Los Bucks sobreviven ante los Heat y Lakers frenan a Rockets

Los Milwaukee Bucks lograron un triunfo vital el domingo ante los Miami Heat, con el que evitaron una eliminación 4-0 en las semifinales de la Conferencia Este, pero desconocen si podrán contar a partir de ahora con su estrella Giannis Antetokounmpo.

 

La emoción de la jornada se concentró en el choque de los Milwaukee Bucks, el mejor equipo de la fase regular de la NBA que este domingo esquivó la primera bala que tenían los Heat para eliminarle.

 

Liderados por Khris Middleton (36 puntos), los Bucks vencieron en la prórroga por 118 a 115 y pusieron el 3-1 en la serie a pesar de que no contaron con Antetokounmpo, el Jugador Más Valioso (MVP) de la NBA, desde el segundo cuarto por un esguince en el tobillo derecho.

 

Antetokounmpo ya se había torcido ese mismo tobillo derecho en el partido anterior y fue duda hasta última hora para el duelo del domingo, en el que finalmente decidió competir.

 

Pero a mediados del segundo cuarto, el griego se volvió a dañar el tobillo durante una entrada a canasta y, después de lanzar dos tiros libres cojeando, tuvo que retirarse al vestuario entre grandes gestos de dolor.

 
Su entrenador, Mike Budenholzer, dijo que aún desconocen si Giannis estará disponible para el quinto partido del martes, que también será a vida o muerte para los Bucks.

 

“Lo están evaluando ahora”, dijo Budenholzer. “Recibirá tratamiento durante la noche, y veremos cómo está en las próximas 24 a 48 horas”.

 

Lebron y Davis imparables

 

La pareja LeBron James y Anthony Davis impidió anoche una nueva victoria de los Houston Rockets y lideró el triunfo de Los Angeles Lakers por 117 a 109 con el que se colocan 1-1 en las semifinales del Oeste.

 

James rozó el triple-doble con 28 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias, además de 4 robos y 2 tapones, mientras que Davis sumó 34 puntos y 10 rebotes.

 

Por los Rockets, James Harden anotó 27 puntos pero la otra figura, Russell Westbrook, solo sumó 10 unidades con un desafortunado 4 de 15 en tiros de campo, además cometer 7 pérdidas de balón.

 

 
“Es culpa mía. Soy dueño de mis errores. Soy dueño de lo que hago. Y eso es todo”, dijo el MVP de la temporada 2017.

 

Tras el golpe de la derrota del viernes, los Lakers arrancaron con fuerza el partido marcando un parcial de 36-20 en el primer cuarto, pero los Rockets, con su frenético y atrevido estilo de juego, se les volvieron a poner por delante después de un excepcional tercer asalto. 

 

Esta vez, sin embargo, James y Davis no permitieron que el triunfo se les escapara al mejor equipo del Oeste en la fase regular.

 

 
Los siguientes partidos de estas dos series se jugarán el martes en Disney World.

 

AFP

 
 
 

Shares