Archivo de la etiqueta: Donald Trump

Toque de queda ampliado en Nueva York este martes debido a saqueos

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció que el toque de queda en la ciudad comenzará el martes a partir de las 20h00 locales (00H00 GMT del miércoles), después de que Manhattan fuera escenario en las últimas horas de saqueos, sobre todo en tiendas de lujo.

 
Tiendas de las marcas Nike, Michael Kors o Lego y otras de aparatos electrónicos en el corazón de Manhattan fueron tomadas por grupos de jóvenes el lunes por la noche, pudieron comprobar periodistas de la AFP.

 

Un importante dispositivo policíal estaba presente en estas grandes avenidas, normalmente invadidas de turistas, pero prácticamente vacías desde hace semanas debido a la pandemia de coronavirus.

 

Una semana después de la muerte de George Floyd, un afroestadounidense de 46 años que fue asfixiado por un policía blanco que lo inmovilizaba en Minneapolis tras haberlo detenido, las protestas se extendieron de costa a costa en Estados Unidos y las manifestaciones en su mayoría pacíficas han derivado en disturbios generalizados.

 
El lunes, el presidente Donald Trump prometió restaurar el orden y amenazó a los estados con desplegar a los militares “para arreglar rápidamente el problema” si no cesa la violencia.

 

El lunes por la noche, las imágenes de la televisión local NY mostraron jóvenes que habían saqueado una tienda de aparatos electrónicos de Nueva York y fueron detenidos por la policía. Un fotógrafo de la AFP vio cómo otras tiendas en el sur de Manhattan corrían la misma suerte.

 

En las redes sociales se afirmaba que los grandes almacenes Macy’s fueron también objetivo de los saqueadores, pero la policía no confirmó hasta ahora estas informaciones y se limitó a decir que “numerosos comercios” fueron tomados por blanco y hubo “centenares” de personas detenidas.

 
El alcalde de la ciudad dijo que la situación era “inaceptable” y anunció la ampliación del alto el fuego.

 

“Apoyamos las protestas pacíficas en esta ciudad, pero ahora es momento de volver a casa. Hay gente que está fuera esta noche no para protestar sino para destrozar propiedades y hacer daño a otros. Esas personas están siendo detenidas, sus acciones son inaceptables y por tanto no las permitiremos en la ciudad”, dijo De Blasio.

 

Varios vecindarios de Nueva York fueron objeto de saqueos durante el fin de semana, sobre todo en Soho, una zona acomodada de la ciudad, lo que llevó al alcalde de la ciudad y al gobernador del estado, Andrew Cuomo, a decretar el toque de queda.

 

Justo después de las 23h00 (03h00 GMT), cuando entró en vigor el lunes, un centenar de personas se reunió en calma frente al Barclays Center en Brooklyn y se arrodilló en recuerdo de los afectados por las violencias registradas en los últimos días, comprobó una periodista de la AFP.

 

La policía los observó a distancia sin intervenir. De Blasio, demócrata, denunció el tono “belicoso” y la “retórica polarizadora” de Trump, que desea ser reelegido en noviembre.

 

“No son sus declaraciones de las últimas horas las que provocaron todo esto, sino lo que ha hecho en estos años”, dijo el alcalde.

 

Fuente: Ensegundos

Más confinamiento y dudas sobre el futuro en la ciudad de Nueva York

El confinamiento en el estado de Nueva York llega a su fin este viernes luego de dos meses. Pero no aún en la Gran Manzana, antes epicentro de efervescencia económica y cultural y hoy foco de la pandemia de coronavirus, que se resigna a un futuro incierto.

 
Varios comercios no esenciales reabrirán sus puertas en el resto del estado, pero en la ciudad de Nueva York, donde se concentran 8,6 millones de habitantes y suman más de 20.000 los muertos por el virus, las autoridades temen un rebrote y urgen a la cautela.

 

“Prolongar el confinamiento es la decisión correcta. Realmente apesta, pero no hay opción. Estamos tratando de poner nuestra mejor cara”, dice a la AFP Shelby, una corredora de bolsa neoyorquina de 40 años que no quiso dar su apellido.

 

– “Astutos” –
En aislamiento “me aburro como una ostra”, cuenta Rhonda Glass, de 80 años, que hasta la pandemia era voluntaria de varias organizaciones caritativas. “Solo espero que pronto podamos regresar a cierta apariencia de normalidad”.

