La Palabra de Dios: La fe «Un enfoque firme»

Permanecer en la voluntad de Dios requiere un enfoque firme y lleno de fe. La vida de José es un buen ejemplo. Los hermanos de José lo odiaban tanto que lo vendieron a una caravana que se dirigía a Egipto. Allí se convirtió en el esclavo de Potifar, capitán de la guardia de Faraón. José cumplió sus deberes con excelencia y, como resultado, fue promovido para supervisar la casa de Potifar, mientras mantuvo su mirada centrada en el Señor.

 

Nuestro enfoque nos ayuda a elegir la santidad sobre la tentación. La esposa de Potifar intentó seducir a José, pero él rechazó sus insinuaciones. Cuando se negó a pecar contra Dios (Gn 39.9), ella lo acusó falsamente y le creyeron sus mentiras. Así que Potifar lo encarceló, sin tomar en consideración lo responsable que había sido en su trabajo. Si hubiéramos estado en el lugar de José, le habríamos preguntado al Padre celestial por qué lo permitió. Sin embargo, José aguantó y continuó creyendo que Dios no lo había abandonado ni que había perdido el control de la situación.

 

En momentos de estrés, descubrimos cuánto confiamos de verdad en el Señor. Si la duda sobre sus promesas se arraiga en nuestro pensamiento, eso puede desviarnos del camino elegido para nosotros. Pero con una fe firme, podemos reconocer la presencia de Dios y perseverar donde sea que estemos.

 

 

Fuente: Encontacto.org

Shares