Archivo de la etiqueta: Juan Pablo Duarte

Conoce a Vicente Celestino Duarte: Patriota y Hermano de Juan Pablo Duarte

Vicente Celestino Duarte fue un patriota dominicano que jugo un importante papel en el proceso de Independencia Nacional. Nacido en Mayagüez, Puerto Rico, en el 1802, laboró como comerciante y activista por la independencia. Desde la juventud, Vicente Celestino se dedicó al comercio de madera, a la venta de reses y a otros negocios en la comunidad de San José de los Llanos.

 

Hermano mayor de Juan Pablo Duarte, a quien se le otorgo posterior a su muerte el titulo de padre de la patria debido a que por sus ideales independentistas inicio el movimiento que resulto independizando la nación dominicana.

 

Contrajo matrimonio con María Trinidad Villeta y Ponce de León y procrearon siete hijos: Enrique, María, Vicente María, Fernando, María Isidora, Romualdo Ricardo y Wenceslao Camilo.

 

Vicente Celestino fue parte de la sociedad secreta La Trinitaria, y a pesar de contar con una posición económica privilegiada y con negocios para dedicarse a ellos eligió seguir la lucha independentista junto a los trinitarios.

 

Formo parte de las filas que batallo para defender la soberanía, junto a Francisco del Rosario Sánchez.

 

Su activa participación hizo que tuviera que exiliarse cuando el General Pedro Santana asumió el poder.

 

Tuvo que permanecer en Estados Unidos y luego en Venezuela hasta el 1848 cuando el Congreso Nacional Dominicano favoreció el retorno de los exiliados del movimiento libertador.

 

En 1857 fue nombrado diputado ante la Asamblea Revisoría de Moca, pero regreso al exilio junto a su hermano Juan Pablo cuando se realizo la anexión a España, una decisión política con la que también estuvo en contra.

 

Regreso pronto al país para unirse a la lucha restauradora en la cual jugo un papel muy importante y gano el respeto y admiración de muchos de sus colegas en la lucha.

 

Murió en 1865, en su honor hay bustos y se han nombrado calles del país.

 

 

 

Un día como hoy fallece: Juan Pablo Duarte nuestro Padre de la Patria

Héroe Nacional de la República Dominicana

 

Juan Pablo Duarte Díez está inscrito en la historia de la República Dominicana como el Padre de la Patria. Este ilustre personaje nació el 26 de enero de 1813 en el país que libertó, que para su nacimiento estaba atravesando el período de la España Boba.

 

Sus estudios en Europa influyeron mucho en las ideas que lo motivaron a crear un movimiento que cambiaría el destino de su patria.

 

La Trinitaria es el nombre de este movimiento, el cual inició siendo una sociedad secreta constituida por nueve personas. La misma fue fundada un 16 de julio de 1838 de manera clandestina, y fue precisamente Duarte el líder y gestor del mismo.

 

El objetivo de este grupo era hacer un trabajo político que permitiera conquistar la independencia nacional, creando una patria soberana y con una identidad propia.

 

Los Trinitarios fueron aumentando en número de simpatizantes, de igual forma fue definiendo aspectos importantes para el proyecto que les motivaba a luchar. Se confeccionó la primera bandera nacional, se estableció una fecha y lugar para proclamar la independencia y estaba más que decidido que se iba a luchar hasta conseguir el objetivo.

 

Juan Pablo Duarte había concebido muy claramente la nación que deseaba y sus integrantes.

 

Dado que sus planes fueron descubiertos, este sufrió persecución y se vio obligado a abandonar el país para salvar su vida, sin embargo, sus ideas germinaron y estaban firmemente afianzadas en un grupo de adeptos que el 27 de febrero de 1844 proclamaron la independencia nacional.

 

El 14 de Marzo Duarte fue recibido en el país como héroe nacional, luego de esto, la Junta formada para designar al primer gobernante de la nación, eligió por mayoría a Duarte para presidirla, pero el declinó.

 

Posteriormente Duarte se enfrento políticamente a sectores conservadores con quienes tenía ideas encontradas. Especialmente con Pedro Santana, quien se convirtiera en el proceso en una importante figura política. Debido a estos desacuerdos Duarte tuvo que exiliarse nuevamente en Venezuela, lugar donde falleció un 15 de julio de 1876.
 

 

Fuente: Conectate

Hoy conmemoramos el 206 aniversario del Natalicio de Juan Pablo Duarte

Con varios actos país conmemora este sábado el 206 aniversario natalicio de Duarte

 

El Instituto Duartiano anunció para este sábado 26 de enero un programa de actividades conmemorativas del 206 aniversario del natalicio de Juan Pablo Duarte, con las cuales será iniciada la celebración del Mes de la Patria.

