Archivo de la etiqueta: cultura

10 de Febrero: Día Nacional del Folklore Dominicano

En la República Dominicana, la palabra “folklore” aparece impresa por vez primera, treinta y cuatro años después de su aceptación internacional, el 10 de febrero de 1884.

 

En una carta enviada al periódico “The Atheneun”en Inglaterra, William John Thomas, con el seudónimo de Ambrose Melton, el 22 de agosto de 1846, propuso que la literatura popular (cuentos, leyendas, tradiciones, poesías, adivinanzas, canciones, etc.) fueran bautizadas con el nombre de “Folklore”, (folk: pueblo, lore: saber), lo cual significaba que la palabra folklore quería decir, “el saber popular”, “el saber del pueblo”.

 

Esta propuesta fue aprobado  por las academias a nivel mundial y poco después, fue aceptada no solamente como “saber popular”, sino también como “el saber sobre el pueblo”, es decir, el estudio del saber popular, identificándose, primero como folklorólogos y luego como folkloristas a los investigadores académicos que se dedicaban a su estudio, pasando a ser incluso, el folklore, a nivel académico en las ciencias sociales, una rama de la antropología cultural.

 

10 de Febrero: Día Nacional del Folklore Dominicano

Desde el 2001 cada 10 de febrero se conmemora el Día Nacional del Folklore Dominicano, este 2017 se han cumplido 16 años de su conmemoración.

 

Esta celebración se realiza debido a que el 10 de febrero de 1844, el periódico El Eco del Pueblo de Santiago dio a conocer en su edición 97 una carta pública bajo el seudónimo de Valle Gracia, donde por primera vez se menciona la palabra Folklore. En virtud al decreto 173-01 del Poder Ejecutivo del 2001, se escogió ese día para conmemorar la difusión pública del vocablo en el país.

 

Para el 2004 se crea la Dirección Nacional de Folklore (Dinafolk), demostrando así el interés en la población por las manifestaciones culturales que se ofrecen en el transcurso de los años.

 

¿El Folklore se define?

Llamamos folklore al conjunto de tradiciones y costumbres perteneciente a la cultura de un pueblo como son las manifestaciones artísticas, culturales, sociales o de conocimiento popular. También estas tradiciones salieron de manera espontáneas en el pasado y han llegado hasta nosotros gracias a los legados de generación tras generación.

 

El folklore no solo se recrea con la herencia de padre e hijos, sino que con el paso de los años va evolucionando y cambiando, a través de las experiencias de diferentes tradiciones de distintos lugares históricos y geográficos, se puede decir que el folklore es la cultura que más identifica al ser humano, siendo esta perteneciente de todos sin nadie en especifico, una cultura por y para el pueblo.

 

Tradiciones del Folklore Dominicano

El folklore dominicano se destaca de diversas formas, por su artesanía, colorido, música y el actor principal que es su gente. No obstante, el más popular y enriquecedor, es el merengue, cuyo ritmo permanece latente en la actualidad. Este tipo de música ha vivido una gran evolución musical.

 

Además del merengue, cabe destacar que la pintura y la escultura comenzaron a desarrollarse con la emigración de artistas e intelectuales españoles que escapando de la guerra civil española se establecieron en el país.

 

El Merengue: Música – Baile del folklore

El merengue es una de la música bailable del folklore dominicano, este ritmo surgió entre 1844 y 1850, teniendo sus orígenes con referencia a los hechos cotidianos, que lo convirtieron en un auténtico desafio, tanto así que llegó a prohibirse durante un tiempo en algunas regiones. No obstante, su ritmo contagioso logró derribar cualquier barrera de prohibición. Al pasar del tiempo fueron muchas las orquestas sinfónicas extranjeras que llegaron a entonar los acordes de varios compositores dominicanos como los de Rafael Solano, Juan Francisco García y Julio Alberto Hernández, estos llenaron de orgullo a la cultura dominicana marcando la historia del merengue y dejándolo como la gran tradición nacional.

 

En las interpretaciones merengueras es primordial el uso de los tres instrumentos presenciales a la hora de interpretar su música, que son: la güira, el acordeón y la tambora.

 

Vestimenta del folklore

En República Dominicana los dominicanos suelen vestirse como de costumbre con ropa de gran colorido y más aún para bailar al ritmo del merengue. Las mujeres dan uso a un largo vestido donde sobresalen los colores amarillo, rojo, blanco, azul y anaranjado, mezclando y haciendo complemento con los largos collares de piedras, pulseras y grandes aros, que lucen y embellecen su rostro. De igual manera, el hombre viste con trajes y zapatillas blancas, haciendo uso de un pañuelo en su cuello, como de costumbre del mismo color de la vestimenta de la mujeres.

 

 

Fuentes: conectate.com.do  /  acento.com.do

Hoy 10 de Febrero se celebra: «El Día Nacional del Folklore Dominicano»

Desde el 2001 cada 10 de febrero se conmemora el Día Nacional del Folklore Dominicano, este 2017 se han cumplido 16 años de su conmemoración.

