo que de parte de las autoridades no hay un mínimo interés de crear una línea de servicios para facilitar a los clientes un lugar donde puedan encontrar productos de buena calidad y a precios accesibles.

 

 

Shares