Archivo de la etiqueta: empleados

El acoso laboral en República Dominicana ¿Sabes qué hacer?

En la Justicia Dominicana son pocos los procesos judiciales en curso por la comisión de estos tipos penales, que a pesar de ser frecuentes, no pasan de un buen boche o advertencia y las víctimas difícilmente accedan a judicializar estas agresiones.

 

Las mujeres son las más asediadas sexualmente en el ámbito laboral, sin dejar de mencionar los casos que afectan al género masculino.

 

En las áreas de trabajo, el acoso sexual, podemos asimilarlo a una conducta atípica no deseada, molestosa, de naturaleza sexual, que hace que la persona que la recibe, se sienta incómoda, a veces temerosa y cuyo asedio podría transformarse en timidez o desconcentración del trabajo.

 

En la República Dominicana, el actual Código Penal Dominicano castiga esta práctica incómoda en su artículo 333, Párrafo 2, cuando dispone que “Constituye acoso sexual toda orden, amenaza, constreñimiento u ofrecimiento destinado a obtener favores de naturaleza sexual, realizado por una persona (hombre o mujer) que abusa de la autoridad que les confieren sus funciones”, y establece penas de un año de prisión y multa de cinco mil a diez mil pesos.

 

Las mujeres víctimas de acoso y según la gravedad del hecho, pueden también disponer de lo previsto por el artículo 333, del Código Penal Dominicano que del mismo modo establece que “Toda agresión sexual que no constituye una violación, se castiga con prisión de cinco años y multa de cincuenta mil pesos”.

 

Una agresión sexual puede ser tanto en su trabajo, como en cualquier lugar, y no necesariamente llega al grado de violación, como es el hecho de agarrarle las nalgas, los senos, la pelvis y otras partes íntimas sin su consentimiento,pegarla a la pared en actitud sexual, intentar besarla, mostrarle sus genitales, manoseos, jalones o pellizcos sexuales, sentar a las víctimas sobre las piernas o partes íntimas del agresor, los tocamientos y acercamientos innecesarios, sorprenderla con contactos físicos e insinuaciones, observaciones sexuales, envío de material pornográfico sin su consentimiento, jalarle la ropa y ropas intimas de modo sexual, propagar rumores sexuales acerca de la víctima, exigencia de besos verbales o de hecho besarle el cuello o morderla con intención sexual y pintar grafitis sexuales acerca de la víctima en las paredes de los baños y vestuarios públicos o de trabajo.

 

Un acoso sexual puede ser enviarles mensajes o notas sexuales, las peticiones de favores sexuales, comentarios o miradas sexuales,el acechamiento y observación no consentida mientras usa el baño, los tocamientos y acercamientos innecesarios, sorprenderla con contactos físicos e insinuaciones. Haciendo una comparación entre el acoso y las agresiones sexuales, ambas se encuentran estrechamente vinculadas, según la gravedad de los hechos, teniendo en cuenta el modo, la forma, el lugar, el tiempo y los medios empleados.

 

Para que estas situaciones constituyan delito de acoso sexual laboral para la persona que es víctima del mismo, esta acción debe ser de carácter desagradable, ofensivo y contra su voluntad, según lo estableció la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

 

Estos tipos de conductas pueden ser humillantes para quien la sufre y podría constituir un problema de salud, que se traduce en nerviosismo y desconcentración , falta de sueño y ansiedad, traumas emocionales, estrés, depresión, sentimientos de baja autoestima, dolores de cabeza, problemas gastrointestinales e hipertensión, cambios en el comportamiento vinculados al aislamiento y deterioro de relaciones sociales y laborales, aumento de la posibilidad de accidentarse por desconcentración, disminución de la productividad en la empresa, desmotivación, temor de hablar de lo ocurrido, temor a no ser escuchada en los centros judiciales, temor a la crítica de sus compañeros de trabajo, temor a no encontrar medios probatorios ni testigos que le ayuden, temor a ser mal interpretada, sensación de culpabilidad, temor a las represalias, temor a la perdida de sus derechos adquiridos, así como sensación de inseguridad y de posible discriminación, cuando la mujer tenga motivos suficientes para creer que su negativa podría causarle problemas de estabilidad en su trabajo, o en el reconocimiento de su labor, o para poder ser ascendida o cuando esta situación incómoda le crea un medio de trabajo hostil.

