Archivo de la etiqueta: Donald Trump

El “peligroso” huracán Sally se aproxima a la costa sur de EEUU

El huracán Sally se aproxima fortalecido a la costa estadounidense del Golfo de México, donde se espera que toque tierra el miércoles temprano con intensas lluvias que podrían provocar inundaciones “históricas” y potencialmente mortales, según los meteorólogos.

 

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) dijo que áreas costeras de Alabama, Misisipi y Florida están amenazadas por el ciclón, que se fortaleció a un huracán de categoría 2 -en una escala de 5- en la madrugada del miércoles y registra vientos de hasta 160 km por hora.

 

El CNH dijo que “es posible” que Sally provoque inundaciones “históricas”, que pueden tornarse sumamente peligrosas. Y en algunas áreas podría descargar hasta 50 centímetros de lluvias, añadió.

 

“Se espera que Sally sea un huracán peligroso una vez toque tierra”, advirtieron los meteorólogos.

 

 
Unas 75.000 viviendas en Alabama y Florida ya se encontraban sin servicio eléctrico en la noche del martes, según el Weather Channel, y videos publicados en redes sociales parecían mostrar que algunas zonas ya comenzaron a sufrir inundaciones.

 

«Seguir Leyendo»

EE.UU.: Manhattan sufre un apagón masivo (VIDEOS)

Un apagón masivo registrado este viernes por la mañana en Manhattan ha dejado a una gran parte de la ciudad de Nueva York sumida en la oscuridad.

 

Gran parte de Nueva York se quedó sin electricidad poco después de que la tormenta tropical Isaías azotara la costa este del país.

 

Según informes de medios locales, el servicio eléctrico empezó a regresar paulatinamente en algunas zonas del distrito media hora después.

 


 

La compañía de energía eléctrica Consolidated Edison informó que al menos 119.039 usuarios se quedaron sin el servicio.

 

El servicio de transporte de la ciudad también se vio afectado, incluido el metro de Nueva York. Las autoridades advirtieron a los viajeros que usan la ruta entre Brooklyn y Manhattan que podrían producirse retrasos.

 

El huracán Isaías tocó tierra este lunes cerca de la localidad costera de Ocean Isle Beach, al sur de Carolina del Norte, EE.UU. Desde entonces ha provocado destrucción generalizada y se ha cobrado varias vidas antes de que empezara a disiparse.

 


 

 

Fuente: RT

OPS advierte contra el uso de productos de cloro como tratamientos para COVID-19

Washington D.C. – La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha emitido una advertencia contra el uso de productos de cloro como tratamientos para COVID-19.

 

«La OPS no recomienda utilizar productos a base de dióxido de cloro o clorito de sodio por vía oral o parenteral (intravenosa, intraarterial, intramuscular y subcutánea) en pacientes con sospecha o diagnóstico de COVID-19, ni en ningún otro caso, porque no hay evidencia sobre su eficacia y la ingesta o inhalación de estos productos podría ocasionar graves efectos adversos», se afirma en el documento.

 

Te recomendamos:

Senado Boliva aprueba uso de dióxido de cloro para «prevenir y tratar el covid-19

La Organización Panamericana de la Salud recomienda que la población evite consumir productos que contengan dióxido de cloro o sustancias relacionadas y que toda la comercialización de dichos productos con fines terapéuticos se informe a las autoridades.

 

Desde el comienzo de la pandemia por COVID-19 este año, «se han promovido en el mercado numerosos productos que contienen dióxido de cloro o derivados, solos o en combinación, que indican falsamente tener propiedades curativas para la COVID-19 e incluso otras dolencias asociadas”, señala la OPS en el documento.

 

El dióxido de cloro, un gas utilizado como blanqueador en plantas de tratamiento de agua y fábricas de papel, y el hipoclorito de sodio, un desinfectante comercializado como lejía o lavandina doméstica, podrían ser tóxicos si se ingieren y pueden causar una variedad de efectos adversos.

