Archivo de la etiqueta: empleos

Villa Consuelo es el sostén de 15,000 empleos directos

Santo Domingo, RD.- Villa Consuelo es la típica zona donde la gente va a buscar cualquier artículo que necesite o lo que no podría conseguir en ningún otro centro comercial.

 

Enclavada en el mismo corazón del Gran Santo Domingo, Villacon (como popularmente se le conoce), ofrece desde finas joyerías hasta el retrete usado que pudiese necesitar una familia que tenga poco dinero.

 

 

Miles de micro y pequeños comerciantes llegan cada día, desde barrios de la capital y del interior del país, para surtir sus negocios de las cientos de importadoras que operan en el lugar, mientras que muchas personas procuran cualquier artículo que necesiten y para el que cuentan con recursos limitados: puerta de madera o metal, juegos de muebles para la sala o el comedor, gabinetes de cocina, gaveteros, colchones, electrodomésticos, servicios de herrería, prendas de empeño y un sinnúmero de artículos que nadie imaginaría que se vende en algún lugar.

 

“Lo que no hay en Villacon no lo busques porque no existe o no se ha inventado”, afirma el presidente de la Asociación de Comerciantes e Importadores de Villa Consuelo, Mario Chabebe, en una entrevista para Listín Diario en la que estima que esta zona aporta aproximadamente 15,000 empleos directos.

 

Según Chabebe, Villa Consuelo tiene alrededor de 350 establecimientos comerciales formales que venden diferentes artículos y sostiene que los negocios informales se han ido reduciendo en las calles y aceras fruto del esfuerzo de las organizaciones por adecentar la zona.

 

Transformaciones
El empresario Mario Chabebe explica que este pulmón comercial ha logrado transformaciones importantes para el bienestar de quienes habitan en el sector y/o desarrollan sus actividades comerciales.

 

“Ningún sector puede decir que arregló sus aceras, que tiene su escuela nueva, que tiene su club totalmente reformado y nuevo, que tienen una dirección regional policial en el sector, que arregló sus aceras, sus contenes, recuperó sus espacios públicos, el asfaltado completo de las calles, energía 24 horas”, indica Chabebe.

 

Al hablar de la seguridad, indica que ha mejorado mucho. Sin embargo, la gente en las calles dice que no se pueden descuidar porque “fácil te arrebatan la cartera” y que en las noches se convierte en “tierra de nadie”.

 

Los desafíos 
Mejorar el tránsito vehícular y lograr un parqueo público parecen ser los desafíos más sentidos por los comerciantes, quienes han intentado en varias ocasiones buscar una alternativa, pero aún no lo logran.

 

Basura
Pese a que la Asociación aporta un camión y paga el personal para ayudar al ayuntamiento con la recogida de la basura que producen, muchas calles se ven con gran cúmulo de basura.

 

Fuente: Listin Diario

Por: Patria Reyes Rodríguez
patria.reyes@listindiario.com

Diputados disgustados con informe que más de de 500 mil jóvenes no trabajan ni estudian en RD

Luego de que la agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, (USAID), presentara el último informe del programa alerta joven, el cual demostró que 500 mil jóvenes no trabajan ni estudian, algunos diputados estuvieron de acuerdo y otros no con los resultados de dicho informe.

.A pesar de haber logrado el cuatro por ciento para la educación, el informe de la USAID en materia de avance muestra lo contrario. Para el senador por la provincia Peravia Winston Guerrero esta situación es preocupante por lo que está de acuerdo a que se le preste atención a estos resultados.

A diferencia del senador Winston Guerrero, el diputado Redames Camacho y la diputada Miriam Cabral consideran que los resultados de informe no se corresponden con la realidad, ya que según ellos ha sido muchos lo que el gobierno de Danilo Medina ha hecho por la juventud dominicana en término de educación y empleo.

Para el vicepresidente de la cámara baja, Lupe Núñez los indicadores del informes son razones para estudiar una posible decisión legislativa.

