Luis Abinader gana las elecciones presidenciales y se respiran nuevos aires

Luis Abinader primer presidente del mundo electo en medio de pandemia. PRM obtiene el 53,11 % de los votos y no necesitaría una segunda vuelta.

República Dominicana realiza las primeras elecciones con pandemia con gran afluencia de votantes.

 

El candidato del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, ha obtenido el 53,11 % de los votos en las elecciones presidenciales que se celebraron en la República Dominicana este domingo, según los primeros resultados oficiales, que supondrían el primer cambio en el Gobierno en 16 años.

 

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en el poder desde 2004, ha obtenido el 37,10 % de los sufragios, con el candidato Gonzalo Castillo, cuando se había escrutado el 30% de los votos, según ha informado la Junta Central Electoral (JCE).

 

En el caso de que Abinader no supere el 50 % de los votos cuando finalice el recuento, será necesaria una segunda vuelta, que se celebraría el 26 de julio. 

 

El candidato de la oposición ya se ha celebrado el triunfo de los comicios con los resultados provisionales, que también conceden al PRM el control del Senado, hasta ahora en manos del oficialista PLD.

 

«Aunque la Junta Central Electoral no ha proclamado el resultado, las proyecciones apuntan a que nuestra victoria es irreversible», ha afirmado en un discurso ante sus seguidores en su comando de campaña.

 

Por su parte, Castillo ha reconocido el «merecido» triunfo de su rival. «El conteo demuestra que hay una tendencia irreversible y que a partir de ahora tenemos un presidente electo y que será el presidente de todos los dominicanos a partir del 16 de agosto», ha declarado el aspirante oficialista a los periodistas. 

 

Primer cambio en el poder en 16 años
De confirmarse los resultados, supondrán la primera alternancia de la fuerza política en el poder desde 2004 y un gran varapalo para el PLD, formación que controlaba el Parlamento (bicameral) y llevaba cuatro mandatos seguidos al frente del Ejecutivo, primero con Leonel Fernández y luego con Danilo Medina.

 

Fernández abandonó el PLD el pasado octubre denunciando un fraude en las primarias de ese partido, en las que salió victorioso Castillo. Fundó la Fuerza del Pueblo (FP) con el propósito declarado de desalojar del poder a su antigua formación, pero el escrutinio concede, hasta ahora, un escueto 8,7 % al tres veces presidente dominicano.

 

El vuelco no supone un cambio de color en términos ideológicos, puesto que tanto el PLD como el PRM son en origen de centroizquierda, pero en la práctica ambas formaciones amoldan sus políticas a la coyuntura.

 

En cualquier caso, Abinader promete modernizar el Estado y combatir la corrupción, la impunidad y el clientelismo, prácticas que atribuye al PLD y que han contribuido a desgastar la imagen del partido oficialista, a pesar de la buena marcha de la economía en los últimos años.

 

Elecciones en medio de la pandemia de coronavirus
Las elecciones han tenido  lugar en plena pandemia, en momentos de cifras récord de contagios en el país, con más de mil nuevas infecciones diarias en los últimos días. El mismo virus obligó a aplazar las elecciones, previstas para el 17 de mayo. 

 

Finalmente, los dominicanos han votado con mascarilla, gel hidroalcohólico y guardando distancia de seguridad en los colegios electorales, donde no obstante se han producido algunas aglomeraciones.

 

La pandemia ha obligado a cancelar la votación de dominicanos residentes en varios países extranjeros, entre ellos Canadá, Reino Unido, Panamá o Argentina, país donde las autoridades dominicanas anunciaron el sábado la imposibilidad de celebrar los comicios. El proceso sí se ha podido celebrar en Estados Unidos y España, países donde vive el grueso de la diáspora dominicana.

 

Fuente

Shares