 

Los ministerios de Salud y autoridades reguladoras de al menos nueve países de las Américas, incluyendo la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), junto con redes de centros de control de intoxicaciones y la Red Argentina de Centros de Información de Medicamentos (RACIM), han emitido alertas sobre los peligros para la salud del consumo de dióxido de cloro o clorito de sodio y han advertido sobre la comercialización de productos «milagrosos» no probados para prevenir o tratar la COVID-19.

 

La OPS recomienda que las autoridades de salud faciliten la notificación de eventos adversos relacionados con estas sustancias y emitan “las alertas y acciones reglamentarias necesarias, incluidas posibles sanciones, para evitar la recurrencia de eventos similares”.

 

 

Niños pequeños son portadores de altos niveles de coronavirus, según estudio

Washington, Estados Unidos. Los niños menores de cinco años tienen entre 10 y 100 veces más nivel de material genético de coronavirus en sus narices que niños más grandes y los adultos, según un estudio en JAMA Pediatrics publicado el jueves.

 
Los autores indicaron que esto significa que los niños pequeños podrían ser importantes conductores de la covid-19 en la transmisión entre de sus comunidades, una sugerencia que no concuerda con la narrativa actual.

 

El informe se conoce en momentos en que el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump presiona con fuerza para que las escuelas y guarderías abran sus puertas para dar un impulso a la economía.

 

Los investigadores hicieron entre el 23 de marzo y el 27 de abril pruebas de hisopado nasal entre 145 pacientes en Chicago enfermos leves a moderados dentro de la semana de aparición de los síntomas.

 
Los pacientes se dividieron en tres grupos: 46 niños menores de cinco años, 51 de cinco a 17 años, y 48 adultos de 18 a 65 años.

 

El equipo, conducido por el doctor Taylor Heald-Sargent del Hospital Infantil Ann & Robert H. Lurie, observó “una cantidad entre 10 y 100 veces mayor de SARS-CoV-2 en el tracto respiratorio superior de los niños pequeños”.

 

Los autores agregaron que un estudio de laboratorio reciente demostró que cuanto más material genético presente, más virus infecciosos podían desarrollarse.

 
También previamente se mostró que los niños con altas cargas virales en el virus sincitial respiratorio (RSV) son más propensos a propagar la enfermedad.

 

“Por lo tanto, los niños pequeños pueden ser potencialmente importantes impulsores de la propagación del SARS-CoV-2 en la población general”, escribieron los autores.

 

“Los hábitos de comportamiento de los niños pequeños y los lugares cerrados en las escuelas y guarderías suscitan preocupación por la amplificación del SARS-CoV-2 en esta población a medida que se flexibilizan las restricciones de salud pública”, concluyeron.

 

Los nuevos hallazgos contradicen la opinión actual de las autoridades de salud de que los niños pequeños, que según se estableció tienen muchas menos probabilidades de enfermarse gravemente de covid-19, no son importantes vectores de contagio.

 

Sin embargo, hasta ahora se ha investigado bastante poco sobre el tema.

 

Un estudio reciente en Corea del Sur encontró que los las personas entre 10 a 19 años transmiten la covid-19 dentro de las casas tanto como los adultos, pero los menores de nueve años trasmiten el virus en tasas más bajas.

 
 
 

Nuevas restricciones para frenar la pandemia cuando el mundo registra 650.000 muertos

Autoridades reimpusieron restricciones en varios países para contener el coronavirus, cuando la cifra oficial de muertos por la pandemia superó las 650.000 en el mundo, y en Estados Unidos comenzaron ensayos clínicos a gran escala para una vacuna.

 
En Washington DC, donde la Casa Blanca anunció que otro alto asesor del presidente Donald Trump se ha contagiado, la alcaldesa Muriel Bowser dispuso que las personas que visiten el distrito federal provenientes de 27 estados del país con alta prevalencia de la covid-19 tendrán que aislarse durante dos semanas, una señal descorazonadora para el turismo interno.

 

España, que esperaba salvar su temporada estival promocionándose como un destino seguro, recibió un baldazo de agua fría con la decisión del Reino Unido de reintroducir la cuarentena para los viajeros que regresen de ese país ante el aumento de casos allí. 

 

Alemania dijo que hará que las pruebas de coronavirus sean obligatorias para los viajeros que regresan de áreas de riesgo. 

