El Covid-19 y los daños al basket dominicano

El presidente de Fedombal, ingeniero Rafael Uribe, lamenta que muchos torneos fueron detenidos por causa de la pandemia y otros han sido suspendidos, entre ellos la LNB.

 

Santo Domingo, RD.- La pandemia del coronavi­rus ha causado grandes es­tragos en todos los sectores de las sociedades del mun­do, pero en República Do­minicana ha dado una gran estocada al baloncesto.

 

Miles de empleos y mi­llones de pesos se han per­dido a causa del Covid-19.

 

A partir del mes de mar­zo pasado, todas las acti­vidades del baloncesto tu­vieron un parón que aún se mantiene.

 

El ingeniero Rafael Uri­be, presidente de la Fede­ración Dominicana de Ba­loncesto (Fedombal), es categórico al afirmar que el coronavirus “ha hecho un gran daño” a esa disciplina.

 

Apunta que el deporte en general ha sufrido y si­gue sufriendo mucho da­ño en todo el mundo, pero de manera directa en Re­pública Dominicana.

 

Inventario
Relata que en el país se ce­lebran cerca de una vein­tena de torneos superio­res de manera regular y otros de manera irregular que emplean, no solo a ju­gadores, sino a entrenado­res, asistentes a entrena­dores, oficiales de mesa, árbitros, gente que operan cantinas, la venta de taqui­llas, entre otros, que no es­tán trabajando, no están generando recursos. “Eso es penoso”.

 

“Esos torneos generan una gran cantidad de em­pleos y recursos. Eso nos ha hecho mucho daño”, sentenció Uribe, también vicepresidente del Comité Olímpico Dominicano.

 

Cita el torneo del Dis­trito Nacional que genera unos 50 millones de pe­sos, el cual fue suspendi­do, “dejando sin trabajo a mucha gente”.

 

Lo mismo que el tor­neo superior de la ciudad de Santiago que produce unos 45 millones de pe­sos y también fue suspen­dido, dejando mucha gen­te sin trabajo y los negocios que operan alrededor de esos eventos, cerrados. “Eso causa una gran pena”, sostuvo Uribe, que expresa que la Fedombal sigue tra­bajando y preparándose para el regreso.

 

El más alto dirigente del baloncesto dominica­no afirma que en términos económicos “las pérdidas han sido muy cuantiosas”.

 

Lamenta la suspensión del torneo de la Liga Profe­sional en el que intervienen seis equipos. “Ese torneo debe generar unos 100 mi­llones de pesos”.

 

Los equipos que intervie­nen en el torneo de la Liga Profesional son los Leones de Santo Domingo, Tita­nes, Indios de San Francis­co, Reales de La Vega, Ca­ñeros de San Pedro de Macorís y Soles.

 

Además de los torneos superiores del Distrito Na­cional y el de Santiago tam­bién fueron pospuestos o aplazados el de Azua, Ne­yba, San Cristóbal, Moca, Puerto Plata, Santiago Ro­dríguez, Moca, Mao, Daja­bón, Bonao, San Pedro de Macorís, La Romana, Hi­guey, San Juan de la Ma­guana, Monte Plata.

 

Con cierta nostalgia pre­cisa que el torneo de La Ve­ga “está en veremos”.

 

Otros torneos que aun­que no son regulares, pe­ro se realizan con cierta re­gularidad son los de Baní, Ocoa, El Seibo, Hato Ma­yor, Cotuí, este último se estaba realizando, cuen­ta Uribe, pero también fue suspendido.

 

Pérdidas económicas
La Fedombal ha sufrido por la no realización de esos evento, también ha perdi­do importantes patrocinios, citando a Jet Blue, princi­pal sponsor de esa entidad. Igualmente señala a poten­ciales patrocinadores que “estaban en carpeta” que detuvieron su decisión de respaldo por la paraliza­ción que provocada por el coronavirus. La pandemia del Covid-19 ha provoca­do la suspensión de todos los eventos nacionales, es­pecialmente los de catego­rías menores, dijo Uribe, al tiempo de precisar que “to­dos los procesos elecciona­rios” provinciales “han sido suspendidos”.

 

Exhorta a los dirigentes provinciales a estar muy pendientes de las autorida­des sanitarias, para obser­var de manera estrictas sus instrucciones con motivo de la pandemia “que aún se mantiene activa”.

 

“Que planifiquen para cuando se abra, estar listos para arrancar con más fe”, siguió diciendo Uribe.

 

Lamentó igualmente que el torneo de “repechaje” que debía asistir el equipo nacional en busca de una plaza para el Mundial fue­ra aplazado. Ese evento es­taba proyectado para efec­tuarse en Serbia.

 

Lo mismo que la clasifi­cación del equipo 3×3 que iba en busca de una plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, también fue suspendido.

 

SEPA MÁS
Efectos en DN y Santiago
El decano
El torneo distrital hu­bo de ser detenido en la parte final de la serie re­gular, quedando pen­diente la realización del “Todos Contra Todos” y, obviamente, la serie fi­nal.

 

Santiago.
En la justa de la Ciudad Corazón solo faltaba de­cidir el campeón. En la ronda final se enfrenta­rían los quintetos de los clubes Pueblo Nuevo y Gregorio Urbano Gil­bert.

 

Otro traspie.
La Liga Nacional de Ba­loncesto fue definitiva­mente suspendida la edición correspondiente a este año. Esta por ver­se si hará en el 2022.

 

En dudas.
Asimismo, los eventos de Azua y Bahoruco co­rrieron la misma suerte, mientras que los de La Vega, Moca y La Provin­cia Altagracia son una interrogante.

 

 

 

Fuente

Shares