 

Esta celebración se realiza debido a que el 10 de febrero de 1844, el periódico El Eco del Pueblo de Santiago dio a conocer en su edición 97 una carta pública bajo el seudónimo de Valle Gracia, donde por primera vez se menciona la palabra Folklore. En virtud al decreto 173-01 del Poder Ejecutivo del 2001, se escogió ese día para conmemorar la difusión pública del vocablo en el país.

 

Para el 2004 se crea la Dirección Nacional de Folklore (Dinafolk), demostrando así el interés en la población por las manifestaciones culturales que se ofrecen en el transcurso de los años.

 

¿Sabes que es el Folklore?

Llamamos folklore al conjunto de tradiciones y costumbres perteneciente a la cultura de un pueblo como son las manifestaciones artísticas, culturales, sociales o de conocimiento popular. También estas tradiciones salieron de manera espontáneas en el pasado y han llegado hasta nosotros gracias a los legados de generación tras generación.

 

El folklore no solo se recrea con la herencia de padre e hijos, sino que con el paso de los años va evolucionando y cambiando, a través de las experiencias de diferentes tradiciones de distintos lugares históricos y geográficos, se puede decir que el folklore es la cultura que más identifica al ser humano, siendo esta perteneciente de todos sin nadie en especifico, una cultura por y para el pueblo.

 

Tradiciones del Folklore Dominicano

El folklore dominicano se destaca de diversas formas, por su artesanía, colorido, música y el actor principal que es su gente. No obstante, el más popular y enriquecedor, es el merengue, cuyo ritmo permanece latente en la actualidad. Este tipo de música ha vivido una gran evolución musical.

 

Además del merengue, cabe destacar que la pintura y la escultura comenzaron a desarrollarse con la emigración de artistas e intelectuales españoles que escapando de la guerra civil española se establecieron en el país.

 

El Merengue: Música – Baile del folklore

El merengue es una de la música bailable del folklore dominicano, este ritmo surgió entre 1844 y 1850, teniendo sus orígenes con referencia a los hechos cotidianos, que lo convirtieron en un auténtico desafío, tanto así que llegó a prohibirse durante un tiempo en algunas regiones. No obstante, su ritmo contagioso logró derribar cualquier barrera de prohibición. Al pasar del tiempo fueron muchas las orquestas sinfónicas extranjeras que llegaron a entonar los acordes de varios compositores dominicanos como los de Rafael Solano, Juan Francisco García y Julio Alberto Hernández, estos llenaron de orgullo a la cultura dominicana marcando la historia del merengue y dejándolo como la gran tradición nacional.

 

En las interpretaciones merengueras es primordial el uso de los tres instrumentos presenciales a la hora de interpretar su música, que son: la güira, el acordeón y la tambora.

 

Vestimenta del folklore

En República Dominicana los dominicanos suelen vestirse como de costumbre con ropa de gran colorido y más aún para bailar al ritmo del merengue. Las mujeres dan uso a un largo vestido donde sobresalen los colores amarillo, rojo, blanco, azul y anaranjado, mezclando y haciendo complemento con los largos collares de piedras, pulseras y grandes aros, que lucen y embellecen su rostro. De igual manera, el hombre viste con trajes y zapatillas blancas, haciendo uso de un pañuelo en su cuello, como de costumbre del mismo color de la vestimenta de la mujeres.

 

 Fuente: Conectate

Dominicanos residentes en Nueva York dan muestra de que preservan su cultura

NUEVA YORK.- Los dominicanos residentes en esta ciudad demostraron que aman sus tradiciones culturales cuando se presentaron “diablos cojuelos” del grupo de carnaval denominado  “Los Andulleros de Santiago” en el Consulado Dominicano, en la reciente culminación de la celebración del Mes de la Herencia Dominicana en esta ciudad.

 

Muchos de los dominicanos y dominicanas que buscaban servicios consulares aprovecharon para posar junto a los “lechones” carnavalescos vestidos con lujosos y atractivos disfraces.

 

¡Qué bellos disfraces, me recuerda el carnaval de la República Dominicana!, exclamó la joven Roselyn Tavárez mientras que la licenciada Delia Feliz significó que el carnaval dominicano llena de entusiasmo a todos sus connacionales. Ambas laboran en el Consulado localizado en el 1501 de la avenida Broadway, en Manhattan.

 

En tanto, el periodista Adalberto Domínguez, presidente de la Asociación de Cronistas de Arte, filial Nueva York, resaltó la importancia de que en ocasión de la recién celebración del Mes de la Herencia Dominicana, se presentara el grupo carnavalesco Los Andulleros de Santiago “como una atracción para los usuarios de los servicios consulares y mantener los arraigos culturales de la dominicanidad en el exterior”.

