Archivo de la etiqueta: conexión

WhatsApp ya permite hacer videollamadas de hasta 8 personas

¿Competencia a Zoom? Cómo hacer una videollamada de 8 personas en WhatsApp

 

En estos días se venía anticipando que WhatsApp estaba evaluando aumentar la cantidad de usuarios con los que se puede hacer videollamadas. Y finalmente lo hizo: se incrementó de 4 a 8 el límite de usuarios con los cuales se puede establecer este tipo de comunicación.

 

La aplicación aumentó, hace unos días, el límite de usuarios con los cuales se puede establecer este tipo de conexión.

 

Las últimas versiones de WhatsApp, tanto en Android como en iOS, permiten hacer videollamadas de hasta 8 personas. Esta novedad llegó la semana pasada pero quizás no todos los usuario cuenten aún con la última versión de esta app. ¿Cómo actualizarla?

 

Ingresar en Play Store, en el caso de los usuarios con Android, o Apple Store, en el caso de los usuarios con iOS. Una vez allí, buscar WhatsApp y presionar el botón “actualizar”. Si esta opción no aparece entonces es que ya están con la última versión de WhatsApp instalada.

 

Cómo hacer la llamada grupal de 8 personas:

Tanto en Android como en iOS hay que seguir los siguientes pasos:

1- Abrir WhatsApp e ingresar en la tercera pestaña, donde figura la opción “Llamadas”

2- Buscar el icono del teléfono con el símbolo «+», que se encuentra en el margen inferior y presionarlo

3- Ahora elegir la opción Nueva Llamada de Grupo

4- Empezar a añadir contactos hasta un máximo de siete. El octavo integrante es el usuario que está organizando la llamada grupal

5- Una vez hecho esto, iniciar la videodellamada

 

Otra opción es ingresar directamente a un chat grupal de WhatsApp y presionar la opción de viodellamada o bien directamente llamar a un contacto y luego ir añadiendo participantes.

 

Cómo silenciar integrantes de un chat grupal

Existe un sencillo truco que podría ayudarte a silenciar a uno o más integrantes de un grupo de WhatsApp ya creado. Para hacerlo basta con hacer algunos cambios en el menú de configuración del chat en cuestión.

 

La idea es optar por la opción que permite enviar contenido (mensajes de voz o texto, fotos, videos, etc) sólo a los administradores del grupo. O sea que el primer paso es verificar quiénes son los administradores. Para silenciar a una o más personas, entonces, el primer paso es quitarle/s los permisos de administrador.

 

Para esto hay que presionar en el nombre del chat grupal y así se ingresará el menú de opciones. Luego, cuando estés en la lista de usuarios, presioná sobre el nombre de la persona a la que le querés quitar los permisos de administrador y elegí la opción “Descartar como administrador”.

 

Al hacerlo, esa persona dejará de ser administrador y recibirá una notificación al respecto donde verá que ya no es administrador del grupo. Una vez hecho esto hay que ingresar al menú de configuración de ese chat. Para eso, nuevamente se debe presionar en el nombre del chat grupal y luego donde dice Ajustes del grupo/Enviar mensajes. Donde dice “todos los participantes” cambiar por la opción “ Solo administradores”. Eso quiere decir que sólo podrán enviar mensajes quienes hayan sido designados en esa función. En resto de los integrantes podrán leer el contenido que se comparta por esa vía pero no podrán mandar nada.

 

Mensajes virales

Hace unos días, WhatsApp informó que bajó la circulación de contenidos virales en un 70%desde el 7 de abril que fue cuando se limitó a una la cantidad de veces que se pueden reenviar los mensajes virales o “altamente reenviado”.

 

Desde la implementación de esta restricción, sólo es posible compartir una vez estos mensajes por WhatsApp. El objetivo de esta medida, según anunció la compañía, escombatir la desinformación algo que cobra especial relevancia en estos momentos de pandemia donde, como se sabe, se han identificado múltiples audios y otros mensajes con información falsa o engañosa en relación al coronavirus.

 

Fuente: www.infobae.com

El mundo se pararía, si el internet dejará de funcionar por un día?

Al profesor Jeff Hancock, de la Universidad de Stanford, le gusta dejar como tarea ejercicios que les permitan a sus estudiantes poner en práctica la teoría que ven en clases.

Antes del 2008, desafiaba a sus alumnos a permanecer 48 horas alejados de la red, para luego discutir en el aula cuáles habían sido los efectos observados.

En el 2009, Hancock regresó luego de un año sabático e intentó realizar los mismos ejercicios.

«Cuando traté de proponer este reto, hubo una revuelta en la clase. Enfáticamente dijeron que esa tarea era imposible e injusta», cuenta.

Los estudiantes argumentaron que, al estar fuera de internet durante un fin de semana, no podrían culminar las tareas correspondientes a otras materias.

Adicionalmente, esa «ausencia» del mundo digital arruinaría sus vidas sociales y generaría preocupación entre sus familiares y amigos, quienes se angustiarían ante el temor de que algo terrible les hubiese ocurrido.

Hancock comprendió los argumentos y canceló la tarea.

Todos conectados

En 1995, menos de 1% de la población estaba conectada a internet. Para ese entonces la red era una curiosidad, usada más que nada en Occidente.

Al día de hoy, más de 3.500 millones de personas, casi la mitad de la humanidad, se conecta a la red y el número sigue creciendo a una velocidad de 10 nuevos usuarios por segundo.

De acuerdo con el Centro de Investigaciones Pew, una quinta parte de la población estadounidense utiliza internet «casi continuamente» y 73% dice que se conecta al menos una vez al día.

Para muchos, es virtualmente imposible imaginar la vida sin internet.

«Uno de nuestros mayores problemas con la red en estos días es que las personas la dan como un hecho automático. No entienden el grado de penetración que le hemos dado en casi todos los aspectos de nuestras vidas», comenta William Dutton, de la Universidad del Estado de Michigan.

«Ni siquiera piensan en la posibilidad de no tener acceso».

Qué puede fallar

Internet no es inviolable. En teoría, pudiera desaparecer nacional o globalmente por cierto tiempo.

Por ejemplo, pudiera ocurrir un ciberataque. Si unos hackers insertan en la red un software maligno que afecte los routers, el tráfico en la red quedaría bloqueado.

Alguien pudiera cortar los cables que permiten el tráfico de datos entre continentes.

Quizás no sean un blanco fácil para los hackers, por encontrarse a gran profundidad en el mar, pero es factible una avería accidental, como ocurrió en el 2008, cuando personas en India, Medio Oriente y el sureste de Asia quedaron desconectadas.

¿Pueden los submarinos rusos dejar al mundo sin internet?

Por otra parte, algunos gobiernos tienen los llamados «interruptores» para «apagar» internet en sus países, aunque no sencillo de lograr. Mientras más grande y desarrollado es el país, este escenario es más difícil, debido al elevado número de conexiones dentro y fuera de sus fronteras.

El golpe más severo que se pudiera llevar internet vendría del espacio. Una enorme tormenta solar destruiría satélites, celdas de poder y sistemas de computación.

«Lo que las bombas y el terrorismo no pueden lograr podría ocurrir en instantes con una tormenta solar», dice David Eagleman, un neurocientífico de la Universidad de Stanford.

«Tormentas geomagnéticas gigantes eventualmente llegarán a nosotros», asegura.

 

WhatsApp realiza tres actualizaciones importantes