El problema de las generaciones a la crisis por la pandemia de coronavirus

La identidad generacional contribuye a cómo los seres humanos estamos reaccionando a la realidad actual y a las directivas en medio de la pandemia por coronavirus. Quiénes están más preocupados, quiénes no están dispuestos a prestar atención a las advertencias y por qué

 

Sí, una pandemia global se ha convertido en otra división generacional. Los titulares han apuntado a la Generación Z y a los millennials por su incapacidad para quedarse en casa, castigaron a los boomers por no tomar la amenaza a su salud más en serio y celebraron el talento de la Generación X por pasar el rato y no hacer nada.

 

Parece que algunos millennials y personas de la tercera edad no han estado tan preocupados por el riesgo de contraer COVID-19: antes e incluso al comienzo de la cuarentena total, muchos jóvenes continuaron yendo a todos los lugares de distracción bares y restaurantes a pesar de la necesidad de distanciamiento social.

 

Y según una encuesta que realizó la firma de consultoría global y de investigación de mercado Harris a 2000 adultos el 13 de marzo, el 77% de los adultos mayores de 65 años y el 67% de los millennials (los nacidos entre 1981 y 1996) dijeron que es “poco probable” que contraigan el virus, que ha infectado al menos a 450.000 personas alrededor el mundo.

 

Entonces, ¿quién está tomando en serio COVID-19? Posiblemente, la Generación X, que nació entre 1965 y 1980 según el Centro de Investigación Pew, y a menudo se la conoce como la “generación sándwich” porque muchos cuidan de niños y padres mayores. En las redes sociales, el hashtag #GenX fue tendencia porque para muchos se trata de la generación que está más preparada para vivir de forma aislada.

 

Una teoría es que la Generación X podría tener más experiencia trabajando en tiempos tumultuosos, ya que estuvieron en la fuerza laboral durante otros momentos cruciales como el 11 de septiembre y el colapso del mercado de valores de 2008 en Estados Unidos, por ejemplo.

 

Y en medio de la pandemia de COVID-19, muchos Gen X-ers que son responsables de administrar los hogares, cuidar a los niños y cuidar a los padres ancianos deben asumir la peor parte del estrés.

 

Las generaciones anteriores, como los baby boomers (los nacidos entre 1946 y 1964) y mayores, pueden tener un mayor conjunto de experiencias, pero su atención probablemente se centrará en preocuparse por los hijos y los nietos más que por su propia salud.

 

Continuar Leyendo…

 

Shares