 

“Una actividad como esta es importante que se realice siempre porque los valores culturales de nuestro pais tenemos que mantenerlos presentes en todo momento para no olvidar de donde venimos, preservando también los símbolos patrios, principalmente nuestros escudo, himno y la bandera dominicana tricolor”, expresó Domínguez.

 

Varias organizaciones profesionales, culturales, deportivas y literarias desarrollaron un amplio programa de actividades en los condados de Queens, El Bronx, Manhattan, Brooklyn, Long Island y Yonkers, así como en el estado de Nueva Jersey.

 

Por: Adalberto Dominguez

 

Lo que trae el Carnaval Vegano 2019

LA VEGA. El Grupo Medrano, la Alcaldía de La Vega, la Unión Carnavalesca Vegana y el Comité Organizador del mundialmente famoso Carnaval Vegano, anunciaron las tradicionales festividades para los cuatro domingos del próximo mes de febrero.

 

Las coloridas emociones del Carnaval más bello de América invadirá las principales calles de la “Olímpica y Carnavalesca” ciudad de La Vega los domingos 3, 10, 17 y 24 de febrero.

 

Roberto Rodríguez, director del Grupo Medrano, dijo durante el lanzamiento del carnaval la noche de este martes que esta “tradición que no para” viene más explosiva este año con sus atractivos diablos cojuelos, personajes, comparsas, carrozas y los más destacados artistas en concierto.

 

“El Carnaval Vegano 2019 llenará de alegría y color dos avenidas completas en La Vega: la José Horacio Rodríguez (Flamboyanes) y la Profesor Juan Bosch, con un vallado en la avenida principal, para los que no quieren recibir vejiga”, explicó Rodríguez este martes en el hotel Intercontinental de Santo Domingo.

 

Así mismo agregó que como todos los años, para el gran cierre de cada domingo, el masivo público que asiste al evento desde distintas ciudades del país y del exterior podrá disfrutar gratis de los más pegados artistas nacionales e internacionales en el extraordinario Carnaval Vegano 2019, esta vez en la nueva locación de la Avenida Pedro A. Rivera, salida hacia Santo Domingo.

 

A esto se suman los conciertos que se presentan en las cuevas de los diablos cojuelos, desde las 3:30 de la tarde.

 

El Carnaval Vegano, declarado patrimonio “Folclórico de la Nación”,  cuenta con el patrocinio de la Cervecería Nacional Dominicana, Induveca, Altice, La Sirena, Jumbo y Grupo Medrano.

 

Las maestras de ceremonia del lanzamiento del magno evento fueron las comunicadoras Miralba Ruiz y Yocasta Díaz, quienes anunciaron que el extraordinario evento anual será transmitido en vivo cada domingo de febrero por Microvisión (Canal 10 de Telecable Central) de La Vega;  Antena 7 de Santo Domingo, y por radio a través de Súper K, Canal 105, Radio La Vega, Radio Olímpica en esta ciudad; Ritmo 96 en Santo Domingo  y Turbo 98 en Santiago de los Caballeros.

 

Parte de los artistas que actuarán en el Carnaval Vegano 2019

Omega, Ala Jazá, Toño Rosario, Miriam Cruz, Fernando Villalona, Los Hermanos Rosario, Héctor Acosta, Eddy Herrera, Sergio Vargas y Rubby Pérez.

 

También los bachateros y típicos Raulín Rodríguez, Elvis Martínez, Banda Real, Yovanny Polanco, El Prodigio y Krisspy.

 

Además los mejores de la música urbana: El Alfa, Mozart La Para, Don Miguelo, La Insuperable, Secreto, Mark B, Shelow Shaq, Vakeró, Shadow Blow y El Nene La Amenaza.

 

 

Fuente: EnSegundos

Proyectarte realiza pintura decorativa en postes de luz de Villa Consuelo

Villa Consuelo.- El sábado 25 del mes de agosto, la institución ¨Proyectarte¨ realizo el evento “Transitando en VillaCon” junto al movimiento artístico “TRANSITANDO” desde las 9:00 a.m., con la participación de 20 artistas plásticos, los cuales plasmaron su talento en los postes de luz de las calles de Villa Consuelo específicamente en la Peña Ballet desde la  Bartolomé Colón hasta la Calle La Guardia, al tiempo que se desarrollaban otras actividades de animación cultural, unos 30 músicos de la Banda juvenil Los Frailes, bajo la dirección del maestro Caonabo Taveras y y los bailarines del grupo Golden Dancers, a cargo de Wilburg Castillo, realizaron presentaciones sorpresas en las esquinas más populosas del sector.

 

TRANSITANDO EN VILLACON, será el inicio de los trabajos de intervención cultural para nuestra comunidad, al que aspiramos instalar una escuela de arte, danza, teatro, y música de forma gratuita para niños, ya que no cuenta con ningún espacio que fomente el arte y la cultura.

