Archivo de la etiqueta: Adictos

La oficina de Hogar Crea en Villa Consuelo y su trabajo

Villa Consuelo.- Cuentan con cinco centros y una oficina nacional, ubicada en Villa Consuelo, donde los interesados acuden para solicitar ayuda. Allí, se les hace una evaluación general para determinar su condición y el tipo de tratamiento a aplicar.

 

Hogar Crea Internacional inició sus labores en República Dominicana en 1986. Es una organización sin fines de lucro dedicada a la prevención y al tratamiento de la adicción a las drogas en todas sus manifestaciones, la cual fue establecida el 28 de mayo de 1968 por su fundador Juan José García Ríos, en el Barrio Saint Just del pueblo de Trujillo Alto. La sigla CREA significa Comunidad de Reeducación de Adictos, cuya filosofía está basada en el principio existencial de responsabilidad individual y colectiva, esfuerzo propio, y ayuda mutua.

 

El tratamiento en Hogar CREA está estructurado en fases o pasos ascendentes que retan al residente a ir superando y escalando etapas que lo conducen a la reeducación de su carácter. Las mismas son: inducción; introspección, identificación y crecimiento; crecimiento intensivo; y seguimiento. El adicto y/o la persona con problemas de conducta comienza a asumir la responsabilidad de su propio tratamiento al llegar como compromiso existencial y continúa ascendiendo por las diferentes fases del tratamiento hasta llegar al Nivel V, que es la etapa final de su reeducación antes de reintegrarse a la comunidad. Este proceso se prolonga por un período de dos años a dos años y medio, aproximadamente.

 

Recuperarse de una adición, ya sea de cualquier tipo de drogas o alcohol, tarda alrededor de dos años. Describe El Caribe

 

La recuperación es un proceso que conlleva cuatro fases, donde la persona que busca asistencia tiene que pasar por una serie de procedimientos que la ayudarán a rehabilitarse.

 

El director de Tratamiento de Hogar Crea Internacional, Luis Martez, explicó a elCaribe que es un procedimiento interno, evaluativo y sistemático, que va en orden ascendente por fases, que, a su vez, está dividido en etapas.

 

Durante un año y ocho meses, de manera gratuita, los rehabilitados están internos en el centro, donde la mayoría son jóvenes de entre 20 y 45 años de barrios marginados, que durante el proceso van adquiriendo responsabilidades simbólicas, de acuerdo al progreso que tengan en el tratamiento.

 

Proceso

La persona que termina el proceso es considera por Hogar Crea Internacional como reeducada. A medida que va progresando tendrá la oportunidad de salir del centro por unos días, para visitar a sus familiares.

 

El programa de rehabilitación es en un ambiente ajeno a todo tipo de sustancias para los internos de los centros.

 

Consta de 14 modalidades de terapia, pero actualmente solo utilizan 12, que son: individual, grupal, ayuda de pares o confrontación, que es cuando la persona incurre en violación de las normas del programa; espiritual, familiar, recreativa, deportes, educativa, entre otras, las que son implementadas por egresados y profesionales de la conducta que asisten y supervisan el procedimiento.

 

La mayoría de los adictos son dependientes al alcohol, la marihuana, el crack y la cocaína.

 

Martez explicó que el porcentaje de recaída de las personas que ingresan al tratamiento y lo terminan por completo, no excede del 10 por ciento. En el caso de las personas que no culminan el tratamiento y vuelven a recaer en el uso y abuso de sustancias, indicó, que lo deben retomar otra vez.

 

“El que está en tratamiento está ajeno a todo tipo de sustancia; si la usó, recayó. Es un concepto radical que nosotros tenemos, y la razón única es que entendemos que la adición de drogas es una infección muy fuerte y cuando existe una infección fuerte, el tratamiento debe ser fuerte”, añadió.

 

Rechaza la legalización de la marihuana

Con relación a la despenalización del uso de la marihuana, el director del Hogar Crea Internacional está totalmente en desacuerdo. “No tenemos un orden jurídico y social para sustentar eso. Nosotros no podemos estar de acuerdo con que se legalice la marihuana u otro tipo de droga, para que con este desorden uno inyectarle más tentación negativa a la sociedad”, expresó. Sin embargo, recalcó que no se oponen al uso medicinal de esta droga.

