Archivo de la etiqueta: Niños

Niños pequeños son portadores de altos niveles de coronavirus, según estudio

Washington, Estados Unidos. Los niños menores de cinco años tienen entre 10 y 100 veces más nivel de material genético de coronavirus en sus narices que niños más grandes y los adultos, según un estudio en JAMA Pediatrics publicado el jueves.

 
Los autores indicaron que esto significa que los niños pequeños podrían ser importantes conductores de la covid-19 en la transmisión entre de sus comunidades, una sugerencia que no concuerda con la narrativa actual.

 

El informe se conoce en momentos en que el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump presiona con fuerza para que las escuelas y guarderías abran sus puertas para dar un impulso a la economía.

 

Los investigadores hicieron entre el 23 de marzo y el 27 de abril pruebas de hisopado nasal entre 145 pacientes en Chicago enfermos leves a moderados dentro de la semana de aparición de los síntomas.

 
Los pacientes se dividieron en tres grupos: 46 niños menores de cinco años, 51 de cinco a 17 años, y 48 adultos de 18 a 65 años.

 

El equipo, conducido por el doctor Taylor Heald-Sargent del Hospital Infantil Ann & Robert H. Lurie, observó “una cantidad entre 10 y 100 veces mayor de SARS-CoV-2 en el tracto respiratorio superior de los niños pequeños”.

 

Los autores agregaron que un estudio de laboratorio reciente demostró que cuanto más material genético presente, más virus infecciosos podían desarrollarse.

 
También previamente se mostró que los niños con altas cargas virales en el virus sincitial respiratorio (RSV) son más propensos a propagar la enfermedad.

 

“Por lo tanto, los niños pequeños pueden ser potencialmente importantes impulsores de la propagación del SARS-CoV-2 en la población general”, escribieron los autores.

 

“Los hábitos de comportamiento de los niños pequeños y los lugares cerrados en las escuelas y guarderías suscitan preocupación por la amplificación del SARS-CoV-2 en esta población a medida que se flexibilizan las restricciones de salud pública”, concluyeron.

 

Los nuevos hallazgos contradicen la opinión actual de las autoridades de salud de que los niños pequeños, que según se estableció tienen muchas menos probabilidades de enfermarse gravemente de covid-19, no son importantes vectores de contagio.

 

Sin embargo, hasta ahora se ha investigado bastante poco sobre el tema.

 

Un estudio reciente en Corea del Sur encontró que los las personas entre 10 a 19 años transmiten la covid-19 dentro de las casas tanto como los adultos, pero los menores de nueve años trasmiten el virus en tasas más bajas.

 
 
 

12 de Junio: Día Mundial contra el Trabajo Infantil

El Día Mundial contra el Trabajo Infantil, se celebra el 12 de junio de cada año. El objetivo de conmemorar esta fecha, es sensibilizar y denunciar la explotación infantil que se lleva a cabo en muchos países del mundo, donde se obliga a los niños a trabajar, negándoles todo derecho a la educación, la salud y una vida plena que le permita su desarrollo y bienestar integral.

 

 

En 2015, los dirigentes mundiales adoptaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que incluían un renovado compromiso para acabar con el trabajo infantil. En particular, la meta 8.7, hace un llamamiento a la comunidad internacional para «adoptar medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de seres humanos, y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, para 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas».

 

La explotación infantil, un mal de nuestra sociedad actual
Es una triste y cruda realidad de muchos países en todo el mundo, donde los niños y jóvenes son obligados a trabajar desde edades muy tempranas. Lamentablemente, esta situación ha venido ocurriendo por décadas, sin que los gobiernos hayan encontrado una salida satisfactoria para resolver esta problemática, que cada vez es más recurrente y alarmante.

 

Muchos de ellos, no tienen acceso a la educación y mucho menos a las necesidades básicas de todo ser humano, como son la salud y la alimentación.

 

La principal causa de todo esto, es que estos niños y jóvenes deben trabajar para ayudar a sus padres a sostener a la familia, sobre todo, en aquellos países donde los índices de pobreza y miseria están a la orden del día.

 

¿Qué es el trabajo infantil?
Uno de los principales objetivos de la OIT cuando se fundó en 1919 fue la de abolir el trabajo infantil, adoptando y supervisando los estándares laborales de edad mínima, que debería coincidir con la edad en que cesa la obligatoriedad de ir a la escuela.

