Archivo de la etiqueta: Monumentos

Campaña “Ciudad Colonial es de todos” busca incrementar visitantes

El Ministerio de Cultura, junto a otras instituciones, dio inicio a una campaña de valoración de la Ciudad Colonial de Santo Domingo, bajo el lema “Ciudad Colonial es de todos”, con el objetivo de que la ciudadanía aprecie y visite más este espacio histórico de la República Dominicana.

 

La campaña inició en las redes sociales el pasado mes de diciembre, con la difusión de banners y videos. La Ciudad Colonial de Santo Domingo es un Patrimonio Mundial desde que así la declarara, el 8 de diciembre de 1990, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

 

El casco histórico de Santo Domingo es uno de los destinos turísticos más importantes de la región del Caribe, y uno de los más visitados por nacionales y extranjeros en la República Dominicana.

 

La campaña es una iniciativa del ministro de Cultura, Eduardo Selman. A través de la plataforma de las redes sociales, se proyecta un audiovisual que abarca los lugares más impactantes de la ciudad.
 

 

Fuente: canal4rd

Monumentos importantes de Rep. Dom.

Los monumentos forman parte del sentimiento histórico de una nación. Con visitarlos se pueden descubrir un sinnúmero de datos sobre un pueblo. Su forma de ser y los hechos que lo han marcado se inmortalizan a través del establecimiento de este tipo de lugares que a simple vista pueden no tener mucho significado, pero que en el fondo encierran muchas cosas que contar a todos sus visitantes. A continuación presentaremos algunos de los más relevantes de la República Dominicana.
 


 
La Puerta del Conde y el Altar de la Patria

Es el monumento cero, no solo para la ciudad de Santo Domingo, sino para toda la República Dominicana. Este lugar ubicado en la entrada del Parque Independencia fue la ubicación exacta dónde Francisco del Rosario Sánchez (uno de los libertadores y padre de la patria de RD) proclamó la independencia dominicana y elevó la primera bandera dominicana el 27 de febrero de 1844.

 

Este lugar fue originalmente un fuerte para defender a la ciudad de los ataques de piratas y corsarios y fue construido en el 1543. Es un gran arco hecho de piedra y ladrillo que contiene la inscripción en latín: “Dulce et Decori est pro patria mori” que se traduce en “Es dulce y honorable por la patria morir”. Dentro del parque al que da entrada esta puerta se encuentra el Altar de la Patria. Este mausoleo contiene en su interior los restos de los tres padres de la patria dominicana: Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez y Ramón Matías Mella. Estos hombres, conocidos como Los Trinitarios fueron los responsables de la liberación del pueblo dominicano del gobierno haitiano. Dentro de este espacio construido en mármol blanco en el año 1976 se encuentran tres estatuas de Los Trinitarios del escultor italiano Nicholas Arrighini y una llama encendida que nunca se apaga en honor a los patricios.
 

 
Faro a Colón

La construcción de este monumento en el año 1986 fue ordenada por el entonces presidente de la República Dominicana, el Dr. Joaquín Balaguer. Este lugar funge la doble función de ser monumento (por su imponente construcción) y también museo (por su colección de piezas importantísimas del período colonial). El objetivo de este museo es honrar y preservar la memoria del descubridor de América Cristóbal Colón y albergar los restos del mismo. Sin embargo, hay datos que indican que los restos reales del almirante se encuentran en la Catedral de Sevilla. En sus inicios este faro contaba con 251 faroles que iluminaban el cielo formando una cruz y un circuito de luces que bordeaba todo el faro.

 

 

Monumento a Héroes del 30 de Mayo

El martes 30 de mayo de 1961 el dictador Rafael Leónidas Trujillo se encontraba junto a su chofer de camino a su residencia en San Cristóbal. Lo que menos pensaba es que se dirigía a su encuentro con la muerte. En el camino un grupo de valientes hombres lo esperaban para poner fin a la opresión que ejerció sobre el pueblo dominicano por más de 30 años. En honor a este grupo de héroes que acabaron con la dictadura se levantó un monumento justo dónde se produjo el asesinato. Dicha obra consta de dos elementos realizados por al artista Silvano Lora que simbolizan lo ocurrido esa noche y el significado para los dominicanos de ese hecho en particular. Este monumento pudo ser posible mediante una iniciativa de la Fundación Héroes del 30 de Mayo y el apoyo del Ayuntamiento del Distrito Nacional. Se encuentra ubicado en lo que hoy en día se conoce como la avenida George Washington de Santo Domingo.