 

 
Bélgica, que registra la mayor tasa de mortalidad del mundo y la semana pasada tuvo un 70% de aumento de los casos, anunció que a partir del miércoles la población podrá ver a cinco personas como máximo fuera de su círculo familiar, reduciendo la “burbuja social” permitida de 15.

 

Y Francia ordenó toques de queda nocturnos para las playas de Quiberon, en la costa atlántica, tras el foco surgido en ese balneario.

 

China, donde el nuevo coronavirus se reportó por primera vez a fines del año pasado, informó su mayor número de casos en tres meses, mientras en Hong Kong, sacudido por una ola de infecciones, se decretó el uso obligatorio de mascarillas en público. 

 
Irán, el país más afectado de Medio Oriente, advirtió contra la realización de bodas y funerales, dado que el brote de coronavirus no parece ceder.

 

En Latinoamérica, la región con mayor cantidad de contagios, una multitud enardecida incendió el edificio municipal de un poblado indígena en el oeste de Guatemala en reacción a un anuncio sobre medidas para contener la pandemia.

 

– OMS contra el cierre de fronteras –
Las restricciones de movimiento siguen siendo una parte importante de la estrategia de muchos países para combatir el nuevo coronavirus, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que es inviable mantener las fronteras cerradas.

 

“Las economías deben reabrir, la gente debe trabajar, el comercio debe reanudarse”, dijo Michael Ryan, director de emergencias de la OMS, aunque admitió que cada Estado debe tener en cuenta los riesgos que enfrenta.

 

Maria Van Kerkhove, epidemióloga de la OMS, dijo que más que medidas drásticas la gente debe adaptarse a una “nueva normalidad” de distanciamiento físico de los demás y tapabocas.

 

El virus ha matado a un total de 652?.048 personas e infectado a 16,4 millones, según un recuento de AFP compilado de fuentes oficiales.

 

Estados Unidos es el país con el mayor número de víctimas mortales (más de 147.500), seguido de Brasil (87.004), Reino Unido (45.752), México (43.680) e Italia (35.112).

 

– “Genio científico estadounidense” –
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insistió en que la solución contra la pandemia radica en el rápido descubrimiento de una vacuna y nuevos tratamientos contra el virus, que ahora contagió a un cercano asesor suyo: el consejero de Seguridad Nacional, Robert O’Brien.

 

Lejos de paralizar la economía antes de las presidenciales del 3 de noviembre, en las que busca la reelección, Trump quiere resolver la crisis sanitaria gracias al “genio científico estadounidense”.

 

Washington ha destinado 6.300 millones de dólares desde marzo para financiar proyectos de vacunas, en grandes laboratorios como Johnson & Johnson, Pfizer y AstraZeneca, y en dos pequeñas empresas de biotecnología, Novavax y Moderna.

 

Fundada en 2010, Moderna comenzó el lunes la última fase de ensayos de su vacuna en Estados Unidos, una de las cuatro compañías en el mundo que ha alcanzado esta etapa.

 

– Bolsonaro acusado ante la CPI –
Y mientras Brasil sigue siendo el país latinoamericano más azotado por la covid-19, trabajadores sanitarios de ese país instaron a la Corte Penal Internacional en La Haya a investigar el gobierno del presidente Jair Bolsonaro por crímenes contra la humanidad por su manejo de la pandemia.

 

El caso fue presentado por una coalición de sindicatos, que asegura representar a más de un millón de trabajadores de la salud brasileños y acusa a la administración de Bolsonaro de ser “criminalmente negligente”.

 

El líder de extrema derecha, que comparó el virus con una “gripecita” y atacó las medidas de quedarse en casa impuestas por las autoridades locales para contenerlo, dio positivo el 7 de julio, pero el sábado dijo haberlo superado.

 

Este lunes en Bolivia, la presidenta transitoria de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció que recibió el alta médica de un cuadro asintomático de coronavirus, por lo que vuelve “al trabajo normal”.

 

Estudiantes extranjeros en Estados Unidos enfrentan pérdida de visa

Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts iniciaron una demanda esta semana para impugnar

 

Los extranjeros que estudian en Estados Unidos están preocupados por una nueva medida inmigratoria que podría costarles sus visas y dicen que se sienten atrapados entre quedar expuestos innecesariamente al contagio del coronavirus y poder finalizar sus estudios.

