La Palabra de Hoy: Vivir por fe

¿Duda del poder de Dios? Si es así, quizás se deba a que en algún momento Él no respondió una oración como esperaba. Pero eso no significa que no pueda hacer lo que usted desea; solo demuestra que el Señor tenía un plan diferente en mente. Vivir por fe no es una cuestión de esperar que Dios haga lo que usted quiera, sino de confiar en que hará lo que Él desea.

 

Algunas veces podemos sentirnos como el hombre de la historia de hoy, cuyo hijo estaba poseído por un espíritu maligno. Tenía dudas en cuanto a la capacidad de Cristo de sanar, a pesar de que había demostrado una y otra vez que podía hacerlo. Todos podemos identificarnos con la respuesta del padre: “Creo; ayuda a mi incredulidad” (Mr 9.24).

 

A veces, incluso los cristianos experimentamos cierta incertidumbre con respecto a los caminos, la verdad o la capacidad de Dios. Sin embargo, cuando eso sucede, Él es misericordioso en nuestra debilidad. No obstante, las dudas persistentes pueden ser un obstáculo espiritual. La Biblia dice que un incrédulo es “de doble ánimo” e “inconstante en todos sus caminos” y no debe esperar recibir nada del Señor (Stg 1.6-8).

 

Para vencer las dudas y andar con confianza por fe, debemos aprender a conocer el carácter, los caminos y los deseos de nuestro Padre celestial por medio de su Palabra.

 

 

FUENTE: www.encontacto.org

Shares