 

El doctor Wilson Gómez Ramírez, vicepresidente de la entidad, informó que como es tradición, el próximo 26 de enero los actos empezarán a las 8 de la mañana con el enhestamiento de la bandera y la entonación del himno nacional, en la casa de la familia Duarte, en la calle Isabel La Católica número 308, en la Ciudad Colonial.

 

Dijo que quince minutos más tarde será depositada una ofrenda floral en el parque Duarte, por una comisión del Instituto Duartiano, de Efemérides Patrias, del Tribunal Constitucional, de la Cancillería, de los Scott Dominicanos, de los combatientes constitucionalistas, instituciones militares y por otras entidades públicas y privadas.

 

A las 9 de la mañana de ese mismo día, será oficiada una misa solemne en la catedral Primada de América, por monseñor Jesús Castro, y posteriormente será enhestada la bandera duartiana en la casa del patricio, a los acordes del himno a Duarte.

 

La agenda de actividades conmemorativas del 26 de enero continuará con un desfile del Instituto Duartiano e instituciones civiles y militares, que recorrerá las calles Isabel La Católica, Las Mercedes, Arzobispo Meriño, El Conde hasta llegar al Altar de la Patria, en el Parque Independencia.

 

El programa del 206 aniversario del natalicio del fundador de la nacionalidad concluirá con una ofrenda floral en la estatua de Duarte, en el Altar de la Patria, y un discurso de orden del Instituto Duartiano, a las 11:30 de la mañana del sábado 26 próximo.

 

A las 4 de la tarde de este día será abierto el Centro Duartiano de Guayacanes, en San Francisco de Macorís, y habrá una ofrenda floral en el parque central de este municipio.

 

Paralelamente, en esa fecha todos los centros duartianos del interior del país y filiales del exterior desarrollarán desfiles, ofrendas y charlas, conjuntamente con entidades oficiales y culturales.

 

El Instituto Duartiano tiene la misión de llevar al pueblo dominicano la historia de Juan Pablo Duarte y tratar de que, por medio del conocimiento de sus ideales, laboriosidad, honestidad acrisolada, patriotismo, espíritu de servicio y vida ejemplar, exista un mejor ciudadano y una patria justa y feliz, como la soñó el padre de la Patria.

 

Reúnen firmas para que se cambie el busto de Duarte

El recién develizado busto del patricio Juan Pablo Duarte, ubicado en la Plaza de la Bandera, ha generado una ola de críticas e indignación en las redes sociales por el parecido que tiene con el presidente Danilo Medina.

 
Fruto del descontento, vía la plataforma change.org un joven identificado como Jaime Rincón pide a los internautas que firmen el pedido para que sea cambiado el busto que ha ocasionado tantos disgustos.

 

“Quieren que olvidemos el verdadero rostro de Juan Pablo Duarte, quieren vender un Juan Pablo Duarte viejo para que la juventud no se identifique con él y de este modo enviar un mensaje erróneo de nuestro Prócer y Padre de la Patria. Faltando así el respeto a la memoria histórica, desvirtuando la historia y en sentimiento patriótico. Exigimos ya que cambien ese busto por el verdadero Juan Pablo Duarte. ” Indica la motivación para las firmas.

 

Actualmente 247 personas han respaldado la propuesta. Los interesados pueden hacerlo en este enlace: change.org

 

26 DE ENERO: DÍA DEL NATALICIO DE JUAN PABLO DUARTE

El pueblo dominicano celebra hoy viernes el 205 aniversario del

natalicio de Juan Pablo Duarte.

 

“La figura emblemática de Duarte ocupa el lugar cimero entre todos los hombres y mujeres que compartieron con él los ideales de luchar sin tregua por nuestra libertad, mancillada por una ocupación humillante y vergonzosa de 22 años oscuros”.

 

Cada 26 de enero, recordamos el nacimiento, la vida y el legado patrio que dejó Juan Pablo Duarte a los dominicanos. Sus ideales independentistas nos otorgaron aquel 27 de febrero de 1844 una República libre e independiente de toda nominación extranjera. Junto a otros patriotas formó la sociedad secreta La Trinitaria, cuyo fin esencial era liberarnos del régimen haitiano que nos mantenía esclavizados.