 

Los estudiantes de países tan diversos como Brasil, India, China y otros dijeron a The Associated Press que se están apresurando a hacer planes desde que las autoridades federales de inmigración notificaron a las universidades que los alumnos extranjeros deben abandonar el país o ir a otras universidades si las suyas operan totalmente en línea el próximo semestre.

 

La Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts iniciaron una demanda esta semana para impugnar la medida y California ha presentado un recurso contra la aplicación de la nueva directiva.

 

“Qué vergüenza que el gobierno de (el presidente Donald) Trump no sólo ponga el riesgo las oportunidades de educación de estudiantes que ganaron la posibilidad de ir a la universidad, sino también ahora su salud y bienestar”, dijo el jueves el secretario de Justicia de California, Xavier Becerra.

 

Algunos dijeron que regresarían a sus países o se trasladarían al vecino Canadá.

 

“Estoy generando investigaciones. Estoy trabajando en una economía grande”, dijo Batuhan Mekiker, un estudiante turco de posgrado que estudia ciencias informáticas en la Universidad Estatal de Montana en Bozeman y cursa el tercer año de un programa de cinco.

 

“Si voy a Turquía no tendré eso”, dijo. “Quiero estar en un lugar donde se aprecie mi talento”.

 

Mathias, un estudiante en Seattle que habló bajo la condición de que no se use su apellido por temor a perder su estatus inmigratorio, dijo que se dispone a vender su auto, interrumpir el alquiler de su vivienda y conseguir permiso para volar con su gato a París en las próximas dos semanas.

 

“Todos están muy preocupados”, dijo. “Toda nuestra vida está aquí”.

 

Muchas universidades estadounidenses dependen de los ingresos de más de 1 millón de estudiantes extranjeros, que en general pagan una matrícula más alta. Trump dice que deben regresar lo antes posible a las clases presenciales porque según él las universidades se mantienen cerradas para perjudicar la economía y hacerlo lucir mal.

 

El gobierno dio a conocer la medida el mismo día que Harvard anunció que todas las clases del próximo semestre se dictarán en línea. Harvard dijo que la directiva impedirá a muchos de sus 5,000 estudiantes extranjeros permanecer en el país.

 

La Universidad del Sur de California dijo en un mensaje a profesores y estudiantes que está “profundamente perturbada” y que la directiva “podría tener un impacto negativo para innumerables estudiantes internacionales”.

 

La Cámara de Comercio de Estados Unidos dijo que la directiva podría causar un “daño significativo” a las universidades, los estudiantes, el empresariado y la economía.

 

El Departamento de Estado dijo en un comunicado de prensa que la medida “da mayor flexibilidad para que los estudiantes no inmigrantes continúen sus estudios en Estados Unidos y a la vez permite que se aplique el debido distanciamiento social en los campus abiertos y en funcionamiento”.

 

Al día siguiente de presentar su demanda, Harvard avisó a la corte que aparentemente las autoridades ya están aplicando la medida. Un abogado de Harvard exhortó al juez a suspender la medida porque un estudiante bielorruso de primer año no pudo abordar su vuelo en Minsk.

 

La estudiante de computación Vivian Degasperi, brasileña de 23 años, dijo que las nuevas normas le “dificultarán la vida” en el Erie Community College en Buffalo, Nueva York.

 

Degasperi dijo que casi todas las clases se realizarán de manera remota, según anunció la universidad, que está viendo cómo impedir que los estudiantes extranjeros pierdan su estatus.

 

Puesto que vive cerca de la frontera norte, Degasperi dijo que estaría dispuesta a mudarse a Canadá. “Mi familia está preocupada”, dijo. “Me llaman constantemente”.

 

Natalia Afonso, estudiante brasileña en el Brooklyn College, expresó la esperanza de que la institución aplique un modelo híbrido de clases presenciales y en línea, pero teme que el viaje en metro al campus acreciente la probabilidad de contagiarse del virus.

 

“No concibo regresar en este momento a Brasil”, dijo la estudiante de pedagogía de 27 años, que acaba de finalizar su primer semestre. “Es muy injusto”.