 

 

Esto fue posible gracias al apoyo de Cromcin Domínguez, coordinadora del proyecto TRANSITANDO RD, los artistas que se desplazaron de diferentes partes del país, en especial al patrocinador oficial Pinturas Popular, y el auspicio de la Alcaldía del Distrito Nacional y la Policia Nacional. El reconocimiento y agradecimiento al empresario Mario Chabebe, presidente de la Asociación de Comerciantes e Importadores de Villa Consuelo y la prensa local Lic. Carlos Coste de www.villaconmundial.net. Además de nuestros colaboradores incondicionales, The Pizza House, Retajila, el Jorge Feliz (Nuevo Diario), Dr. Anthony Galán, Jesús Pereira y el Arq. Johan Silvestre.

 

La logística y organización del evento estuvo a cargo de jóvenes de la comunidad, Indira Olivero, Lisset Vargas, Wascar (guachupita) Amerfi Sánchez y Rafael Jimenez, además de una delegación de la comparsa Los Incomparables Villa Consuelo quienes sirvieron de anfitriones recibiendo a los invitados.

 

Villacon se convirtió en el escenario perfecto para el arte urbano, el encuentro entre artistas espectaculares, un derroche de talento, solidaridad y amor.

 

 

La segunda etapa del proyecto está pautado para principios de Septiembre del año en curso, donde se pretende impactar otros espacios del sector y seguir trabajando por el desarrollo cultural del país.

 

Proyectarte es una institución cultural integrado por artistas, gestores y colectivos artísticos, quienes a través de la auto gestión ejecutan actividades de animación y formación cultural, que generen cohesión social, en comunidades que carecen de una oferta de consumo cultural, impulsada por la gestora cultural Samanta Olivero, quien por mas de 10 años se ha especializado en desarrollar proyectos de acción cultural en diferentes comunidades del país, utilizando el arte como herramienta de cambio social.

 

Información: Samanta Olivero

Monumentos importantes de Rep. Dom.

Los monumentos forman parte del sentimiento histórico de una nación. Con visitarlos se pueden descubrir un sinnúmero de datos sobre un pueblo. Su forma de ser y los hechos que lo han marcado se inmortalizan a través del establecimiento de este tipo de lugares que a simple vista pueden no tener mucho significado, pero que en el fondo encierran muchas cosas que contar a todos sus visitantes. A continuación presentaremos algunos de los más relevantes de la República Dominicana.
 


 
La Puerta del Conde y el Altar de la Patria

Es el monumento cero, no solo para la ciudad de Santo Domingo, sino para toda la República Dominicana. Este lugar ubicado en la entrada del Parque Independencia fue la ubicación exacta dónde Francisco del Rosario Sánchez (uno de los libertadores y padre de la patria de RD) proclamó la independencia dominicana y elevó la primera bandera dominicana el 27 de febrero de 1844.

 

Este lugar fue originalmente un fuerte para defender a la ciudad de los ataques de piratas y corsarios y fue construido en el 1543. Es un gran arco hecho de piedra y ladrillo que contiene la inscripción en latín: “Dulce et Decori est pro patria mori” que se traduce en “Es dulce y honorable por la patria morir”. Dentro del parque al que da entrada esta puerta se encuentra el Altar de la Patria. Este mausoleo contiene en su interior los restos de los tres padres de la patria dominicana: Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez y Ramón Matías Mella. Estos hombres, conocidos como Los Trinitarios fueron los responsables de la liberación del pueblo dominicano del gobierno haitiano. Dentro de este espacio construido en mármol blanco en el año 1976 se encuentran tres estatuas de Los Trinitarios del escultor italiano Nicholas Arrighini y una llama encendida que nunca se apaga en honor a los patricios.
 

 
Faro a Colón

La construcción de este monumento en el año 1986 fue ordenada por el entonces presidente de la República Dominicana, el Dr. Joaquín Balaguer. Este lugar funge la doble función de ser monumento (por su imponente construcción) y también museo (por su colección de piezas importantísimas del período colonial). El objetivo de este museo es honrar y preservar la memoria del descubridor de América Cristóbal Colón y albergar los restos del mismo. Sin embargo, hay datos que indican que los restos reales del almirante se encuentran en la Catedral de Sevilla. En sus inicios este faro contaba con 251 faroles que iluminaban el cielo formando una cruz y un circuito de luces que bordeaba todo el faro.

