¡A cuidar su salud financiera!

No tener un adecuado manejo de las finanzas, en el que haya un poco de holgura económica, tranquilidad mental y emocional, podría desequilibrar todo el organismo y desencadenar afecciones diversas.

 

Por eso, como cada principio de año la mayor pretensión de todas las personas es lograr un estilo de vida más sano en todo el sentido de la palabra, ¡Vivir! le trae diez claves para alcanzar una adecuada salud financiera.
Para ello consultamos a dos expertos en el área, Diego Sosa y Joaquín Disla.

 

Según explica Diego Sosa, cada año las personas sienten que algo termina y algo inicia, un sentimiento que responde más a los cánones de la sociedad que a la mente en sí.

 

“Cambiar y planificar son palabras que nos vienen a la mente. Nada más complejo para llevarlo de la mente a la realidad”.

 

Indica que aunque no piensa que se deben utilizar fechas para hacer las cosas, es posible que a muchas personas sí les funcione, que les sirva de inspiración, o quizás de motivación. “Posiblemente la llegada del 2019 les permita replantearse algunos procedimientos”, agrega.

 

Entre las claves que recomienda para alcanzar una adecuada salud financiera, señala las siguientes:
1. Hacer un plan. Nada resulta más tedioso que esto, especialmente porque casi nunca se cumple. “Lo malo es que sin un mapa es muy difícil llegar a un lugar que no sabemos dónde está, y peor aun si no conocemos el camino”.

 

El asesor psicológico, conferencista, y “coach” recomienda hacer un plan con dos columnas, poniendo en una lo que se quiere alcanzar, y en la otra, la fecha en la que se espera estar disfrutando de ello. Para ello sugiere la guía sobre finanzas personales. a:http://bit.ly/cursofinanzasdiegoes.

 

2. Eliminar las deudas tontas. Dividir las deudas en “inteligentes”, “superinteligentes” y “tontas”. Las que producen y nos quitan algún peso de encima, como pagar un alquiler, están en el primer grupo, las últimas son aquellas que no producen, y no nos alivian de un pago, sino que nos cuestan, como tarjetas de crédito en financiamiento o castigadas, préstamos de consumo, cuotas de compras, etc.”.

 

Sugiere como método para poder salir de ellas a la mayor brevedad posible: saber dónde se está parados (hacer una lista con todas las deudas, costos y vigencia de las mismas), luego, dividir, para identificar a cuáles “atacaremos sin piedad”, y ver cómo pagar las más caras primero, luego la siguiente”.

 

Añade que es aconsejable aumentar las cuotas, buscar un préstamo de consolidación, o incluso vender algún bien para atacar sin piedad dichas deudas. Todo dependerá de las posibilidades de cada quien”.

 

3. Ahorrar para lo planificado. Una excelente forma de adquirir lo que se necesita y lo que se quiere, es guardando por adelantado.

 

4. Ahorrar para lo previsible. “Sabemos que algunas cosas pasarán, como la renovación de la escolaridad o el impuesto del vehículo. Todo esto es previsible porque sabemos que sucederá, pero algunas no tenemos idea de cuándo sucederán”.

 

5. Ahorrar para mejorar su calidad de vida. “Con los dos ahorros anteriores estamos evitando utilizar dinero para pagar intereses. Es el momento de dedicar una parte de nuestros ingresos a construir capital. Si quiere comprar su vivienda o adquirir un lujo debe tener el dinero sin necesidad de recurrir a efectivo caro.

 

6. Aumentar su FQ (Coeficiente de inteligencia financiera). Esta es una obligación para saber manejar el dinero.

 

7. No gastar en imprevistos, si no son prioridad. Tener un plan para el año y revisarlo cada mes, sacando e ingresando objetivos.

 

Si se presenta un gasto que no esté planificado se debe analizar con cuidado si es una prioridad. “Nuestros recursos son por lo general limitados, si los usamos para algo que no es de nuestra prioridad no podremos obtener otros bienes o servicios que sí lo definimos como tal. Siempre puede llegar un amigo incitándonos a gastar en fiestas, vestimenta… si el dinero planificado para dichas adquisiciones no está disponible, es hora de saber decir no”.

 

8. Aumentar los ingresos y capacitarse lo más posible. No con títulos, sino con conocimientos de utilidad, de los que pueden traer ingresos. Aprender para subir en la empresa, para conseguir otro trabajo, para ser independiente… La búsqueda de ingresos es importante si quiere realmente lograr más.

 

9. Mantener el curso. Desviarse es muy fácil, no se debe perder el tiempo, hay que seguir el plan al pie de la letra. “Solo cuando se vaya a revisar deben hacerse cambios. “En el camino es más útil la persistencia que la flexibilidad”.

 

10. Pararse al caerse. “En ocasiones tropezaremos… lo importante es levantarse lo más rápido posible. De lo contrario es muy difícil conseguir lo que nos planteamos”.

 

Fuente: Hoy

Shares