Valentía para enfrentar las pruebas de la vida

La Biblia detalla la valentía que el apóstol Pablo demostraba en las pruebas. Fue combatido por líderes religiosos, maltratado por magistrados y agredido por turbas. Sin embargo, se mantuvo firme. ¿Cómo lo hizo?

 

Veamos el testimonio de Pablo. Dijo que vino a los corintios en debilidad, y que habló con temor y temblor (1 Co 2.3). Afirmó que había sido abrumado más allá de su capacidad de soportar (2 Co 1.8). De hecho, en una ocasión su temor fue tan fuerte que un ángel lo exhortó a no tener miedo (Hch 27.24). Pablo era humano, como nosotros.

 

¿Qué sabía Pablo que pudiera ayudarnos? Dondequiera que estuviera el apóstol, Dios estaba presente. Él confiaba en la orientación del Espíritu Santo, y también era confortado por la seguridad que le daba el Señor de su compañía (Hch 18.9). Aunque parecía que Pablo estuvo solo ante sus acusadores, reconoció que en realidad tenía la compañía del Señor. Con el Todopoderoso a su lado, no tenía nada que temer.

 

Puesto que pertenecemos a Jesucristo, podemos estar seguros de que Dios siempre está con nosotros. También tenemos la promesa eterna de la compañía del Salvador, y al Espíritu Santo como nuestro acompañante permanente. Al abrazar estas verdades, encontraremos la valentía para enfrentar las pruebas de la vida.

 

Fuente: Encontacto.org

Shares