 

 

Monumento a Héroes del 30 de Mayo

El martes 30 de mayo de 1961 el dictador Rafael Leónidas Trujillo se encontraba junto a su chofer de camino a su residencia en San Cristóbal. Lo que menos pensaba es que se dirigía a su encuentro con la muerte. En el camino un grupo de valientes hombres lo esperaban para poner fin a la opresión que ejerció sobre el pueblo dominicano por más de 30 años. En honor a este grupo de héroes que acabaron con la dictadura se levantó un monumento justo dónde se produjo el asesinato. Dicha obra consta de dos elementos realizados por al artista Silvano Lora que simbolizan lo ocurrido esa noche y el significado para los dominicanos de ese hecho en particular. Este monumento pudo ser posible mediante una iniciativa de la Fundación Héroes del 30 de Mayo y el apoyo del Ayuntamiento del Distrito Nacional. Se encuentra ubicado en lo que hoy en día se conoce como la avenida George Washington de Santo Domingo.

 

Estos tres monumentos marcan momentos claves en la historia de esta isla caribeña. Dos de ellos hablan de la libertad y del costo que lleva obtenerla. Recuerdan a todos la importancia de la patria y sus valores. Pero sobre todo, sirven de recordatorio de los sacrificios que realizaron un grupo de hombres y mujeres dominicanos para tener una patria limpia, justa, independiente y soberana. El otro rinde homenaje a una de las figuras más importantes, no solamente para el país sino para toda Latinoamérica. Gracias a Cristóbal Colón dio inicio una nueva etapa para la humanidad.

 

 

 

Monumento a los Héroes de la Restauración

En la ciudad dominicana de Santiago de los Caballeros se encuentra el famoso Monumento a los Héroes de la Restauración, mejor conocido como “El Monumento” ,emblema de la ciudad y el punto focal para dar referencias de ubicación a cualquier visitante. Esta construcción de más de 70 metros de altura está dedicada a todos aquellos hombres y mujeres que lucharon junto a Gregorio Luperón en la guerra de la restauración (conocida como la segunda independencia) para liberar al país de la corona española a la que Pedro Santana había anexado la nación.

 

Esta lucha de dos años (1863-1865) logró que la República Dominicana fuera libre e independiente nuevamente. En sus inicios este monumento fue construido para el dictador Rafael L. Trujillo en honor a su persona, pero luego de su caída se decidió honrar a los héroes restauradores con esta edificación. “El Monumento” está parcialmente cubierto de mármol con columnas de estilo jónico y lámparas de cristal de roca. En su interior se encuentran una serie de murales pintados por el español Vela Zanetti que conmemoran esta gran gesta libertadora. En algunas épocas del año es permitido subir al tope del mismo, para lo cual hay que escalar más de 365 peldaños.

 

 

Basílica Catedral Nuestra Señora de la Altagracia de Higuey

Luego de la Catedral de Santo Domingo (Santa María la Menor), este es el segundo monumento religioso de mayor importancia para todos los dominicanos. Ubicado en la provincia de Higuey es uno de los templos católicos más visitados del Caribe. Está construida como reverencia a la patrona espiritual del pueblo dominicano, la virgen de la Altagracia. Se encuentra edificada justo dónde estaba un santuario en el cuál aseguran apareció la virgen cerca de un árbol de naranjas.

 

“La Basílica” cómo se le conoce popularmente, fue inaugurada el 21 de enero de 1971 (día en que se honra a la virgen en República Dominicana) por el presidente Joaquín Balaguer. Más adelante fue declarada oficialmente como basílica menor por el Papa Juan Pablo VI y el 1973 convertida en catedral. Este monumento tiene forma de cruz latina, la puerta principal está hecha de bronce con un baño de oro de 24 quilates y cuenta con un campanario de 45 campanas de bronce. Recibe cientos de miles de visitantes cada año que se dirigen hacia ella para cumplir alguna promesa o realizar algún pedido a la virgen.

 

 

Plaza de la Bandera

Este es uno de los monumentos más céntricos de la ciudad capital (Santo Domingo) y de los más representativos de la libertad y el patriotismo. Se encuentra localizado en la intersección de las avenidas 27 de Febrero y Gregorio Luperón, formando una rotonda que bordea ambas rutas. La Plaza de la Bandera fue inaugurada con el nombre Plaza de la Independencia en el 1973. Seis años más tarde sirvió como el lugar dónde el Papa Juan Pablo II ofició la primera misa celebrada en el país por un Pontífice romano. Este monumento se encuentra rodeado de múltiples banderas dominicanas y en el centro un gran arco del triunfo simboliza la unión del pueblo dominicano. A su lado se encuentran dos estatuas de ángeles que representan la gloria y el honor y justo en el centro del arco ondea alta y vigorosamente una gran bandera dominicana.

 

Un país se conocerá por sus monumentos. Esas edificaciones imponentes que encierran tanto significado e historia para una nación son los puntos ideales para conocer un pueblo, sus logros y derrotas, sus sueños y metas. En República Dominicana hay toda una variedad de monumentos que guardan gran relevancia histórica y ofrecen al turista muchas cosas nuevas por conocer.

 

 

Panteón Nacional

Se encuentra ubicado en la Calle Las Damas en la Zona Colonial de Santo Domingo. Es una iglesia construida por la orden de los Jesuitas que alberga los restos de varios héroes del periodo conocido como Restauración de la República (tiempos en que se luchaba por la sedación de España a quien fuimos anexados luego de nuestra independencia de Haití).