 
Pero el alcalde Bill de Blasio dijo que es imposible tomar una decisión antes de junio.

 

Ya anunció que las piscinas no abrirán este verano en la calurosa megalópolis, y quizás las playas tampoco.

 

Las escuelas estarán cerradas hasta el comienzo del nuevo año escolar en septiembre, por lo menos. Las autoridades investigan 110 casos en el estado de niños y jóvenes con un grave síndrome hiperinflamatorio posiblemente vinculado al coronavirus, que ha provocado ya tres muertes.

 
Cenar fuera, ir a un bar, a un museo, a un teatro en Broadway, a bailar, a un partido de béisbol, a un concierto en Madison Square Garden… Todo lo que representa Nueva York e implica una aglomeración de personas permanece cerrado.

 

“Tenemos que ser astutos”, insiste el gobernador Andrew Cuomo. “No hay que minimizar el virus; nos ha ganado una y otra vez”, dijo el jueves.

 

– “Fantasmas ambulantes” –
Delia Chávez, una niñera ecuatoriana de 60 años, concuerda en que el confinamiento debe seguir en Nueva York “porque ningún dinero del mundo compra la vida ni la salud”.

 

“Hemos perdido la libertad, la calma, hemos perdido económicamente, emocionalmente. Somos unos fantasmas ambulantes, con nuestras máscaras y guantes y ropa protectora”, dice con tristeza esta mujer que dejó de trabajar durante dos meses debido a la pandemia y ahora volvió a cuidar a una niña.

 

Sus jefes mandan un vehículo a buscarla a su casa cada mañana, para evitar que se contagie en el metro.

 

Los hispanos y negros, muchos de bajos recursos, con enfermedades crónicas anteriores, hacinados en pequeños apartamentos y sin seguro médico, tienen la mayor tasa de mortalidad debido a la COVID-19 en Nueva York, casi el doble que la población blanca. 

 

Cada día a las 19h00, la ciudad se une en aplausos, vítores y cacerolazos en honor de médicos y enfermeros luchando contra la pandemia.

 

“Esto ha unido a los neoyorquinos”, reflexiona Shelby, la corredora de bolsa.

 

En total, la enfermedad ha matado a más de 27.000 residentes del estado de 19,6 millones de habitantes.

 

En el ápice de la pandemia, el 9 de abril, 799 personas murieron en el estado de Nueva York en 24 horas. La cifra ha caído a menos de 160 muertos esta semana.

 

Y este viernes varias regiones que cumplen con una serie de criterios comenzaron a reabrir la industria y la construcción.

 

En la ciudad de Nueva York, con la llegada del buen tiempo y tras dos meses de confinamiento, hay más personas en calles y parques.

 

El uso del barbijo es obligatorio en sitios donde uno no pueda mantener una distancia de dos metros de otra persona.

 

“Hace unas semanas tenía las calles para mí solo, era más seguro para mí trabajar fuera que en una oficina”, señala el cartero Denzel Charles, de 59 años. “Ahora hay multitudes en las calles”.

 

Otros como Hans Robert, un ejecutivo informático de 49 años, han decidido dejar la Gran Manzana, donde vivía desde hace 10 años.

 

Robert se instaló con su familia en su casa de campo en las montañas Catskills, a dos horas de aquí, desde donde todos pueden trabajar o estudiar en línea.

 

El alquiler de 7.000 dólares mensuales por el apartamento que tenía en Manhattan “vale la pena cuando la ciudad funciona”, explica. “Cuando no funciona es un impuesto a cambio de nada”.

 

 

¿A cuántos inmigrantes afectaría Trump con nueva prohibición migratoria?

Adelantan plan de Administración federal para restringir procesos. El Gobierno del presidente Donald Trump planea implementar una nueva prohibición migratoria.

 

Un primer reporte de The Wall Street Journal indica que las visas de trabajo serían las más afectadas, así como las autorizaciones de empleo que acompañan a los permisos estudiantiles, como lo había adelantado Forbes.

 

Según un informe del Instituto de Política de Migración (MPI) citado por Univision, se estima que la proclamación del presidente Trump del 22 de abril evitará que unos 26,000 inmigrantes se muden a los Estados Unidos al mes.

 
Es decir, el impacto de esa primera declaratoria tendría un impacto de 52,000 personas, ya que es de 60 días.