 

Del mismo modo, el Código de Trabajo Dominicano le ofrece un salvo conducto a la mujer víctima de esta práctica odiosa, ya que en sus artículos 96 y 97, habla sobre la terminación del contrato de trabajo por dimisión del trabajador, considera como una causa justificada, cuando el trabajador prueba que su empleador, los parientes de este o sus dependientes incurran en falta de probidad, honradez, en actos o intentos de violencia, injurias o malos tratamientos contra el trabajador o contra su cónyuge, padres, hijos y hermanos. Aun fuera del servicio, si son de tal gravedad que hagan imposible el cumplimiento del contrato de trabajo.

 

Por igual, está prohibido a los empleadores, según el artículo 47, acápite 9 del Código de Trabajo Dominicano que,“Ejercer acciones contra el trabajador que puedan considerarse de acoso sexual, o apoyar o no intervenir en caso de que lo realicen sus representantes”.

 

De ser aprobado el nuevo Código Penal Dominicano, éste impondría sanciones aún más drásticas a las agresiones sexuales, ya que en su artículo 129 establecería que “Constituye agresión sexual todo atentado lascivo o lujurioso cometido contra una persona con violencia, constreñimiento, amenaza, sorpresa, engaño o por cualquier medio que invalide o anule su voluntad” (Forzarla).

 

Y en su artículo 137, establecería que “Las agresiones sexuales, diferentes a la violación y al incesto, serán castigadas de 4 a 10 años de prisión mayor y multas de 4 a 10 salarios mínimos del sector público”.

 

De igual modo, en su artículo 142, establecería que “Constituye acoso sexual el acto de apremiar, perseguir, hostigar o constreñir, mediante requerimientos, promesas, ordenes o amenazas a una persona, cometido por otra que abusa de su posición de autoridad o jerarquía o de la función que ostenta o de cualquier situación ventajosa, para obtener un favor sexual para sí o para un tercero”. Y según su artículo 143 seria sancionado de dos a tres años de prisión y multas de 7 a 9 salarios.

 

Es oportuno aclarar que, para alegar un hecho o imputación de este tipo, es de rigor probarlo, más allá de toda duda razonable para destruir la presunción de inocencia del infractor.

 

A medida que una mujer calla el sufrimiento de estas agresiones, es doblemente víctima, por eso debe motivarse a frenar este delito.

 

Es evidente que cuando la empleada mantiene la relación de coqueteo y sexualidad con su patrono de manera voluntaria, no se configuran ninguno de estos tipos penales, si no que en lo que sería ya una relación de pareja, pueden intervenir los tipos penales de violencia de género o de violencia intrafamiliar.

 

Por César Amadeo Peralta.

Alemania necesita tres millones de empleados para 2030

El Gobierno alemán aprobó este miércoles (30.08.2017) un plan para la formación de trabajadores cualificados. El objetivo es paliar el déficit ya existente en su mercado laboral, que, según estimaciones actuales, podría ampliarse hasta llegar a tres millones de puestos vacantes para 2030. En el proyecto, elaborado por el ministerio de Trabajo, que dirige la socialdemócrata Andrea Nahles, se advierte de los efectos derivados del envejecimiento de la población activa y se apuesta por incrementar la presencia de la mujer en puestos cualificados.

 

El accidente se debió a un error humano, más que de un problema con el robot, que puede programarse para llevar a cabo varias tareas en el proceso de ensamblaje. (AFP).

 

El déficit de mano de obra cualificada tratará de paliarse “preferentemente” con población activa ya radicada en Alemania, explicó la viceportavoz del Gobierno, Ulrike Demmer, pero también con la incorporación al mercado laboral de ciudadanos europeos comunitarios. La incorporación a estos puestos de inmigrantes de otros países o o personas llegadas como refugiados no se considera posible “a corto o medio plazo”, advirtió la portavoz, ya que su integración en la sociedad y el mercado laboral alemán precisa de un periodo más amplio.