 

En el interior del edificio hay una lámpara en forma de araña que constituye un regalo del dictadle Franco a su homólogo Trujillo.

 

En el año 1714 se inició la construcción de la iglesia con el dinero donado en 1683 por Don Jerónimo de Quezala y Garcon, y se abre al culto, sin estar terminada hacia 1743, se acaba en 1755. Cuando en 1767 Carlos III ordenó la expulsión de los Jesuítas, la iglesia fue utilizada primero como Almacén Real de Tabaco, luego como Seminario, como teatro y hasta como Oficina de Hacienda. Tras su restauración en 1958 pasó a ser el Panteón de la Patria (lugar de reposo eterno de hombres ilustres). La fachada es de estilo Renacentista, en piedra calcárea y bastante austera. El interior es de planta de cruz latina con dos naves laterales.

 

Del interior destaca una enorme lámpara en cobre que cae de la cúpula, donación de Francisco Franco así como una rosa de los vientos en mármol, en el centro de ésta arde una llama perpétua, hay siempre una guardia de honor, en el exterior y en el interior de la iglesia, compuesta por efectivos de la guardia presidencial, vestidos de gala.

 

 

Monumento Fray Antón de Montesinos

El fraile Antonio de Montesinos fue un gran defensor de los indios Taínos; llegó a la isla junto a los primeros frailes de la Orden de los Dominicos inmediatamente se identificó, igual que los demás miembros de la hermandad, con las penurias padecidas por los aborígenes, lo que inició como cuestión de conciencia, una lucha en favor de los indios y sus derechos como seres humanos iguales a los españoles y famoso por su Sermón de Adviento en 1.511. Ya para el censo de Osorio en 1606 existían solo varias familias indias.

 

En la terraza superior del monumento, se contempla una gigantesca estatua representando a Montesinos cuando gesticulaba en su sermón de adviento en la misma entrada al puerto de la ciudad. 

 

El monumento fue donado por el gobierno mexicano, en 1982, a la República Dominicana y se encuentra en la entrada del Puerto Ozama, a orillas del río. Fue realizado por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez.

 

 

Murallas del Rio Ozama

Cuando la ciudad primitiva (fundada por Bartolomé Colón en la ribera oriental del río Ozama) fue destruida por un huracán, el gobernador Nicolás Ovando la reconstruyó al otro lado del río y la rodeó de un recinto amurallado para defenderla de los ataques de piratas en la desembocadura del río con el mar Caribe.

Éste recinto amurallado tiene 6 puertas de entrada y 20 baluartes que rodean la ciudad colonial. La mejor vista de la muralla se obtiene desde el Puerto de cruceros.

 

 

Puerta de San Diego o de la Mar

Junto al Palacio Virreinal de Diego Colón, en uno de los extremos de la Plaza España, se encuentra la Puerta de San Diego o Puerta de la Mar, construida en 1.549. Era la puerta principal de la ciudad, que comunica la zona colonial con el puerto. Está flanqueada por columnas adosadas al muro del recinto amurallado, y sobre el alfiz se hallan varias molduras decorativas y los escudos del rey, la isla y la ciudad.

 

 

Monumento a la Ciudad Colonial

Este monumento conmemorativo se encuentra por debajo del Museo de las Casas Reales, en la Plaza España. Consiste simplemente en una placa conmemorativa, flanqueada por los escudos de la República Dominicana y Santo Domingo, realizados en bronce y colocados sobre una base de mármol. Fue colocado en conmemoración de la declaración de la ciudad colonial de Santo Domingo como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1.990, debido a su trazado urbano en forma de damero (que ha servido de modelo a otras ciudades del Nuevo Mundo), y por su valor histórico, al estar asociada a hechos históricos de trascendencia universal.

 

 

Anfiteatro de Altos de Chavón

Este es probablemente el más bello monumento de Altos de Chavón. Fue inaugurado en 1982 por Frank Sinatra, y vio desfilan muchos artistas internacionales como Sting, Gloria Estefan, Julio Iglesias, Duran Duran … Se trata de las principales representaciones teatrales, conciertos y eventos en el país. Se trata de un antiguo anfiteatro griego, que tiene una capacidad de 5.000 personas de capacidad.

 

 

Altos de Chavón

Los Altos de Chavón fue concebido como centro de ocio y cultural de la lujosa urbanización de la Casa de Campo, de modo que está repleto de restaurantes, bares y tiendas. En cuanto a las tiendas, las hay de ropa, joyerías (donde se puede comprar el afamado larimar), galerías de arte, tabaco, artesanías dominicanas hechas a mano… Dado el ambiente lujoso y de exclusividad de la villa, los precios son bastante caros.