 

Las estimaciones representan un recorte general del 30% a la inmigración.

 

La nueva orden aumentaría considerablemente ese impacto, ya que cada año se asignan 65,000 visas H-1B para trabajadores especializados.

 

El presidente Trump adelantó que tras terminar el periodo de su primer proclamación decidirá si la extiende o cancela, aunque ordenó a los departamentos de Estado y Seguridad Nacional revisar los procesos migratorios modificables.

 

El secretario de Seguridad Nacional, Chad Wolf, reconoció que la proclamación de abril fue un primer paso hacia mayores restricciones migratorias.

 

Según un informe del Southern Poverty Law Center (SPLC), la pandemia del coronavirus se había convertido en la excusa perfecta para que Stephen Miller, principal asesor político del presidente Trump, impulsara la implementación de restricciones migratorias.

 

 

Fuente: eldiariony.com

EE. UU. y República Dominicana, socios en seguridad y lucha contra el COVID-19

Los Estados Unidos y la República Dominicana gozan de una sólida cooperación bilateral en seguridad, que incluye entrenamiento en preparación para emergencias y ayuda financiera, para que el Gobierno dominicano brinde mejor asistencia a sus ciudadanos en caso de catástrofe.

 

A medida que el mundo enfrenta al COVID-19 en forma conjunta se están poniendo en práctica estos recursos y entrenamientos. El 17 de abril, los EE. UU. asignaron el envío de USD 1,4 millones para mitigar la propagación del COVID-19 en la República Dominicana. El financiamiento servirá para apoyar análisis y estimaciones epidemiológicas, la identificación y el seguimiento de la trazabilidad de contactos, así como también tareas de vigilancia durante la pandemia.

 

El Teniente Coronel del Ejército de los EE. UU. Agustín Domínguez, jefe de la Oficina de Cooperación de Seguridad (SCO en inglés) de la Embajada de los EE. UU. en Santo Domingo, comentó a Diálogo que recientemente finalizaron dos proyectos del Programa de Asistencia Humanitaria. En la primera compra adquirieron materias primas para que una empresa local de ropa manufacture mascarillas, mientras que la segunda compra incluyó 220 equipos de protección personal (capas, mascarillas, guantes, cubiertas para el calzado), destinados al Centro de Operaciones de Emergencia (COE).

 

De 2010 a 2020, los EE. UU. han enviado más de USD 677 millones a naciones del Caribe, incluyendo la República Dominicana. Los programas financiados por la Iniciativa de Seguridad de la Cuenca del Caribe y administrados a través de diferentes agencias estadounidenses, como la Sección de Asuntos Internacionales contra el Narcotráfico y Aplicación de la Ley (INL en inglés) del Departamento de Estado, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID en inglés) y el Departamento de Defensa, fortalecieron las capacidades tanto del Ejército como de la policía de la República Dominicana, para proteger a sus ciudadanos. Un aspecto clave de la cooperación ha sido la preparación para casos de emergencia, como la actual pandemia de COVID-19.

 

Según el Teniente Coronel Guillermo Rojas, de la sección de Cooperación en Seguridad del Ejército, de la Embajada de los EE. UU., “el entrenamiento y los recursos proporcionados por los EE. UU. han permitido al COE estar en condiciones de responder a un desastre natural o a una emergencia imprevista, como la del COVID-19.”

 

Los EE. UU. han patrocinado numerosos cursos de capacitación para el COE en la República Dominicana y en otros países de la región. Un ejemplo notable es la capacitación sobre el Sistema de Comando de Incidentes, diseñado para apoyar al COE en la preparación de una administración eficaz y eficiente de los incidentes nacionales, mediante la integración de una combinación de instalaciones, equipo, personal, procedimientos y comunicaciones, en una estructura organizativa común”, agregó.

 

La INL apoyó la creación del sistema nacional de respuesta a emergencias 911 en la República Dominicana, con un financiamiento que supera los USD 20 millones. Este año, el sistema atiende a más del 80 por ciento de los dominicanos, y ha sido fundamental en los esfuerzos de respuesta al COVID-19.  La INL también trabaja en estrecha colaboración con la Policía Nacional de la República Dominicana, para fortalecer a la institución y entrenar oficiales en materia de preparación ante crisis.