 

El trabajo infantil, prohibido en el derecho internacional, queda comprendido en tres categorías, a saber:

Las formas peores de trabajo infantil: esclavitud, trata de personas, servidumbre por deudas y otras formas de trabajo forzoso, reclutamiento forzoso de niños para utilizarlos en conflictos armados, prostitución y pornografía, y otras actividades ilícitas.

 

Trabajos realizados por niños que no alcanzan la edad mínima especificada para ese tipo de trabajo (según la legislación nacional, de acuerdo con normas internacionalmente aceptadas), y que, por consiguiente, impida probablemente la educación y el pleno desarrollo del niño.

 

Un trabajo que ponga en peligro el bienestar físico, mental o moral del niño, ya sea por su propia naturaleza o por las condiciones en que se realiza, y que se denomina trabajo peligroso.

 

El importante papel de la UNICEF para erradicar el trabajo infantil

De acuerdo a un estudio realizado por UNICEF, se sabe que aproximadamente más de 150 millones de niños y adolescentes son forzados a trabajar y las cifras registradas por la Organización Internacional del Trabajo, son bastante preocupantes, ya que casi 8 millones de ellos, desempeñan roles domésticos, donde su gran mayoría son niñas.

 

Una vez que son captadas para prestar este servicio, son víctimas de todo tipo de vejaciones, además, es un trabajo de alto riesgo para sus vidas, donde no gozan de ningún tipo de beneficio ni contrato laboral debido a su edad. Son alejadas de sus familias y casi utilizadas como esclavas y todo esto se lleva a cabo de forma totalmente clandestina.

 

Para la UNICEF, esta es una situación que debe llamar a la reflexión y buscar los mecanismos para prevenir que todas estas atrocidades sigan ocurriendo. En este sentido, desde ya hace algún tiempo, esta importante organización ha estado prestando ayuda a través de programas integrales y así cambiar la dura realidad de millones de niños.

 

¿Puede la pandemia mundial llamada COVID-19 ser una agravante del trabajo infantil?
De acuerdo a las últimas informaciones dadas a través de los medios, se cree que la crisis que actualmente atraviesa el mundo por la pandemia conocida como COVID-19, puede ser un agravante para que aumente el número de niños que son utilizados para trabajar a edades muy tempranas y esto tiene que ver con el impacto económico, que afectará a todas las clases sociales, pero, sobre todo, a las poblaciones de los países más pobres.

 

Es una triste noticia, que seguramente empujará a más familias a obligar a sus hijos a trabajar y buscar los medios económicos que le permitan traer el dinero suficiente al hogar, sin importar las consecuencias que esta situación les genere.

 

¿Cómo celebrar el Día Mundial contra el Trabajo Infantil?

Para el año 2020, la celebración del Día Mundial contra el Trabajo Infantil,se llevará a cabo de forma virtual. Esta decisión fue tomada en virtud de que por ahora todas las personas deben permanecer en sus casas debido a la pandemia conocida como COVID-19 y que ha obligado a la población mundial a estar en confinamiento y así evitar el contagio.

 

La campaña estará organizada en conjunto con la Alianza Internacional de Cooperación sobre el Trabajo Infantil y la Agricultura y la Marcha Mundial contra el Trabajo Infantil. Así mismo, tanto UNICEF como la OTI analizarán el posible impacto que tendrá el COVID-19 en los avances que se han logrado hasta ahora para frenar y erradicar el trabajo infantil en el mundo.

 

Sí quieres dar tu aportación sobre este interesante tema, puedes colgar en las distintas redes sociales alguna información valiosa o simplemente dar tu opinión y no te olvides de agregar el hashtag #DíaMundialcontralelTrabajoInfantil.

 

 

 

Fuente: diainternacionalde.com

Cómo se protege a los niños en internet en 2020

De acuerdo con estudios realizados por Unicef, se estima que uno de cada tres niños es usuario de internet, y que uno de cada tres usuarios de internet es un niño menor de 18 años a nivel global. Actualmente, más de 170.000 chicos se conectan por primera vez cada día, con un enorme riesgo de estar expuestos a contenidos que no son aptos para su edad. Si bien cada año la exposición es mayor, también hay más concientización sobre el peligro que ello implica, y en consecuencia surge la necesidad de más herramientas de protección.

 

Internet no fue pensada ni diseñada para niños. Internet es un espacio muy hostil. Los niños son vulnerables. Quiere decir que se le debe dar mayor atención y cuidado a la comunicación de los contenidos ofrecidos para ellos. Nunca debe entenderse que el niño concibe al mundo como un adulto.