 

Nacimiento y Familia de Juan Pablo Duarte

Juan Pablo Duarte y Díez nació en Santo Domingo el 26 de enero de 1813. Junto a Francisco del Rosario Sánchez y Matías Ramón Mella, es uno de los Padres de la Patria de la República Dominicana.

 

Duarte fue hijo de doña Manuela Diez, una seibana hija de padre español y madre dominicana, y Juan José Duarte un próspero comerciante español. Las primeras leciones de su educación formal las recibió Duarte con su madre, y luego con una profesora de apellido Montilla, la cual tenía una escuelita.

 

El factor religioso tuvo primacía en sus primeras enseñanzas. Su hermana Rosa afirma que “a los seis años sabía leer y de memoria recitaba todo el catecismo”. Sus maestros de entonces fueron los clérigos Bonilla y Gutiérrez, pero sus conocimientos elementales de lectura, escritura, gramática y aritmética los adquiriría con el profesor Manuel Aybar.

 

Independencia Dominicana – Juan Pablo Duarte

Juan Pablo Duarte fundó el 16 de julio de 1838, la Sociedad Secreta La Trinitaria junto a Juan Isidro Pérez, Pedro Alejandro Pina, Jacinto de la Concha, Félix María Ruiz, José María Serra, Benito González, Felipe Alfau y Juan Nepomuceno Ravelo.

 

Para sus actividades públicas constituyeron otras dos entidades: La Sociedad Filantrópica y La Sociedad Dramática, destinadas a realizar una importante labor de propaganda mediante la representación de piezas teatrales. Duarte y algunos de sus compañeros también ingresaron en las compañías dominicanas del ejército haitiano para adquirir conocimientos militares.

 

Duarte encabezó dicho movimiento en la ciudad de Santo Domingo, desempeñando un papel decisivo que lo convierte en el líder político principal de los dominicanos. Pero delatadas las actividades independentistas de los trinitarios, el nuevo presidente Herard encabeza una ocupación militar de las provincias dominicanas con el objetivo de desarticular al liderazgo separatista.

 

Matías Ramón Mella y los hermanos Ramón y Pedro Santana son apresados y conducidos para Haití, mientras que Francisco del Rosario Sánchez se esconde y hace propalar la especie de su fallecimiento.

 

Muerte de Juan Pablo Duarte

Juan Pablo Duarte falleció el 15 de julio de 1876, en Caracas, Venezuela. Sus restos fueron trasladados a suelo dominicano en 1884, por el gobierno de Ulises Heureaux (Lilís), que lo había declarado Padre de la Patria junto a los de Francisco del Rosario Sánchez y a Matias Ramón Mella.

Hoy celebramos 173 aniversario de la Independencia Dominicana

A los 173 años de la gesta de independencia y creación del emblema patrio “Dios, Patria y Libertad, República Dominicana”, un 27 de febrero de 1844 dejó una huella profunda en la identidad de los dominicanos. Esos hombres y mujeres que dieron sus vidas nos dejaron un legado más allá de lo que podemos entender. Murieron porque sus conciencias les obligaron a actuar con valores incólumes para crear una nación soberana e independiente de cualquier intervención extranjera. Una nación que construyó los cimientos de una sociedad derramando su sangre para alcanzar esos nobles ideales.

Esta fue una gesta conocida y recordada, pero es ahora donde nosotros somos llamados a ser los nuevos defensores de la patria y de nuestra identidad como país del mundo. Somos cada uno de nosotros los nuevos Duarte, Sánchez y Mella.

Pero, ¿somos héroes realmente como aquellos que dieron sus vidas a cambio de la más digna gratitud del ser humano: la independencia y preservación de valores patrios?. No necesitamos mascaras o antifaz para ser héroes, sino ideal y disposición para ejecutar las acciones propias y correctas!

¿A la República Dominicana le sobra las buenas obras legadas por nuestros ancestros y podemos sonreír tranquilos ante las situaciones que hoy vivimos?

¡Nuestro país tiene cada día nuevos invasores! Estamos siendo lesionados no solo por las ocupaciones pacíficas de migraciones ilegales que transforman nuestro hogar en una cosmopolita diversa a la sonada por nuestros antepasados, sino invadidos por las informaciones malsanas que vemos a diario en los medios de comunicación. Mostramos cómo se preparan los delincuentes, se alimentan las prisiones y cómo se hace la marihuana o cocaína a través de noticieros nacionales e internacionales. Mostramos cómo se desarrolla el crimen organizado y la importancia de poder involucrarse a él, ya que de aquí nacen los nuevos héroes de la pantalla que nuestros jóvenes desean imitar. En síntesis, el mal uso de la tecnología involucra a miles de niños y jóvenes que al alcance de ella hacen lo que les guste, motivados indirectamente por el mal cuidado de sus padres, esos que viven inmersos en el agobio diario y en la justa por ganar la batalla del dinero a través de los medios cómodos.