 

 

Fuente: Diario Libre

EEUU negará visas a estudiantes extranjeros cuyas clases sean por internet

Estados Unidos anunció el lunes que no recibirá ni permitirá permanecer en el país a estudiantes extranjeros cuyas clases sean completamente en formato virtual el próximo año escolar para evitar contagios del nuevo coronavirus.

 
El gobierno de Donald Trump “no otorgará visas a los estudiantes matriculados en escuelas y/o programas que sean completamente por internet durante el semestre de otoño (boreal) y los guardias fronterizos no les permitirán ingresar al país”, dijo el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés).

 

Los estudiantes que ya se encuentran en Estados Unidos, “deben abandonar el país o tomar otras medidas, como inscribirse en una escuela con cursos presenciales para mantener su estatus legal”. Si no lo hacen, se arriesgan a ser sometidos a un proceso de expulsión, señaló el ICE en un comunicado.

 

Cuando los establecimientos opten por un modelo “híbrido”, deberán certificar que sus estudiantes extranjeros están matriculados lo más posible en cursos presenciales para mantener sus derechos de residencia. Estas excepciones no serán autorizadas para estudios de inglés o capacitación profesional.

 
“La crueldad de la Casa Blanca no tiene límites”, criticó de inmediato el senador Bernie Sanders, exaspirante a la nominación demócrata para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

 

“Los estudiantes extranjeros se ven obligados a elegir entre arriesgar sus vidas en las aulas o ser expulsados”, dijo.

 

“Lo peor es la incertidumbre”, dijo a la AFP Gonzalo Fernández, un español de 32 años que estudia un doctorado en economía en la Universidad George Washington. “Estamos aquí sin saber si el próximo semestre tendremos clases presenciales o no, no sabemos si debemos regresar a casa o si terminarán echándonos”, agregó.

 
La mayoría de las escuelas y universidades estadounidenses aún no han anunciado aún sus planes para el semestre que comienza en septiembre.

 

– “Juicios inevitables” –
La medida alcanza a quienes estudien con visas F-1 (para “cursos académicos”) y M-1 (para “formación profesional”).

 

Unos 1,2 millones de personas tenían esas visas en marzo, una gran mayoría de países asiáticos (China, India, Corea del Sur), pero también de Arabia Saudita y Canadá, según datos oficiales.

 

Como en el resto del país, las universidades estadounidenses, que tienen en promedio un 5,5% de estudiantes internacionales y dependen en gran medida de sus pagos de matrícula, cerraron sus puertas en marzo y se pasaron a la educación ‘online’ en un intento por frenar el avance de la pandemia.

 

En ausencia de vacunas, algunas, incluida la Universidad Estatal de California o la prestigiosa Universidad de Harvard, han anunciado que continuarán con los cursos 100% en formato virtual al comienzo del año escolar, incluso para los estudiantes autorizados a residir en sus instalaciones.

 

Según Aaron Reichlin-Melnick, del centro de expertos American Immigration Council, se supone que la nueva regla permitirá a los estudiantes continuar sus estudios desde su país, pero esto no es realista, en particular debido a las dificultades para viajar y el retraso tecnológico de algunos países.

 

“Los juicios son inevitables”, anticipó en Twitter.

El presidente Trump, en campaña para su reelección, ha estado presionando para que el país reanude normalmente sus actividades a pesar de que la pandemia no está bajo control.

 

“¡LAS ESCUELAS DEBEN ABRIR EN EL OTOÑO!, tuiteó el lunes.

Sin embargo, con más de 130.000 muertos y 2,9 millones de casos, Estados Unidos es el país más afectado del mundo por la pandemia y desde hace algunas semanas ha registrado un brote de infecciones en el Sur y el Oeste.

 

Trump, quien ha hecho de la lucha contra la inmigración el buque insigne de su presidencia, ha tomado medidas de presión contra los extranjeros desde el comienzo de la crisis sanitaria.

 

En junio, congeló hasta 2021 la emisión de tarjetas verdes, que ofrecen el estatus de residente permanente en Estados Unidos, así como de ciertas visas de trabajo, en particular las que se utilizan en el sector de las nuevas tecnologías, en el objetivo declarado de reservar puestos de trabajo para los estadounidenses.