 

 

Llegó a República Dominicana la medicina para adictos a heroína

Está en el país el medicamento que será aplicado a una población de consumidores de heroína, informó el director ejecutivo de Casa Abierta, Juan Radhamés de la Rosa.

 
Dijo que el Programa de Atención a Usuarios de Heroínas lo ejecuta el Ministerio de Salud Pública, a través del Centro de Atención Integrado a los Drogodependientes en el Hospital Francisco Moscoso Puello, en Santo Domingo.

 

De la Rosa indicó que esta labor se realiza con la Universidad de Puerto Rico.

 

Anunció que también trabajan con el Consejo Nacional de Droga y organismos internacionales en una propuesta de modificación de la anacrónica Ley 50-88, sobre Drogas, que data de 1988.

 

Sin embargo, De la Rosa declaró que en el país no hay estadísticas que demuestren la cantidad de personas que consumen o trafican con droga y que la última medición de hizo hace cinco años, para conocer el sector estudiantil.

 

“El país no tiene un instrumento que le permita medir el incremento o si ha bajado el consumo de estas sustancias, porque nuestra política de drogas es básicamente desde el punto de vista de la represión y no se han ocupado de entender el fenómeno que implica investigar, hacer estudios, tener datos viables para poder generar una política”.

 

Critica que al problema de las drogas no se le preste atención preventiva y tratamiento, aunque no afirma categóricamente que haya incremento.

 

De la Rosa dice que se requieren mediciones periódicas, para determinar cómo las drogas afectan a la ciudadanía en sentido general.

 

Situación de la niñez. Para menores de edad con la conducta desviada por consumo de droga, Casa Abierta dispone de una atención psicológica. Acoge niños, niñas y adolescentes, a quienes atiende por uso de sustancias y de comportamiento que no se adaptan a la realidad.

 
Cuando hay casos de adiciones son sometidos al programa ambulatorio. La entidad cuenta con una “ludoteca” en el sector Simón Bolívar de esta capital, dirigida a prevenir que niños y adolescentes desarrollen conducta inadaptada o consuman sustancias prohibidas.

 

De la Rosa expresó  al  periódico Hoy que reciben demandas de familias que llevan adolescentes, generalmente por problemas de conductas.

 

El psicólogo De la Rosa señala que aparecen niños menores de 12 años consumiendo drogas en familias y que los que están en las calles desde los siete años se convierten en consumidores que inhalan gasolina y pegamento de calzado. Estas sustancias químicas son las que más dañan los pulmones.

 

Por falta de capacidad instalada, solo pueden hablar de casos anecdóticos.

 

Aunque la Ley 136-03 creó el Código del Menor y el sistema de Protección de los Niños, Niñas y Adolecentes, De la Rosa lamenta que el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani) no tenga dentro de su política recoger a los niños que crecen en las calles, muchos de los cuales fallecen atropellados por automóviles, por enfermedades o simplemente se mantengan en condiciones infrahumanas.

 

“Las únicas veces que hay respuesta de las autoridades es cuando esos niños y niñas se acercan a las zonas turísticas. Entonces, se les quiere sacar de la zona, pero no como atención a ellos, sino para que no afecten el turismo”, dijo recordando que trabajan con niños en comunidades vulnerables.

 

No conoce la causa por la que no se notan tantos jóvenes deambulando por las calles, en aparente consumo de droga y considera que esto puede ser positivo o negativo.

 

Principales drogas. El alcohol es la droga más demandas en todas las poblaciones, de acuerdo a De la Rosa, incluso, en niños, seguida por la marihuana o cannabis, utilizada en todos los sectores como alucinante.

 

Luego, están la cocaína (droga de clase media), metanfetaminas y éxtasis, esta última de consumo bajo en República Dominicana.

 

“La cocaína se usa en fiestas de clase media y de clase alta”, donde la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) no entra a hacer represión. De la Rosa afirma que hay vinculación con poder y el dinero.

 

Indicadores de consumidores de drogas, dice que están en su cambio de comportamiento y círculos de amigos, bajo niveles de estudios, poco sueño o mucho sueño, subida o baja de peso corporal.

 

Rechaza la represión de todos los gobiernos con los consumidores de droga, aunque reconoce que el Gobierno Danilo Medina ha mostrado interés en accionar cambios.