Probablemente la construcción más carismática de los Altos de Chavón sea su imponente anfiteatro. Fue inaugurado en 1.982 por Frank Sinatra, y desde entonces han pasado por él importantes artistas de gran renombre internacional, de la talla de Sting, Gloria Estefan, Shakira, Julio Iglesias, Durán Durán… Es el principal escenario de espectáculos y eventos del país, y especialmente de los residentes en la lujosa urbanización de la Casa de Campo. Está construido en piedra coralina, al estilo de un anfiteatro griego. Su tamaño es impresionante, tiene un aforo para 5.000 espectadores.

 

Historia del Carnaval Dominicano

Museo carnaval Vegano la historia de una tradición

Ciudad de La Vega. Un espacio que recogiera la historia y evolución del carnaval era el anhelo de los veganos. Hoy están felices y sus rostros lo evidencian en cada mirada por sus ocho salas de exhibiciones y una para audiovisuales, ya abiertas al público para que la disfruten de forma gratuita, por motivo de su apertura.

 

 El Museo Carnaval Vegano está ubicado en el Palacio Don Zoilo García, localizado en la intersección de las calles Padre Adolfo y Duvergé. Es un edificio emblemático, construido a finales del siglo IXX y remodelado para este fin por el arquitecto Raúl Morilla.

 

Durante un recorrido, que se inició en el primer piso, se aprecia una exposición de fotografías, caretas en miniatura, esculturas y un enorme diablo cojuelo que roba la mirada de quienes entran al salón, sin restarle protagonismo al más antiguo y famoso personaje carnavalesco, el robalagallina. A través del guía Carlos Rodríguez, se vive la historia de este personaje que surge en la época en que la isla estaba bajo el dominio de Haití.

 

 Según él, en cada sala hay historias que contar, no solamente del carnaval vegano, sino también de todas las manifestaciones que de él se derivan.

 

Es notoria su pasión cuando habla de cómo ha evolucionado esta tradición folclórica por todas las provincias del país, entre los que cabe destacar las imágenes de los carnavales de Cabral, Barahona, Monte Cristí, Santiago, San Juan de la Maguana y el Distrito Nacional. También aparecen esparcidos los personajes de Los Indios, Los Platanuses de Cotuí, Los Pintaos de Barahona y Se-me-muere-Rebeca, entre otros, junto a textos e imágenes que describen su transformación con los años.

 

Por este mes de febrero y por motivo de la celebración del Carnaval Vegano tienen las puertas abiertas de forma gratuita.

 

“La idea es que realicen una ruta en la que se aprecie esta riqueza cultural, informó Hugo Álvarez, presidente del patronato que está dirigiendo el museo, junto a la curadora de arte Isabel Serrano, Miguel Dario de Peña, Yanio Concepción y César Arturo Abreu, entre otros.

 

‘‘Queremos que el museo sea un centro de información e investigación del Carnaval Vegano, con un programa basado en talleres, charlas, documentales y coloquios al que asistan como invitados reconocidos historiadores y conocedores del arte. Un espacio en el que los estudiantes adquieran conocimientos sobre la historia del carnaval’’, son las aspiraciones a futuro de Miguel Darío de Peña, secretario del  patronato.

 

‘‘Serán salas rotativas para talleres de confección de caretas, simposium. Para esto ya estamos haciendo contacto con reconocidas universidades para que sus estudiantes de arquitectura nos visiten y puedan aportar sus conocimientos en el tema. Nuestra meta es que la historia del carnaval sea una materia en las escuelas, liceos y universidades y que sea declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad”, asegura Darío de Peña.      

 

“Muchas de las obras que estamos presentando son colecciones privadas, de personalidades que la han donado temporalmente para esta exposición, “Huellas del Carnaval”, como una forma de apoyo a esta iniciativa esperada por el pueblo, y que lo convierte en el séptimo del mundo en tener un museo exclusivo a las manifestaciones carnavalescas, dijo la curadora de arte, Isabel Serrano.

 

Ahora están en la labor de rescatar elementos y detalles relacionados con esta tradición en todas las regiones del país, con miras a que la gente pueda consumir esta cultura a la altura de otros destinos. 

 

El Yaniqueque: cultura gastronómica, sus orígenes y evolución

Una deliciosa costumbre que encierra historia y cultura.

 

La República Dominicana es conocida por sus hermosas playas, el ritmo del merengue y la bachata y sus reconocidos jugadores de béisbol, pero también por su deliciosa cultura gastronómica que es una mezcla de las herencias étnicas principales de los dominicanos.

 

Un simple y delicioso tesoro gastronómico se encuentra en las principales calles de la ciudad capital y de las del Este del país, es una masa de harina frita en forma de lámina conocida como Yaniqueque, que los dominicanos disfrutan como desayuno, acompañamiento de comidas o simple gustico cuando el hambre ataca.