 

Estos tres monumentos marcan momentos claves en la historia de esta isla caribeña. Dos de ellos hablan de la libertad y del costo que lleva obtenerla. Recuerdan a todos la importancia de la patria y sus valores. Pero sobre todo, sirven de recordatorio de los sacrificios que realizaron un grupo de hombres y mujeres dominicanos para tener una patria limpia, justa, independiente y soberana. El otro rinde homenaje a una de las figuras más importantes, no solamente para el país sino para toda Latinoamérica. Gracias a Cristóbal Colón dio inicio una nueva etapa para la humanidad.

 

 

 

Monumento a los Héroes de la Restauración

En la ciudad dominicana de Santiago de los Caballeros se encuentra el famoso Monumento a los Héroes de la Restauración, mejor conocido como “El Monumento” ,emblema de la ciudad y el punto focal para dar referencias de ubicación a cualquier visitante. Esta construcción de más de 70 metros de altura está dedicada a todos aquellos hombres y mujeres que lucharon junto a Gregorio Luperón en la guerra de la restauración (conocida como la segunda independencia) para liberar al país de la corona española a la que Pedro Santana había anexado la nación.

 

Esta lucha de dos años (1863-1865) logró que la República Dominicana fuera libre e independiente nuevamente. En sus inicios este monumento fue construido para el dictador Rafael L. Trujillo en honor a su persona, pero luego de su caída se decidió honrar a los héroes restauradores con esta edificación. “El Monumento” está parcialmente cubierto de mármol con columnas de estilo jónico y lámparas de cristal de roca. En su interior se encuentran una serie de murales pintados por el español Vela Zanetti que conmemoran esta gran gesta libertadora. En algunas épocas del año es permitido subir al tope del mismo, para lo cual hay que escalar más de 365 peldaños.

 

 

Basílica Catedral Nuestra Señora de la Altagracia de Higuey

Luego de la Catedral de Santo Domingo (Santa María la Menor), este es el segundo monumento religioso de mayor importancia para todos los dominicanos. Ubicado en la provincia de Higuey es uno de los templos católicos más visitados del Caribe. Está construida como reverencia a la patrona espiritual del pueblo dominicano, la virgen de la Altagracia. Se encuentra edificada justo dónde estaba un santuario en el cuál aseguran apareció la virgen cerca de un árbol de naranjas.

 

“La Basílica” cómo se le conoce popularmente, fue inaugurada el 21 de enero de 1971 (día en que se honra a la virgen en República Dominicana) por el presidente Joaquín Balaguer. Más adelante fue declarada oficialmente como basílica menor por el Papa Juan Pablo VI y el 1973 convertida en catedral. Este monumento tiene forma de cruz latina, la puerta principal está hecha de bronce con un baño de oro de 24 quilates y cuenta con un campanario de 45 campanas de bronce. Recibe cientos de miles de visitantes cada año que se dirigen hacia ella para cumplir alguna promesa o realizar algún pedido a la virgen.

 

 

Plaza de la Bandera

Este es uno de los monumentos más céntricos de la ciudad capital (Santo Domingo) y de los más representativos de la libertad y el patriotismo. Se encuentra localizado en la intersección de las avenidas 27 de Febrero y Gregorio Luperón, formando una rotonda que bordea ambas rutas. La Plaza de la Bandera fue inaugurada con el nombre Plaza de la Independencia en el 1973. Seis años más tarde sirvió como el lugar dónde el Papa Juan Pablo II ofició la primera misa celebrada en el país por un Pontífice romano. Este monumento se encuentra rodeado de múltiples banderas dominicanas y en el centro un gran arco del triunfo simboliza la unión del pueblo dominicano. A su lado se encuentran dos estatuas de ángeles que representan la gloria y el honor y justo en el centro del arco ondea alta y vigorosamente una gran bandera dominicana.

