Archivo de la etiqueta: Eugenio María de Hostos

11 de Enero se celebra: «El Día Nacional de la Educación»

Emilio Prud’Homme: Autor del Himno Nacional Dominicano

El educador, abogado y músico dominicano Emilio Prud’Homme (1856-1932) nació el 20 de agosto en Puerto Plata.

 

El discípulo y colaborador de Eugenio María de Hostos, fue el director de la Escuela Normal en Puerto Plata fundada por Hostos en 1880.

 

Durante el breve gobierno de Francisco Henríquez y Carvajal (31 de julio al 29 de noviembre de 1916), Prud’Homme fue declarado diputado en el Congreso Nacional y también asumió el cargo de secretario de Justicia e Instrucción Pública.

 

En 1930, fue juez de la Suprema Corte de Justicia, pero debido a su oposición a la Intervención Militar Norteamericana (1916-1924) abandonó el magisterio.

 

Escribió la letra del himno nacional que fue publicada el 16 de agosto de 1883 en el semanario El Eco de la Opinión. Con la música de José Reyes, fue estrenada el día siguiente en un acto en celebración del XX aniversario de la Restauración de la República.

 

Volvió a ser interpretada el 27 de febrero de 1884 durante el recorrido que llevó los restos del patricio Juan Pablo Duarte desde el puerto de Santo Domingo hasta la Catedral Primada de América.

 

El 7 de junio de 1897, el Congreso Nacional lo oficializó como himno nacional, pero el dictador Ulises Heureaux impidió el acto ya que veía a Prud’Homme como un adversario.

 

El 30 de mayo de 1934, fue proclamado oficialmente por la Ley No. 700 como el Himno Nacional.

 

Además de ser el autor del Himno Nacional Dominicano, Prud’Homme escribió obras en verso y prosa que presentaban temas que exaltaban los valores patrios, el respeto y amor a la soberanía y la defensa de la independencia nacional.

 

Emilio Prud’Homme falleció el 21 de julio en Santo Domingo a la edad de 76 años.

 

 
 

11 de Enero: Día Nacional de la Educación

¿Quien fue Eugenio María de Hostos?

Eugenio María de Hostos (1939-1903) fue un educador, filósofo y escritor puertorriqueño quien era conocido como “El Gran Ciudadano de las Américas”.

Nació el 11 de enero de 1939 en Mayaguez, Puerto Rico.

Hostos y su familia llegaron a República Dominicana en 1875, y en 1880, fundó en Santo Domingo la Escuela Normal Preparatoria que introdujo métodos de enseñanza avanzada. Recibió fuerte oposición de la Iglesia Católica, ya que Hostos se opuso de cualquier tipo de instrucción religiosa en el proceso educativo. Poco después ayudó a establecer la segunda Escuela Normal Preparatoria en Santiago de los Caballeros.

En el año 1900, Eugenio María de Hostos desempeñaba un papel importante en la reorganización de los sistemas educativos y de ferrocarril de la República Dominicana.

Como defensor de la Independencia, Hostos promovía la creación de una Confederación Antillana entre Puerto Rico, la República Dominicana y Cuba, y, por tanto, viajaba a muchos países. Entre algunos de sus compañeros estaban los políticos puertorriqueños Ramón Emeterio Betances y Segundo Ruiz Belvis. Sin embargo, en Puerto Rico y en Cuba, muchas personas que querían su independencia de España, no abrazaron la idea de convertirse en revolucionarios, prefiriendo ser anexados por los Estados Unidos.

Él escribió muchos ensayos sobre temas sociales como Moral Social (1988) y Lecciones de Derecho Constitucional (1887). Fue considerado uno de los primeros sociólogos sistemáticos en América Latina.

Otras obras destacadas de Hostos incluyen Biografía de Plácido (1872), Cartas Publicadas Acerca de Cuba (1895) y Meditando (1909).

También era conocido por ser un defensor de los derechos de las mujeres.

Falleció el 11 de agosto de 1903 en Santo Domingo. Sus restos están en el Panteón Nacional de la zona colonial de esta ciudad. Según sus últimos deseos, sus restos permanecerán en la República Dominicana hasta el día que Puerto Rico quede completamente independiente.

Parque Eugenio María de Hostos de Santo Domingo

 

El Parque Eugenio María de Hostos está ubicado en la avenida George Washington justo frente a la Plaza Juan Barón, y haciendo esquina con el Obelisco Macho. Este es un espacio de esparcimiento de la ciudad de Santo Domingo creado originalmente en el 1937 por el Gobierno del dictador Rafael Leónidas Trujillo.

Originalmente  el espacio fue bautizado como Parque Ramfis Trujillo y en aquella época fue catalogado como el mejor parque de las Antillas, debido a que contaba con una piscina, un acuario, una pajarera, una terraza para patinar, una pista de bicicleta, pabellones para conciertos, salón para cine, juegos infantiles y una biblioteca.

Una vez derrocada la dictadura se cambia el nombre del parque y se nombra en honor al educador Eugenio María de Hostos Bonilla, quien era oriundo de Puerto Rico pero emigró y desarrolló su carrera en la República Dominicana.

Actualmente este parque cuenta con una extensión de 19,568 metros cuadrados, de los cuales unos 2 mil metros cuadrados son de área infantil, con juegos para niños de todas las edades. También tiene un espacio destinado al ciclismo para quienes sean aficionados de esta disciplina.

Conserva en un parte central un gran espejo de agua, áreas de reuniones, dos gazebos para realizar actividades familiares, un gimnasio público, con máquinas de hacer ejercicios. Áreas de paseos peatonales y un gran mural para disfrutar del arte.

Antes de estas innovaciones el parque estuvo cerrado unos seis años, en los que fue remodelado.