 

En una entrevista reciente con la oficina de prensa de la Embajada de los EE. UU., el Coronel del Ejército de la República Dominicana Edwin Olivares, subdirector del COE, habló sobre los esfuerzos de ayuda que proporciona el Comando Sur de los EE. UU., incluyendo ejercicios de capacitación, como Fuerzas Aliadas Humanitarias, organizada  en 2019 por la República Dominicana, donde las fuerzas de seguridad se capacitaron en el manejo adecuado de materiales peligrosos.

 

“El entrenamiento y la asistencia técnica, además del equipamiento que enviaron los EE. UU., fueron esenciales para nuestra capacidad de respuesta ante esta crisis”, manifestó el Cnel. Olivares. “Actualmente, estamos empleando todo el equipamiento que nos donaron, y no puedo imaginarme un día en esta situación sin contar con esta asistencia”.

 

“Lo que le puedo decir es que hay países desarrollados cuyo personal de respuesta de emergencia se contagió de COVID, pero no fue el caso de nuestro personal, que transporta pacientes enfermos o posiblemente enfermos de COVID. Esto fue posible en parte gracias al equipamiento y entrenamiento que nos brindó el Gobierno de los EE. UU.

 

Fuente: www.dialogo-americas.com

Trump suspenderá migración a EEUU

Donald Trump dijo que suspenderá “temporalmente” la migración hacia Estados Unidos debido al “Enemigo Invisible” del nuevo coronavirus para “proteger los empleos” de sus ciudadanos y la economía del país, actualmente el más afectado por la pandemia, que ya ha causado más de 170.000 muertos en el mundo.

 
“En vista del ataque del Enemigo Invisible, además de la necesidad de proteger el empleo de nuestros GRANDIOSOS ciudadanos estadounidenses, voy a firmar una orden ejecutiva para suspender la inmigración hacia Estados Unidos”, tuiteó el presidente estadounidense.

 

Donald Trump, candidato a su reelección en noviembre de 2020 y que tiene a la limitación de la inmigración como uno de sus temas predilectos de campaña, no ha dado ningún detalles sobre la manera en la que pretende aplicar esta medida, ni ha precisado la duración.

 

En enero ya había restringido los viajes con China, antes de prohibir los desplazamientos entre Estados Unidos y la mayor parte de países europeos a mediados de marzo.

 
El coronavirus ha causado más de 42.000 muertos en Estados Unidos, nuevo frente de la enfermedad. Se han registrado cerca de 766.660 casos y al menos 22 millones de estadounidenses han pedido subsidios de desempleo desde mediados de marzo.

 

Varios manifestantes en el país han llevado su frustración a las calles, en Estados como Pensilvania, Michigan, California y Ohio, alentados por el propio Trump.

 

Pero cuatro de cada cinco estadounidenses apoyan las medidas de confinamiento, según un sondeo de Quinnipiac.

 
Protestas similares también ocurrieron en Vladikavkaz, en Rusia, o en los suburbios pobres de París.

 

El nuevo coronavirus ha provocado 170.266 muertos en el mundo desde que surgió en diciembre en China, según un balance establecido por AFP sobre la base de fuentes oficiales este martes. Además, hay más de 2.483.000 casos de contagio en 193 países o territorios.

 

 

Trump no recortará impuestos porque la economía es “fuerte”

Un día después de sopesar en recortar los impuestos para promover el crecimiento económico, el presidente Donald Trump cambió de parecer ayer miércoles y dijo que abandonará la idea porque Estados Unidos ya tiene “una economía fuerte”.

 

El mandatario cambió de posición después de la inestabilidad reciente en los mercados bursátiles y en medio de un debate acerca de si el país se encamina a una desaceleración que pueda poner en riesgo sus posibilidades de ser reelegido. A principios de la semana Trump reconoció por primera vez que sus políticas comerciales hacia China podrían generar dificultades económicas para los estadounidenses, aunque insistió en que los aranceles son necesarios para obtener beneficios más importantes a largo plazo.

 

Pero aparentemente su idea sobre la posibilidad de recortar el impuesto sobre nóminas no duró mucho.

 
“Ahora no estoy sopesando un recorte fiscal”, declaró a los reporteros en la Casa Blanca. “No lo necesitamos. Tenemos una economía fuerte”.

 

Trump también descartó la idea de indexar a la inflación el impuesto a las ganancias de capital, que se aplica cuando los inversionistas venden activos. Dijo temer “ si lo hago, se percibirá, como un poco elitista”.