 

Un estudio publicado por el Diario de Asociación Médica Estadounidense la cantidad de médicos de países de mayoría musulmana que viajaron a Estados Unidos a seguir sus estudios cayó un 15% durante el gobierno de Trump.

 

 

Más de 30 mil dominicanos no recibirán visa este 2020

La puesta en vigencia de la orden ejecutiva del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que suspende la emisión de varios tipos de visados tiene repercusiones en miles de dominicanos que son beneficiados con visas de trabajo y residencia cada año.

 

 
Los tipos de visas suspendidos por Trump hasta el 31 de diciembre de este año son: H-1B, H-2B, H-4, L-1 y J-1 y tarjetas de residencia.

 

El doctor Roque Leonel Rodríguez, especialista en el tema migratorio, estima que más de siete mil dominicanos dejarían de recibir visas de no inmigrantes, al comparar la cantidad de criollos que obtuvo permiso para trabajar en Estados Unidos el año pasado.

 

Mientras que, con esa suspensión, que incluye la “green card”, perjudicaría a más de 25 mil dominicanos, cuyos casos están en el consulado pero no han ido a una entrevista. Esto al comparar la cantidad de visas de residencia que fueron otorgadas en el consulado de Estados Unidos en República Dominicana en 2019, para emigrar a esa nación que fue de 25,822.

 

 
El presidente Trump, desde abril de este año por la situación de la pandemia del coronavirus suspendió todas visas de residencia nueva, para los residentes permanentes que piden a sus parientes, porque su llegada podría perjudicar a los 40 millones que están sin empleo, según la consideración de Rodríguez.

 

Los dominicanos que viajaron con cada tipo de visado

 

Rodríguez dijo en declaraciones al diario digital Dominicanoshoy.com que con visas de trabajo viajaron 7,697 dominicanos en año pasado, detalladas de la siguiente manera: Fue suspendida la H1B para profesionales porque perjudicarán a un estimado de 20 millones de ciudadanos americanos y la visa L que son visas para personas que quieren poner su propio negocio en EEUU y “es la más popular, ya que le da a la pareja la oportunidad de trabajar”. Con estas viajaron 319 dominicanos.

 

 
La visa J1 que se otorga a profesionales y para intercambio educativos, que es la que les dan a los estudiantes universitarios para los programas verano o “Summer Work”, con esta pudieron trabajar en territorio norteamericano 7,228 estudiantes, pero fue suspendida hasta el 31 de diciembre, sujeto a evaluaciones posteriores.

 

Quienes no están incluidos en esta suspensión

 

Rodríguez dijo que “ no están incluidos los residentes permanentes que están anteriores al mes de abril de 2020, los parientes directos de ciudadanos que incluye hijos menores, esposos y padres”, también están excluidas las personas que son necesarias para trabajar en el área agrícola, y es la visa H2B y los de área de la salud.

 

 

 

La ciudad de Nueva York dará un paso más hacia la reapertura

La ciudad de Nueva York podrá ingresar el lunes 22 de junio en la segunda fase de reapertura de su economía tras el confinamiento decretado a raíz del coronavirus, cuando restaurantes con espacio exterior podrán atender clientes, anunció el miércoles el gobernador Andrew Cuomo.

 
La fase dos en la ciudad, exepicentro nacional de la pandemia, prevé que bares y restaurantes puedan atender a clientes en mesas instaladas afuera, si permanecen a una distancia de dos metros unos de otros. Los salones internos permanecerán cerrados.

 

Hasta ahora, los bares y restaurantes solo podían vender comida o bebidas si ésta era recogida en la puerta o entregada a domicilio.

 

La segunda parte del plan en cuatro etapas indica que también podrán abrir peluquerías y barberías, inmobiliarias y oficinas que ofrezcan servicios informáticos y de otros tipos.

 
Cuomo dijo a periodistas que “todos los números son buenos”: la cifra de muertes y hospitalizaciones vienen cayendo de manera continua, así como la cantidad de nuevos casos.