 

 
En 2019, a través de la FTC (Comisión Federal de Comercio de EEUU, por sus siglas en inglés), YouTube fue sancionada por 170 millones de dólares por no cumplir con la Ley COPPA (ver más adelante). A partir de esta sanción, desde enero 2020 YouTube solicita a los creadores que clasifiquen cada uno de sus videos que estén dirigidos a niños menores de 13 años, con el objetivo de que éstos administren sus contenidos de acuerdo a la ley de Estados Unidos, considerada el estándar dorado para proteger a los niños en internet.

 

Como consecuencia, vemos un notorio incremento en la aparición de regulaciones que protegen a los niños cuando están online. COPPA (Children´s Online Privacy Protection Act) fue pionera en EE.UU. La Unión Europea tiene su propia legislación con la GDPR-K. También están implementando normativas en China, India, Corea del Sur y recientemente en Brasil, alcanzando y protegiendo hoy a más de 850 millones de niños alrededor del mundo.

 

Aquí, un repaso por las diferentes regulaciones que existen en el mundo, analizando sus principales características:

Ley COPPA (Children’s Online Privacy Protection Act) en Estados Unidos: es el estándar dorado para la protección de la privacidad de los niños conectados. En 2013, con la actualización de COPPA, se comenzó un camino de concientización para proteger a los niños cuando están conectados. Actualmente incluye a chicos de hasta 13 años, pero hay movimientos y campañas para extenderlo hasta los 16.

 
La regulación contempla que los datos de los niños no pueden ser recopilados sin el consentimiento de sus progenitores. Debido a esto, en YouTube, por ejemplo, un creador de contenidos tiene que clasificar sus videos como “apto para niños”, lo que genera que: se eliminen los anuncios personalizados (basados en datos de comportamiento), se desactiven los comentarios, no se pueda dar like o dislike, se elimine la pestaña comunidad y los chats directos. En este sentido, tampoco se puede donar al canal, ni hacer historias y no llegan notificaciones a los seguidores, entre otras cuestiones.

 
Un dato de suma importancia es el alcance extraterritorial de COPPA. Mediante esta normativa, cualquier compañía americana deberá cumplir con los estándares exigidos en cualquier país del mundo. Los creadores inscriptos en Youtube están sujetos a multas potenciales por violar COPPA. De acuerdo con la FTC, la ley permite sanciones civiles de hasta 42. 530 dólares por video que viole las regulaciones vigentes.

 

La GDPR-K (General Data Protection Regulation for Kids) en Europa: en 2018, la Unión Europea sancionó su propia ley, GDPR-K. Al ser una normativa continental, permite a cada país tener su propia definición sobre la edad máxima a la que se considera niño protegido. Los límites van desde los 13 (al igual que COPPA), hasta los 16 años.

 

Al igual que en COPPA, GDPR-K contempla que los datos de los niños no pueden ser recopilados sin el consentimiento de sus padres. Se considera información personal a cualquier dato que pueda ser reconocido y rastreado como único: el ID de un dispositivo móvil, email, datos de ubicación, dirección IP, cookie, entre otros.

 

En Europa el alcance está vinculado con cualquier servicio (contenidos mobile, apps, juegos, videos), ofrecido a los niños o en un marco o contexto para ellos.

 

La Ley 13.709/2018, artículo 14 en Brasil: esta ley fue basada en la GDPR-K europea, sancionada en 2018 y vigente a partir de 2020 en el país más grande de Sudamérica. Al igual que las regulaciones descriptas en los puntos anteriores, la recopilación de datos en menores sin consentimiento de sus padres. En Brasil se menciona explícitamente los términos “niños”, “niñas” y “adolescentes”, aunque no aclara explícitamente las edades. Se considera información personal a identificadores persistentes, geolocalización, identificación por foto o video grabación.

 

Asimismo, previo a la sanción de la Ley 13.709, existen regulaciones que protegen a los niños de la publicidad. A partir de esto, ABRAL (Asociación Brasileña de Licencias), entre otros principios, considera que el niño no puede hacer referencia al imperativo del consumidor. Las expresiones como “comprá”, “pedí”, “coleccioná”, entre otras no deben ser utilizadas y la comunicación debe favorecer la moderación, aceptación espontánea y la reflexión.

 

CONAR (Consejo Nacional de Autorregulación Publicitaria), es una ONG encargada de hacer cumplir el Código Brasileño de Autorregulación Publicitaria, vigente desde 1977. Conar ha instituido más de 9.000 procesos éticos y promovido innumerables conciliaciones entre asociados en conflicto.

 

En Brasil, la ley contempla una multa simple de hasta el 2% de los ingresos de la entidad jurídica privada, grupo o conglomerado en Brasil en su último año, excluidos los impuestos, limitados a un total de cincuenta millones de reales por infracción.