 

Los analistas han advertido que una desaceleración si no es que una recesión en toda regla, podría azotar al país antes de los comicios del año próximo. Sin embargo, Trump ha elogiado en gran medida el desempeño de la economía y la forma en que la ha manejado.

 

Fuente: El Diario Libre

EE.UU. extiende otros noventa días la moratoria de sanciones por Huawei

Dominicanos residentes en NY preocupados por fin de cupones alimentos debido a cierre gobierno Federal

NUEVA YORK, EE.UU.-  Dominicanos residentes en esta ciudad se muestran preocupados porque a partir de marzo próximo no recibirán sus cupones de alimentos, al igual que 40 millones de estadounidenses, de continuar al cierre del gobierno Federal.

 

Entre los criollos se escucha en diferentes lugares públicos (restaurantes, buses, trenes, tiendas, salones de belleza, barbería y esquinas de diversas vías) sobre la situación.

 

“Nos jodimos si nos quitan los cupones”; “Esto cada día se pone más difícil en EE.UU”; “Si eso sucede tendremos que irnos a RD, hasta que los repongan”; “son medidas de Trump para irnos sacando de aquí”, son algunas de las expresiones.

 

Al ser abordados por este reportero, rehusaron identificarse y ser fotografiados, para que no los identifiquen como beneficiarios de los mismos, porque le da vergüenza, sostuvieron algunos.

 

El programa de Servicio de Alimentos y Nutrición (SNAP) o cupones de alimentos, cuesta un promedio de4.800 millones de dólares al mes, según el Departamento de Agricultura de EE.UU (USDA).

 

Pero por el cierre parcial del gobierno Federal, que sustenta dicho programa, el mismo solo tiene tres mil  millones de dólares en reservas de emergencia hasta febrero.

 

Otros programas del USDA que también están financiados hasta febrero son los almuerzos escolares, los programas de distribución de alimentos en reservas indias y programas de nutrición infantil, incluido los WIC.

 

La administración del presidente Donald Trump ha dicho que los beneficios de cupones de alimentos sólo estarán financiados hasta febrero de continuar el cierre.

 

El secretario de Agricultura, Sonny Perdue, pedirá que los estados emitan los beneficios de febrero antes del 20 de enero para que puedan pagarse a tiempo.

 

Fuente: Hoy Digital

Trump visitará el área sur de muro fronterizo

Alcance. La parálisis administrativa afecta Transporte y Justicia; así como decenas de parques nacionales.Trump. Se dirigirá hoy al país por televisión para abordar la “crisis” fronteriza.

 

WASHINGTON.- El presidente estadounidense, Donald Trump, dio ayer un giro a su estrategia a favor del muro al anunciar un mensaje a la nación y una visita a la frontera con México, en la tercera semana de un cierre administrativo sin visos de solución.

 

Trump buscará sumar apoyos en la opinión pública al abordar en una alocución que se transmitirá hoy en un horario de máxima audiencia la “crisis” que vive el país en la frontera sur, a la que llegará dos días después para reunirse con las autoridades en la zona.

 

“Me complace informarles de que me dirigiré a la nación sobre la crisis humanitaria y de seguridad nacional en nuestra frontera sur”, dijo Trump en su cuenta de Twitter.

 

El jueves visitará la frontera, donde se reunirá “con quienes se encuentran en la primera línea de la crisis de seguridad nacional y humanitaria”, señaló la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en Twitter, y agregó que “pronto se anunciarán más detalles” del viaje.

 

El Gobierno de Trump afronta desde el 22 de diciembre el cierre del 25 % de la Administración, situación que afecta a unos 800 mil empleados que han dejado de percibir su salario y ha trastocado el funcionamiento de distintos espacios turísticos o las actividades de agencias que no cuentan con nuevos recursos.

 

Durante el fin de semana, el vicepresidente, Mike Pence, y un equipo de la Casa Blanca se reunió con el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, y la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, buscando una salida a la paralización parcial, pero las negociaciones terminaron sin mayores progresos.

 

La financiación del muro, para cuya construcción el Gobierno requiere más de 5,000 millones de dólares, se ha convertido en un obstáculo insalvable para Trump y los demócratas, que con la llegada de Pelosi a la presidencia de la Cámara Baja han endurecido su posición.