 

Un país se conocerá por sus monumentos. Esas edificaciones imponentes que encierran tanto significado e historia para una nación son los puntos ideales para conocer un pueblo, sus logros y derrotas, sus sueños y metas. En República Dominicana hay toda una variedad de monumentos que guardan gran relevancia histórica y ofrecen al turista muchas cosas nuevas por conocer.

 

 

Panteón Nacional

Se encuentra ubicado en la Calle Las Damas en la Zona Colonial de Santo Domingo. Es una iglesia construida por la orden de los Jesuitas que alberga los restos de varios héroes del periodo conocido como Restauración de la República (tiempos en que se luchaba por la sedación de España a quien fuimos anexados luego de nuestra independencia de Haití).

 

En el interior del edificio hay una lámpara en forma de araña que constituye un regalo del dictadle Franco a su homólogo Trujillo.

 

En el año 1714 se inició la construcción de la iglesia con el dinero donado en 1683 por Don Jerónimo de Quezala y Garcon, y se abre al culto, sin estar terminada hacia 1743, se acaba en 1755. Cuando en 1767 Carlos III ordenó la expulsión de los Jesuítas, la iglesia fue utilizada primero como Almacén Real de Tabaco, luego como Seminario, como teatro y hasta como Oficina de Hacienda. Tras su restauración en 1958 pasó a ser el Panteón de la Patria (lugar de reposo eterno de hombres ilustres). La fachada es de estilo Renacentista, en piedra calcárea y bastante austera. El interior es de planta de cruz latina con dos naves laterales.

 

Del interior destaca una enorme lámpara en cobre que cae de la cúpula, donación de Francisco Franco así como una rosa de los vientos en mármol, en el centro de ésta arde una llama perpétua, hay siempre una guardia de honor, en el exterior y en el interior de la iglesia, compuesta por efectivos de la guardia presidencial, vestidos de gala.

 

 

Monumento Fray Antón de Montesinos

El fraile Antonio de Montesinos fue un gran defensor de los indios Taínos; llegó a la isla junto a los primeros frailes de la Orden de los Dominicos inmediatamente se identificó, igual que los demás miembros de la hermandad, con las penurias padecidas por los aborígenes, lo que inició como cuestión de conciencia, una lucha en favor de los indios y sus derechos como seres humanos iguales a los españoles y famoso por su Sermón de Adviento en 1.511. Ya para el censo de Osorio en 1606 existían solo varias familias indias.

 

En la terraza superior del monumento, se contempla una gigantesca estatua representando a Montesinos cuando gesticulaba en su sermón de adviento en la misma entrada al puerto de la ciudad. 

 

El monumento fue donado por el gobierno mexicano, en 1982, a la República Dominicana y se encuentra en la entrada del Puerto Ozama, a orillas del río. Fue realizado por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez.

 

 

Murallas del Rio Ozama

Cuando la ciudad primitiva (fundada por Bartolomé Colón en la ribera oriental del río Ozama) fue destruida por un huracán, el gobernador Nicolás Ovando la reconstruyó al otro lado del río y la rodeó de un recinto amurallado para defenderla de los ataques de piratas en la desembocadura del río con el mar Caribe.

Éste recinto amurallado tiene 6 puertas de entrada y 20 baluartes que rodean la ciudad colonial. La mejor vista de la muralla se obtiene desde el Puerto de cruceros.

 

 

Puerta de San Diego o de la Mar

Junto al Palacio Virreinal de Diego Colón, en uno de los extremos de la Plaza España, se encuentra la Puerta de San Diego o Puerta de la Mar, construida en 1.549. Era la puerta principal de la ciudad, que comunica la zona colonial con el puerto. Está flanqueada por columnas adosadas al muro del recinto amurallado, y sobre el alfiz se hallan varias molduras decorativas y los escudos del rey, la isla y la ciudad.