 

“Nueva York está en camino para entrar el lunes en la fase dos”, ya que para el lunes 22 habrá pasado dos semanas en la fase 1, sostuvo Cuomo.

 

“Sean astutos y responsables”, pidió no obstante a los neoyorquinos, recordando que si las cifras vuelven a subir habrá que dar marcha atrás.

 

 El gobernador precisó que el martes 17 personas fallecieron de coronavirus en el estado de Nueva York, la cifra más baja desde que comenzó la pandemia.

 

En el ápice de la crisis, 799 personas murieron en un solo día en el estado, donde han fallecido casi 31.000 personas a raíz de la enfermedad covid-19, según cifras de la Universidad John Hopkins.

 

De casi 60.000 tests de diagnóstico realizados en el estado el lunes, menos de 1% dio positivo, lo cual coloca a Nueva York como uno de los estados del país mejor posicionados actualmente frente al virus.

 

La fase 4 de reapertura es aguardada para julio, y permitirá la apertura de cines, museos y teatros, pero con capacidad limitada.

 

 

 

Una segunda ola de coronavirus emerge en varias zonas de EE.UU.

Tras el levantamiento de las restricciones impuestas para frenar la pandemia del coronavirus, una segunda ola de Covid-19 empieza a afectar a varios estados de Estados Unidos, como Florida, Texas, Arizona y California, informó este miércoles Bloomberg.

 
“Se avecina una nueva ola en algunas partes del país”, explicó Eric Toner, investigador del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud. “De momento es pequeña y lejana, pero está llegando”, añadió.

 

Hace aproximadamente un mes que se levantaron las restricciones en Florida y en los últimos siete días se han registrado en este estado 8.553 nuevos casos, más que en cualquier otra semana anterior. No obstante, y pese a realizarse más pruebas, las tasas de positividad siguen siendo bajas, de en torno el 5,5%.

 

En Texas hubo 2.504 hospitalizaciones este miércoles, lo que supone un aumento del 4,7%, el mayor incremento diario desde que empezó el brote.

 
En lo que se refiere a Arizona, el pasado 2 de junio alcanzó el máximo histórico de nuevos infectados, con 1.187. “[Arizona] sobresale como un pulgar dolorido en términos de un problema mayor”, asegura Jeffrey Morris, director de bioestadística de la Universidad de Pennsylvania.

 

California ha registrado esta semana el mayor número de hospitalizaciones por covid-19 desde el pasado 13 de mayo, pese a que fue el primer estado en implementar las medidas sanitarias, que se han prolongado más tiempo que en otros lugares. Solo en el condado de Los Ángeles han fallecido 500 personas por el coronavirus durante la última semana.

 

Pese a que el recuento general de casos en todo el país ha aumentado poco menos de un 1% al comienzo de esta semana, el incremento más pequeño desde marzo, los expertos están preocupados por esta nueva oleada.

 
Los especialistas no están seguros de que el rebrote esté relacionado con una mayor actividad económica tras la reapertura de los distintos estados, ya que, por ejemplo, en Georgia se ha estancado el número de casos, aunque fue el primer estado en aliviar las restricciones. Asimismo, creen que aún es pronto para saber si las protestas masivas por la muerte de George Floyd han contribuido a aumentar el número de contagios.

 

Por otro lado, los expertos consideran que la nueva ola podría adoptar una forma distinta a la primera. “No está volviendo a ser exactamente lo mismo que antes, porque ya no somos exactamente como antes”, indicó Lance Waller, profesor de la Escuela de Salud Pública Rollins de la Universidad Emory, en Atlanta.

 

Daniel Lucey, miembro de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América, comparó el nuevo paradigma del virus con un día en la playa. En su opinión EE.UU. se está preparando para otra “marea alta” como la que azotó la ciudad de Nueva York. Siguiendo con la metáfora, el experto recuerda que, aunque ahora haya una marea baja, “las olas siempre están llegando”.

 

El covid-19 ya ha dejado más de 113.000 muertes y más de 2 millones de infectados en la nación norteamericana, según los últimos datos de la Universidad Johns Hopkins. Al menos 538.000 personas se han recuperado desde el inicio del brote.

 

 

Fuente: RT