 

En medio de este panorama, Trump ha hablado de la posibilidad de declarar la emergencia nacional como una vía para facilitar la construcción del muro y ha anticipado que evalúan erigir una barrera de acero, en lugar de concreto, que se fabricaría en Estados Unidos.

 

Pero en el día a día parecen otras las preocupaciones de los estadounidenses, entre ellas la posibilidad de que se retrase la devolución de los impuestos retenidos de más por la administración. Por el cierre, apenas trabaja un 12 % del personal del Servicio de Rentas Internas (IRS), la agencia encargada de la recaudación de impuestos, lo que pone en peligro que las devoluciones se hagan a tiempo, ya que en 2018 la campaña comenzó el 29 de enero.

 

El director interino de presupuesto de la Casa Blanca, Russell Vought, aclaró ayer que los desembolsos saldrán y que buscan que el cierre parcial sea “lo menos doloroso posible con la ley”.

 

Tercera paralización
La paralización, la tercera del Gobierno de Trump, ha atizado también los ataques del gobernante hacia los medios de comunicación y este lunes tildó de “locos lunáticos” a los periodistas críticos con su presidencia.

 

— Presupuesto
El presidente Donald Trump plantea que el proyecto de presupuestos de Estados Unidos incluya una partida de más de 5,600 millones de dólares para financiar el muro fronterizo con México. El congreso no quiere aprobarlo.

 

Trump quiere eliminar derecho a la ciudadanía para hijos de extranjeros nacidos en EEUU [vídeo]

El presidente Donald Trump dijo este martes que quiere eliminar el derecho constitucional a la ciudadanía estadounidense de todo niño nacido en EEUU de padres inmigrantes, en medio de crecientes críticas a su retórica incendiaria y a una semana de los comicios legislativos.

 

Durante una entrevista exclusiva con “Axios” en el canal por cable de HBO, parte de la cual fue transmitida hoy, Trump dijo que prevé firmar una orden ejecutiva para eliminar la ciudadanía a hijos nacidos en EEUU de extranjeros, con o sin papeles.

 

Según el mandatario, los abogados de la Casa Blanca le han dicho que puede eliminar la ciudadanía de forma unilateral mediante una orden ejecutiva.

 

“Somos el único país en el mundo en el que una persona viene, tiene un bebé, y el bebé es esencialmente un ciudadano de EEUU por 85 años con todos los beneficios. Es ridículo, y tiene que terminar”, se quejó Trump, quien a principios de año argumentó que EEUU debería alentar el ingreso de inmigrantes de países nórdicos.

 

 

“Está en proceso, va a ocurrir”, dijo Trump, sin precisar fecha.

 

Indica Eldiariony.com que Trump también había apoyado eliminar la ciudadanía por nacimiento durante la contienda de 2016, pero, en realidad, unos 33 países conceden ese derecho, incluyendo Argentina, Brasil y México. De los países industrializados, solo EEUU y Canadá la conceden de forma automática.

 

La Enmienda 14 de la Constitución, adoptada el 9 de julio de 1868, consagra el derecho a la ciudadanía estadounidense para toda persona nacida en este país y bajo su jurisdicción, y fue implementada para corregir el abuso histórico contra los afroamericanos en este país, y darle estatus legal a esclavos emancipados. En 1898, el Tribunal Supremo codificó ese derecho en un dictamen de que toda persona nacida en suelo estadounidense tiene la ciudadanía automática.

 

La enmienda fue en respuesta al sonado caso de “Dred Scott” en 1857, en el que el Tribunal Supremo dictaminó, 7-2, que los esclavos afroamericanos no tenían derecho a su libertad aún si viviesen en estados donde estaba prohibida la esclavitud, y tampoco tenían derecho a la ciudadanía estadounidense.

 

Al parecer, el equipo legal que asesora a Trump quiere ceñirse a una interpretación técnica de qué significa estar bajo “jurisdicción” de EEUU, argumentando que los inmigrantes indocumentados no lo están.

 

No es la primera vez que surge una propuesta republicana para eliminar ese derecho en el marco de una estrategia para desalentar la inmigración ilegal -a través de los años lo han propuesto republicanos y grupos ultraconservadores-, con la diferencia de que ahora incluso la aplicarían para extranjeros legales.

 

Tampoco está claro cómo se aplicaría la orden ejecutiva, porque las autoridades tendrían que revisar el estatus migratorio o certificado de nacimiento de toda mujer parturienta en los hospitales para determinar quiénes pueden o no obtener la ciudadanía para sus hijos.