 

 

Monumento a la Ciudad Colonial

Este monumento conmemorativo se encuentra por debajo del Museo de las Casas Reales, en la Plaza España. Consiste simplemente en una placa conmemorativa, flanqueada por los escudos de la República Dominicana y Santo Domingo, realizados en bronce y colocados sobre una base de mármol. Fue colocado en conmemoración de la declaración de la ciudad colonial de Santo Domingo como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1.990, debido a su trazado urbano en forma de damero (que ha servido de modelo a otras ciudades del Nuevo Mundo), y por su valor histórico, al estar asociada a hechos históricos de trascendencia universal.

 

 

Anfiteatro de Altos de Chavón

Este es probablemente el más bello monumento de Altos de Chavón. Fue inaugurado en 1982 por Frank Sinatra, y vio desfilan muchos artistas internacionales como Sting, Gloria Estefan, Julio Iglesias, Duran Duran … Se trata de las principales representaciones teatrales, conciertos y eventos en el país. Se trata de un antiguo anfiteatro griego, que tiene una capacidad de 5.000 personas de capacidad.

 

 

Altos de Chavón

Los Altos de Chavón fue concebido como centro de ocio y cultural de la lujosa urbanización de la Casa de Campo, de modo que está repleto de restaurantes, bares y tiendas. En cuanto a las tiendas, las hay de ropa, joyerías (donde se puede comprar el afamado larimar), galerías de arte, tabaco, artesanías dominicanas hechas a mano… Dado el ambiente lujoso y de exclusividad de la villa, los precios son bastante caros.

Probablemente la construcción más carismática de los Altos de Chavón sea su imponente anfiteatro. Fue inaugurado en 1.982 por Frank Sinatra, y desde entonces han pasado por él importantes artistas de gran renombre internacional, de la talla de Sting, Gloria Estefan, Shakira, Julio Iglesias, Durán Durán… Es el principal escenario de espectáculos y eventos del país, y especialmente de los residentes en la lujosa urbanización de la Casa de Campo. Está construido en piedra coralina, al estilo de un anfiteatro griego. Su tamaño es impresionante, tiene un aforo para 5.000 espectadores.

 

18 de abril: Hoy se celebra «El Día Internacional de los Monumentos y Sitios»

El Día Internacional de los Monumentos y Sitios se celebra todos los años el 18 de abril. Se trata de una jornada en la que se pretende tomar conciencia de la diversidad del patrimonio cultural de la humanidad, así como aumentar los esfuerzos necesarios para su conservación y protección.

 

Origen
El Día Mundial de los Monumentos y Sitios fue propuesto por el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMO) el 18 de abril del año 1982, siendo aprobado por la Asamblea General de la UNESCO en el año 1983.

 

ICOMOS
El Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) es una organización no gubernamental fundada en el año 1965 como resultado de la Carta de Valencia de 1964. Es la responsable de proponer aquellos bienes a obtener el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

 

ICOMOS trabaja para la conservación y protección de los edificios, monumentos y sitios del patrimonio cultural.

 

ICOMOS está formado por más de 11.000 miembros, 95 Comités Internacionales y 27 Comités Científicos Internacionales.

 

Temas
Cada año es elegido un tema en el Día Internacional de los Monumentos y sitios sobre el que se desarrollarán todas las actividades para ese día:

2017: «Patrimonio Cultural y Turismo Sostenible».
2016: «The Heritage of Sports».
2015: «ICOMOS´ 50th anniversary».
2014: «El Patrimonio de la Conmemoración».
2013: «Patrimonio de la educación».
2012: «Patrimonio Mundial».
2011: «El Patrimonio Cultural del Agua».
2010: «El Patrimonio de la Agricultura.
2009: «Patrimonio y Ciencia».
2008: «Patrimonio religioso y lugares sagrados».
2007: «Paisajes culturales y monumentos de la naturaleza».
2006: «Patrimonio Industrial».

 

¿Cómo se celebra?
En el Día Mundial de los Monumentos y Sitios se programan numerosas actividades culturales:

Visitas a monumentos.
Debates y mesas redondas.
Jornada de puertas abiertas.
Realización de conferencias.
Visitas a lugares patrimoniales.
Numerosos escritos y notas periodísticas.