Archivo de la etiqueta: Discernimiento

La ventaja del discernimiento

¿Alguna vez se le ha hecho difícil sintonizar una estación de radio a causa de la estática? Si ajusta el dial, por lo general puede obtener una recepción clara. La vida cristiana funciona de la misma manera. A veces tomamos decisiones, y luego experimentamos una vaga pero molesta sensación de que algo está mal, a lo cual llamo “estática espiritual”.

 

A la mayoría de los cristianos no les sorprende que Dios quiera que conozcan la diferencia entre lo bueno y lo malo. Sin embargo, muchos no han considerado que también nos capacita para elegir entre lo que es bueno y lo que es mejor. Satanás, a veces, nos muestra algo que parece bueno justo antes de que Dios envíe lo mejor que tiene para nosotros. A menudo, saltamos a lo primero y perdemos lo segundo. Pero los creyentes que cultivan el discernimiento espiritual reconocen la advertencia del Espíritu Santo de esperar; tal “estática” dice que una oportunidad puede parecer excelente, pero no es correcta.

 

 

Los creyentes establecidos en la oración, dejarán pasar la oportunidad buena para poder esperar la mejor. Orarán y confiarán hasta que su corazón reciba la seguridad de Dios. La vida está llena de incertidumbre y dudas, pero nuestra relación con Cristo no necesita estarla. Él da discernimiento espiritual a todos los que buscan hacer su voluntad.

 

Fuente: Encontacto.org

La necesidad de discernimiento espiritual

En Filipenses 1.8-11, el apóstol Pablo dice que quiere que los creyentes en Filipos crezcan en su conocimiento de Dios para que puedan elegir la mejor manera de vivir. Nuestro Padre celestial no quiere que vivamos impulsados por nuestros sentimientos ni por lo que vemos, por eso nos da el don del discernimiento: la capacidad de juzgar situaciones y determinar qué es lo mejor que tiene para nosotros.

 

Para vivir dentro de la voluntad de Dios, debemos tener un espíritu de discernimiento. Él quiere que andemos de una manera que lo glorifique, y que nos dé gozo y paz. El Señor le mostrará el camino a cualquiera que lo pida, pero debemos ser capaces de juzgar lo que es de Él y lo que no; entonces podremos evitar caminos que parecen correctos, pero que en realidad no lo son. Recuerde que hay oportunidades y situaciones que se ven bien, pero que no son la voluntad del Señor.

 

 

Mucha información parece ser cierta, pero en realidad es falsa. Debemos ser capaces de distinguir entre ambas. No sería prudente aceptar todo lo que escuchamos en internet, radio o televisión. La opinión de personas influyentes, los medios de comunicación e incluso el púlpito, deben ser evaluados teniendo en cuenta el único medio confiable para el discernimiento espiritual: la Palabra de Dios.

 

Fuente: Encontacto.org