 

En todo caso, la orden ejecutiva en ciernes desataría una batalla legal que puede llegar hasta el Tribunal Supremo, ahora con mayoría conservadora gracias a la instalación del juez Brett Kavanaugh.

 

En declaraciones a este diario, David Leopold, un abogado de inmigración en Ohio, dijo hoy que la propuesta de Trump no es más que otro esfuerzo por apelar a los instintos más bajos de algunos votantes en su base, especialmente grupos extremistas y nacionalistas blancos.

 

“El presidente Trump y sus aliados republicanos quieren regresarnos a los días de oscuridad del dictamen contra Dred Scott, en los que se permitía tratar a los afroamericanos como esclavos, como una propiedad más. Los republicanos tienen una obligación moral y patriótica de ponerle freno a un presidente que continúa alimentando las divisiones en este país”, dijo Leopold.

 

“Pero no lo están haciendo. ¿Cuántas personas más tienen que morir antes de que los republicanos encaren a un peligroso presidente demagogo? Todos estos ataques salen del guión nazi que deshumanizaba a los judíos… Trump debe denunciar a los nacionalistas blancos en vez de apelar a los impulsos más oscuros de sus seguidores”, subrayó Leopold.

 

Por su parte, Alfonso Aguilar, presidente de la Alianza Latina Para Principios Conservadores, dijo a este diario que Trump se equivoca respecto a la interpretación de la 14 Enmienda, cuya cláusula sobre ciudadanía “estableció el principio de ciudadanía por nacimiento; es decir, que los hijos de extranjeros nacidos en el país son ciudadanos”.

 

“Desde la aprobación de la decimocuarta enmienda, hemos reconocido la ciudadanía por nacimiento de toda persona nacida en Estados Unidos, independientemente de cómo llegaron sus padres al país. Si el presidente emite esta orden, será retada en los tribunales… (Trump) trae este asunto en este particular momento claramente para energizar y motivar a ese sector de su base que se opone a la inmigración”, observó Aguilar.

 

Trump ha estado bajo críticas de que su retórica ha contribuido al ya enrarecido clima político en EEUU que en la última semana ha dado pie a una racha de ataques violentos contra demócratas, minorías y la comunidad judía.

 

El mandatario prevé viajar hoy a Pittsburgh (Pensilvania) para “expresar apoyo” a la sinagoga “Tree of Life”, en el que un nacionalista blanco, Robert Bowers, masacró a 11 personas -incluyendo un sobreviviente del Holocausto- e hirió a otras seis el sábado pasado, pese a que más de 35,000 personas emitieron una carta rechazando su visita.

 

Trump y la Casa Blanca han hecho caso omiso a las advertencias al insistir en que los responsables de la violencia son quienes cometen esos delitos.

 

Desde antes del envío de paquetes con explosivos la semana pasada a prominentes figuras demócratas, Trump había centrado sus esfuerzos en el combate a la inmigración ilegal como parte de su estrategia para movilizar a los votantes de su base.

 

El mandatario centró su ira en la caravana de inmigrantes centroamericanos que inició el pasado 12 de octubre su camino hacia la frontera sur de EEUU, la mayoría de ellos personas que huyen de la violencia y piensan solicitar asilo en este país.

 

Durante y desde la contienda de 2016, Trump prometió mano dura contra la inmigración ilegal, aunque por ahora el Congreso, bajo control republicano, no ha aprobado la totalidad de los casi $25,000 millones que requeriría su prometido muro fronterizo.

 

Por órdenes de la Administración Trump, el Pentágono ha dado el visto bueno para el despliegue de unos 5,000 soldados del Ejército a partir de la próxima semana, como medida disuasoria contra los cruces ilegales en la frontera sur. Ya antes, el Departamento de Justicia restringió aún más el proceso de asilo en el país.

 

Previo a sus declaraciones, un exagente de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) dijo en un programa de Fox News que algunos en la caravana de inmigrantes podrían tener lepra o viruela, sin ofrecer pruebas. También Trump ha dicho que hay criminales y pandilleros en la caravana.

 

Según las encuestas, los demócratas tienen ahora mayores posibilidades de recuperar el control de la Cámara de Representantes, lo que supondría una traba para el avance de la agenda conservadora.