La USAID señala que llevan más de cuatro años trabajando con la población joven dominicana, tras identificar las provincias y los sectores más violentos de Santo Domingo y el Distrito Nacional.

 

Jóvenes con maestrías con grandes barreras para encontrar empleo

Santo Domingo.- “Cada vez el mercado se dificulta más”, esta es la tendencia que ha evidenciado Amaury Saba de la Cruz, quien en 2014 retornó al país luego de realizar una maestría en España con una beca que le otorgó el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (Mescyt).

A su llegada, tras permanecer un año lejos de su familia, el joven de 37 años afirma que ha tocado numerosas puertas para trabajar en el área en la cual se capacitó, sin embargo no ha logrado insertarse en el mercado laboral.

Ilusionado con su desarrollo profesional, De la Cruz optó en 2013 por una maestría denominada Mercadeo del Arte, relacionada a la escultura y artes plásticas, pero sus planes han encontrado un muro de contención.

“Ya tengo dos años buscando empleo y en muchos lugares que he ido me dicen que estoy sobrecalificado, que no tienen para pagarme y en otros simplemente que no hay vacantes”, se lamentó.

Para sobrevivir, De la Cruz ha tenido que volver a emplearse en lo que hacía antes de alcanzar una maestría: titulador en un canal de televisión local, cuyos ingresos no se corresponden con su capacitación.

Al igual que él, en 2013 otros 2,323 jóvenes fueron beneficiados por el Mescyt con una beca internacional para realizar estudios de post-grado en diversas áreas.

“Muchos compañeros están en la misma situación mía. De los que regresamos un 80 % de los que están trabajando han tenido que volver a lo que hacían antes y uno que otro ha experimentado una mejoría laboral”, puntualizó.

Aumento becas

Entre 2005 y 2016 el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (Mescyt) ha otorgado 17,013 becas internacionales de post-grado y 1,615 de grado.

Desde ese año a la fecha la cantidad de becas ofrecidas por el Estado a través de esta dependencia han aumentado significativamente, pasando de 403 en 2005 a 2,424 en 2016.

Dependiendo la universidad elegida hay dos modalidades utilizadas, en cuanto al alojamiento de los beneficiarios que salen fuera del país, teniendo ambas en común que el Gobierno dominicano asume el pago total del estudio.

A algunos estudiantes se les paga directamente con una universidad su estadía y gastos de comida y lavandería, entre otros, y los mismos se alojan en un local del recinto, mientras que a otros se les entrega dinero mensualmente para que cubran esos gastos, incluyendo el alojamiento.

En el caso de España, si el estudiante es de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD, recibe 700 euros y si es de una universidad privada el Mescyt le aporta 400 euros.

A parte de España, los principales países a los que son enviados los becarios son Estados Unidos, México, Cuba, Argentina, Francia, Costa Rica, Puerto Rico, Suecia y hasta la República Checa.

Debido a la situación que se enfrentan al llegar al país, algunos becarios optan por quedarse en el país al que van a capacitarse y tratar de buscar la manera de sobrevivir y desarrollarse profesionalmente.

Súper oferta

Para la educadora Yvelisse Prats, esta situación no constituye un problema educativo, sino que hay una “súper oferta” de jóvenes que se preparan frente a una baja demanda del Estado, que a su entender no ha creado las condiciones para que haya empleos decentes.

Prats, quien ha sido maestra por más de cinco décadas, consideró que el Estado debe regular las capacitaciones en función de las demandas presentes y futuras en el mercado laboral.

De igual manera, sugirió que el Gobierno y la sociedad civil, dentro de la que incluyó al empresariado, deben hacer una alianza para promover la creación de empleos y definir las necesidades de mano de obra.

Destaca el periódico ElDía que pese a las dificultades que deben enfrentar quienes se han capacitado a nivel de maestrías, muchos han logrado insertarse al mercado laboral, aunque no con las condiciones salariales al nivel de su preparación.

En general, el de los jóvenes es uno de los segmentos más afectados por el desempleo según las estadísticas del Banco Central.