Se muestran ideas xenofóbicas y rellenas de asqueante pornografía que denota un “alto grado” de masculinidad o femineidad dependiendo del caso.

La información recibida por nuestros adolescentes es negativa, llena de basura, crímenes y corrupción por parte del Estado, especialmente cuando sus gobernantes hacen promesas que se precipitan al vacío y dejan un hueco en el ideal de confianza de la nación.

Vivimos un mundo cruel y ávido de caer en manos de drogas, apatía por los seres humanos especialmente niños y ancianos y el desmedido goce por acumular riquezas. Y pregunto: ¿Cómo defendemos la nación, qué hacemos por ella, y cómo hacemos para construir la base de nuestra sociedad como pilar sólido y reluciente de nuestro futuro: La Familia?

Debemos construir una nación sin esperar que el gobierno lo haga porque somos responsables de nuestro destino y solo nosotros lo haremos bien para preservar los símbolos que han sido el legado de nuestros patricios.

¡Basta de esperar! No necesitamos héroes escondidos porque en el corazón de cada uno de nosotros habita ese héroe que ha de renacer y triunfar por nuestro país. Si estás dispuesto y tu corazón late con la inquietud de redimir y producir cambios favorables que ayuden a resolver los inminentes problemas que nos agobian, es hora entonces de que te vistas de héroe y aportes un granito de arena que sirva de base para el futuro de nuestra República Dominicana y en consecuencia, “el futuro de nuestros hijos”.

¡Hazlo ya! Tu familia, tu pueblo y tu nación lo necesita! La República Dominicana merece un mundo mejor! ¡Tú puedes hacerlo!

Ana Valverde de las mujeres que se constituyeron en “Madres de la Patria”

La lucha contra los invasores haitianos fue la actividad más importante de su vida, esto es así ya que dedicó gran parte de su vida a combatir por la independencia de la nación.

Nombre que recibe una calle de Villa Consuelo.- Perteneciente a una de la más prestigiosa y acaudalada familia de la ciudad de Santiago de los Caballeros, dedico gran parte de su vida a combatir adhesión de la patria, fabricando balas para la lucha independentista. Además facilitó recursos económicos para la reparación y el fortalecimiento de los muros que reforzaron la ciudad, por su fidelidad a Duarte fue expulsada del país cuando la oposición antiduartista se apodero de los destinos de la nación.

Dedicó todos sus sueños e ilusiones a luchar por ver su país libre de yugo invasor y opresor haitiano. Tal vez por eso murió soltera, a los sesenta y ocho años.

De Ana Valverde no hay fotos, ni dibujos, ni siquiera referencia remota de cómo era su físico.

Nació hacia 1798, era hija del doctor José Valverde, abogado de la Real Audiencia de esta Isla, y de Dolores Fernández. Su hermano, Manuel María Valverde, era también Duartiano y fue de los principales próceres de la Restauración.

Valverde hace vida en Santo Domingo y se compromete con la causa. Además de los aportes económicos también hizo un trabajo militante en la lucha independentista.

Es parte de las mujeres que a fuerza de decisión y amor patrio, se constituyeron en “Madres de la Patria”.

Ese núcleo que se va a dar en torno a Duarte fue una chispita. No es el Duarte que nos pintan como un individuo pasivo, incapaz de luchar, no, es un individuo que lo entrega todo, y las mujeres comprometidas en ese entorno van a ser militantes, creativas, cuyo denominador común es el trabajo, la entrega, la disciplina y el compromiso.

Para ella fue devastador salir de su país deportada. Su compromiso con la patria se convierte en un asunto familiar para lograr la separación de Haití y luego  el rompimiento con España.

De Ana no hay fotos, ni dibujos, ni siquiera referencia remota de cómo era su físico. Hasta su primer apellido, que según Vetilio Alfau Durán era Sánchez, fue eliminado de las escasas noticias de su vida.

Confiere relevancia a la posición social de la aguerrida señorita Valverde. «Se hablaba de gente de primera y de segunda. Si nos trasladamos a esa sociedad de 1822, la división es muy marcada, ella era de primera, hija de un abogado, hermana de otro patriota, con buena posición, y desde ese lugar, ella baja al pueblo, se liga con un sector de la sociedad que le estaba vedado, eso es un aporte tremendo».

