La Palabra de Hoy: El mejor regalo

Nuestro Padre celestial nos colma de muchos buenos regalos, pero el que los supera a todos es su Hijo (Jn 3.16). El eterno Creador de todas las cosas se revistió de humanidad para venir al mundo como un bebé. Aunque Él parecía insignificante para el mundo, era el mejor y más necesario regalo que hemos recibido.

 

El pecado ha arruinado a la humanidad, dejándonos bajo la ira de Dios y en una condición desesperada. Necesitamos el perdón de los pecados, la liberación del juicio divino y la eliminación de nuestra culpa. El Señor Jesús vino a hacer todo esto por aquellos de nosotros que lo recibimos por medio de la fe.

 

Pero el regalo de Dios de su Hijo no termina ahí. Cuando confiamos en Cristo para salvación, nos convertimos en los hijos amados del Padre, que recibiremos una gloriosa herencia en el cielo. Y, mientras tanto, Él provee todo lo que necesitamos para la vida y la piedad.

 

¿Ha recibido usted por fe el regalo del Hijo de Dios, o lo ha mantenido como un bebé en el pesebre, para ser recordado solo en Navidad? Si pone su fe en Él hoy, disfrutará de las extraordinarias bendiciones que solo se encuentran en Cristo.

 

 

Fuente: Encontacto.org

Shares