 

Y seguirá creciendo la demanda de trabajadores cualificados…

 

Según un estudio independiente del instituto de investigaciones Prognos, citado por el ministerio de Trabajo, se estima que el déficit de trabajadores cualificados llegará a los 3 millones en 2030 y que seguirá creciendo en los años siguientes, hasta situarse en los 3,3 millones para 2040. El estudio recomienda al estamento político y al empresariado invertir en la formación de mano de obra dentro del país y alerta de que los ámbitos afectados por la carencia de trabajadores cualificados se extienden por prácticamente todos los sectores de la economía pública y privada.

 

Según el autor del documento, Oliver Ehrentraut, el envejecimiento de la población laboralmente activa no se verá paliado a corto plazo. Al contrario: se agravará. Se calcula que para 2040 la población en edad de trabajar se reducirá en Alemania en un 10 por ciento. Esto afectará a los sectores de la electrónica, la energía y el ámbito digital, pero también al sanitario -desde médicos hasta personal auxiliar-, así como a la contabilidad y los servicios.

 

De igual manera, el estudio estima que los padres deberían reincorporarse al trabajo lo antes posible tras un permiso o excedencia por razones familiares, ya que prolongarlo excesivamente podría implicar la necesidad de readaptarse con nuevos cursos de formación dentro del ámbito que abandonaron. Los desafíos sociales y laborales que plantean estos déficit son “enormes”, destaca el texto difundido por el Ministerio de Trabajo. La ministra responsable, Andrea Nahles, llama a actuar con celeridad para evitar que se acabe generando un problema endémico en el mercado laboral alemán.

 

Fuente: DW.com

Alza salarial beneficia 51.4 % empleados

Según la TSS, más de 971,000 personas ganan RD$15,000 o menos, cayendo en las categorías del mínimo

 

Santo Domingo.- El aumento de 20 % al salario mínimo aprobado por el Comité Nacional de Salarios (CNS) beneficia casi al 51.4 % de los empleados formales que cotizan en la Tesorería de la Seguridad Social (TSS).

Ese es el porcentaje de trabajadores que ganan 15,000 pesos o menos, y por lo tanto, encajan en la categoría de los tres salarios mínimos, que antes del aumento estaban fijos en RD$12,800, RD$8,800, y RD$7,800, dependiendo del tamaño de la empresa.

Los trabajadores privados que aparecen en la TSS cobrando menos de RD$10,000 son 613,812 y los que ganan entre RD$10,001 y 15,000 ascienden a 357,874. Es decir, que cerca 971,000 personas, de un total de 1.3 millones de empleados privados podrían comenzar a cobrar 20 por ciento más cuando el CNS confirme el incremento acordado.

Sueldo cubre canasta

El alza aprobada no sólo reivindica la labor del Consejo Nacional de Unidad Sindical (CNUS), que no había logrado una tarifa significativa en las ultimas revisiones, sino también a los trabajadores de las empresas grandes, que por primera vez podrán cubrir la canasta familiar básica.

El sueldo mínimo más alto, que devengan los empleados de las empresas que pasan de un capital de RD$4 millones pasará de RD$12,800 a RD$15,400.

Ese monto al menos alcanza para cubrir la canasta familiar del grupo de la población más pobre, la cual fue estimada por el Banco Central en RD$13,260 en el mes de febrero.

No obstante, los demás empleados (que son la mayoría, no correrán con la misma suerte, puesto que sus salarios son tan bajos que ni el sorpresivo aumento los eleva a la categoría de “puedo cubrir mis necesidades básicas”.

Los que ganan RD$8,800 devengarán RD$10,500, y los de RD$7,800 pasarán a RD$9,000, sueldos que no llegan ni siquiera a cubrir la canasta mínima individual de pobreza, calculada en 10,956 pesos por la Oficina nacional de Estadísticas.

De todos modos hay que esperar que el CNS ratifique la resolución de aumento, que ya ha sido impugnada por los empresarios, quienes no quedaron contentos con el acuerdo.

Fuente: ElDía