A Ana Valverde, «hay que enmarcarla en el grupo de mujeres comprometidas con una causa importante, con un rescate del ser humano, con un poco de filosofía sobre lo que somos, sobre la identidad: siempre vamos a estar cerca del pueblo haitiano, pero somos dominicanos».

Al referirse a las mujeres que fabricaron balas para la Independencia, Rosa Duarte cita a la insigne santiaguera como «la señora hermana del doctor Valverde, señora muy respetable».

Rosa Duarte reivindicó sus aportes en breves notas que consigna en sus Apuntes. Josefa Perdomo exalta en un poema su valor y reconoce el apoyo decisivo de la dama a la reedificación de las murallas protectoras. Félix María Delmonte da testimonio de su patriótico gesto reclutando otras mujeres para la causa, incitando a la protesta. Son menciones, líneas, insuficientes para componer la biografía que merece su entrega, casi nada en relación con el homenaje de que es digna por su desprendimiento y osadía.

Añade que «el día que salió para el destierro se bendijo el Fuerte de San Antón que se había reedificado con la suscripción que la dignísima patriota salió a recoger entre los dominicanos que estaban entusiasmados y orgullosos de tener su patria libre».

La calle Ana Valverde nace en la Josefa Brea, en el barrio de Mejoramiento Social y muere en la Carlos Nouel, en Villa Consuelo.

 

26 de Enero: Día del Natalicio de Juan Pablo Duarte

Cada 26 de enero, recordamos el nacimiento, la vida y el legado patrio que dejó Juan Pablo Duarte a los dominicanos. Sus ideales independentistas nos otorgaron aquel 27 de febrero de 1844 una República libre e independiente de toda nominación extranjera. Junto a otros patriotas formó la sociedad secreta La Trinitaria, cuyo fin esencial era liberarnos del régimen haitiano que nos mantenía esclavizados.

Nacimiento y Familia de Juan Pablo Duarte

Juan Pablo Duarte y Díez nació en Santo Domingo el 26 de enero de 1813. Junto a Francisco del Rosario Sánchez y Matías Ramón Mella, es uno de los Padres de la Patria de la República Dominicana.

Duarte fue hijo de doña Manuela Diez, una seibana hija de padre español y madre dominicana, y Juan José Duarte un próspero comerciante español. Las primeras leciones de su educación formal las recibió Duarte con su madre, y luego con una profesora de apellido Montilla, la cual tenía una escuelita.

El factor religioso tuvo primacía en sus primeras enseñanzas. Su hermana Rosa afirma que “a los seis años sabía leer y de memoria recitaba todo el catecismo”. Sus maestros de entonces fueron los clérigos Bonilla y Gutiérrez, pero sus conocimientos elementales de lectura, escritura, gramática y aritmética los adquiriría con el profesor Manuel Aybar.

Independencia Dominicana – Juan Pablo Duarte

Juan Pablo Duarte fundó el 16 de julio de 1838, la Sociedad Secreta La Trinitaria junto a Juan Isidro Pérez, Pedro Alejandro Pina, Jacinto de la Concha, Félix María Ruiz, José María Serra, Benito González, Felipe Alfau y Juan Nepomuceno Ravelo.

Para sus actividades públicas constituyeron otras dos entidades: La Sociedad Filantrópica y La Sociedad Dramática, destinadas a realizar una importante labor de propaganda mediante la representación de piezas teatrales. Duarte y algunos de sus compañeros también ingresaron en las compañías dominicanas del ejército haitiano para adquirir conocimientos militares.

Duarte encabezó dicho movimiento en la ciudad de Santo Domingo, desempeñando un papel decisivo que lo convierte en el líder político principal de los dominicanos. Pero delatadas las actividades independentistas de los trinitarios, el nuevo presidente Herard encabeza una ocupación militar de las provincias dominicanas con el objetivo de desarticular al liderazgo separatista.

Matías Ramón Mella y los hermanos Ramón y Pedro Santana son apresados y conducidos para Haití, mientras que Francisco del Rosario Sánchez se esconde y hace propalar la especie de su fallecimiento.

Muerte de Juan Pablo Duarte

Juan Pablo Duarte falleció el 15 de julio de 1876, en Caracas, Venezuela. Sus restos fueron trasladados a suelo dominicano en 1884, por el gobierno de Ulises Heureaux (Lilís), que lo había declarado Padre de la Patria junto a los de Francisco del Rosario Sánchez y a Matias Ramón Mella.