 

Orígenes

El origen del Yaniqueque es casi un mito. La principal creencia indica que proviene de la ciudad de San Pedro de Macorís, donde los negros traídos de las islas británicas para trabajar en los ingenios azucareros preparaban una variación más económica de los conocidos Pancakes, pues los Yaniqueques solo constan de harina de trigo, polvo de hornear, sal, agua y un poco de aceite. Hay quienes atribuyen su creación a un panadero de nombre Jhony quien preparaba unos cakes (panes) de peculiar forma y sabor, que por la transliteración se dieron a conocer como Yani (Jhony’s) Queque (Cakes).

 

Cultura

Por la sencillez en su preparación, lo económico de sus ingredientes y la sensación de satisfacción que provocan, los Yaniqueques fueron adoptados como alimento esencial en las familias de escasos recursos. Llegan a la ciudad capital de Santo Domingo como parte de la absorción cultural en el proceso de migración de los pobladores de los pueblos aledaños y campos hacia la gran urbe.

 

Evolución

El Yaniqueque, como todo en la vida, ha evolucionado, de ser solo una masa de harina y sal ha pasado a variantes que incluyen relleno de jamón y queso, pollo, vegetales, hasta versiones de tipo gourmet con mariscos, camarones y carne de cerdo, entre otros.

 
Si tiene la oportunidad de visitar República Dominicana y en especial la capital, Santo Domingo, no deje de probar esta simple delicia. Pero para que no quede con el antojo compartimos su receta.

 

No es nada raro ver un puesto de venta de yaniqueques en cada esquina, y es que sin dudas este plato criollo es  muy solicitado por los dominicanos. Por eso te traemos la receta para que no tengas que moverte de casa para disfrutar de unos deliciosos “yanis”.

 

Ingredientes

2 tazas de harina de trigo.

1 cucharadita de bicarbonato de soya

3 cucharadas de agua fría.

2 tazas de aceite.

 

Preparación

Mezcla harina, sal y bicarbonato. Vierte el agua sobre la harina y mezcla bien. Mezcla bien la masa, pero no amases más de lo estrictamente necesario. Deja reposar por diez minutos cubierta con una funda plástica. Luego, extiende la masa hasta que obtengas una masa fina, córtala en círculo. Perfora con un tenedor y fríe en aceite caliente hasta que doren. Puedes rellenar con queso, carne de res, pollo o vegetales. Coloca un circulo de la masa, luego el relleno y tapa con otro pedacito de la masa. Luego, sella toda la orilla aplastando con un tenedor. Luego de freírlos, ponlos sobre servilleta para que absorba el aceite.

Por qué los dominicanos aplauden cuando aterriza el avión [VIDEO]

La costumbre de aplaudir puede ser tan antigua y extendida como la propia humanidad. Casi siempre este ejercicio se realiza para denotar cierto grado de aprobación. Entre los dominicanos, por ejemplo, se ha creado la tradición de efectuar esta acción tras un aterrizaje exitoso, ya sea al llegar a tierras extranjeras o al momento de pisar suelo nacional.

 

Ante la inquietud generada por diversos grupos de la sociedad, de por qué los dominicanos aplauden al aterrizar un avión, el reconocido psicólogo César Mella, explica que este es un ejercicio respiratorio y circulatorio, que generalmente viene a consecuencia de una tensión acumulada y el cuerpo lo libera por medio del aplauso, coincidiendo con el descenso de la aeronave.

 

Para el psicólogo, el aplauso tras un aterrizaje provechoso o equilibrado, parece ser una marca país de los dominicanos. En primer lugar para festejar que aunque se estaba en peligro, estando a miles de pies de altura, se logró sobrevivir. Otro componente que motiva este acto, es que casi siempre es más efusivo cuando se regresa a la República Dominicana que a la salida, debido a la sensación de felicidad que causa el reencuentro con seres queridos.

 

Dijo que la hiperexpresividad onomatopéyica del dominicano, hace que este siembre busque la manera de celebrar ante cualquier tipo de eventualidad. Para los quisqueyanos cualquier cosa es un ‘’can’’, sea un bautizo, matrimonio, incluso hasta los mortuorios en ocasiones generan motivos de celebración en las personas. Es por eso que un aterrizaje sin problema constituye una festividad a la vida y de haber salido del peligro.

 

‘’El aplauso siempre se hace contagioso, porque generalmente las personas que lo inician son las más extrovertidas y expresivas, las cuales también tienen la costumbre de hacerlo en cada viaje. Entonces el júbilo que inicia con cinco o seis personas, se universaliza y se observa desde la primera clase, hasta la cola del avión’’ sostiene Mella.

 

Según expresó el experto, en ocasiones los norteamericanos cuando vienen en condición de azafatas se maravillan con esta curiosa costumbre, que con el paso de los años se ha extendido a otros países, pero que es una marca país de los dominicanos, y de su capacidad para festejar cualquier cosa en la felicidad, tragedia y el peligro.