 

China: a través de la Ley de Seguridad Cibernética en 2017 y de la especificación de seguridad de información personal en 2018, China generó su propio marco regulatorio para proteger a los niños en internet. A diferencia de EEUU, Europa y Brasil, en este país asiático se consideran niños hasta los 14 años.

 

En China también se exige un ecosistema digital para niños “zero data”, tomando como referencia dirección IP, registro de website, tracking e identificadores de dispositivos únicos.

 

El artículo 11 de dicha ley establece que los prestadores de servicios de internet en escuelas, bibliotecas, centros juveniles y culturales deberían instalar programas para proteger a los menores y evitar que tengan acceso a información ilegal e inapropiada.

 

Por su parte, el artículo 12, destaca que los fabricantes e importadores de dispositivos informáticos deberían asegurarse de que los productos incluyan programas de protección al menor o que contengan instrucciones claras sobre cómo instalar dichos programas antes de que los productos sean lanzados al mercado.

 

India: este país tiene un proyecto de ley que apunta a entrar en vigencia durante 2020. Entre las principales características, se destaca que se considerará en la regulación a todos los menores de 18 años, lo que lo hace el país con la mayor edad considerada. Por otro lado, se menciona de manera ambigua, que se debe actuar en el mejor interés del niño, tema que seguramente requiera una definición más específica sobre su alcance. La publicidad dirigida directamente a perfiles será ilegal. Y, al igual que en el resto de las regulaciones, no se podrá recopilar datos sin el consentimiento paternal.

 

Corea del Sur: la Comisión de Comunicaciones de Corea (KCC) es el regulador nacional para los servicios de transmisión y comunicación. A partir de 2020 entraron en vigencia las leyes que establecen que no se puede recolectar datos de niños menores de 14 años sin el consentimiento de los padres. Las 3 formas que se mencionan para que los padres otorguen ese consentimiento son: por texto, datos de tarjeta de crédito o confirmación telefónica.

 

Las empresas que no obtienen el consentimiento de los padres antes de recopilar datos de los niños recibirán multas de hasta el 3% de sus ingresos y otras sanciones administrativas.

 

Esta “ola” se expande en el mundo, y los gobiernos, ONG y medios de comunicación son cada vez más conscientes de la necesidad de mantener a los niños en el anonimato cuando están en internet.

 

Reflexión

Es fundamental crear un ecosistema digital seguro y relevante para niños, que garantice experiencias innovadoras y entretenidas, a través de herramientas que potencien a marcas y creadores de contenidos. En línea con este contexto, crece fuertemente la industria denominada “kidtech”, donde compañías de tecnología invierten fuertemente para potenciar el ecosistema digital para niños, contemplando como fundamento la “Privacidad por diseño, para crear experiencias seguras y entretenidas”.

 

Detrás de tantos números, regulaciones, sanciones y opiniones se puede distinguir un principio que rige desde que comenzó la humanidad: cuidar a los niños. En diferentes etapas de la historia se los ha protegido de diversas maneras, cuidándolos de los animales salvajes, recomendándoles que no hablen con extraños, no dejando la puerta de nuestras casas abiertas… Los ejemplos son infinitos, pero el fin ha sido siempre el mismo, y lo sigue siendo ahora, los adultos tenemos la responsabilidad de que los niños se desarrollen en un ámbito acorde a su edad y sus intereses reales.

 

Fuente: Infobae

El cambio climático perjudicará para siempre la salud de los bebés que nacen ahora

París, Francia.Si no se frena el cambio climático, la salud de los bebés que nacen ahora estará amenazada durante toda su vida por afecciones que abarcan desde el asma hasta la malnutrición, advirtió este jueves un estudio.

 
“Los cambios climáticos definirán la salud de toda una generación”, asegura el doctor Nick Watts, responsable de este informe divulgado en la revista médica The Lancet.

 

A pocas semanas de la Conferencia Internacional sobre el Clima (COP25) en Madrid, sus conclusiones encuentran eco en las advertencias de la adolescente sueca Greta Thunberg, convertida en emblema mundial contra el cambio climático.

 

“Si se mantiene el statu quo, con emisiones de carbono elevadas y el mismo ritmo de calentamiento, un niño nacido ahora vivirá a sus 71 años en un mundo 4 ºC más caliente de promedio. Esto amenazará su salud en todas las etapas de su vida”, escriben los autores.

 
“Los niños son especialmente vulnerables a los riesgos sanitarios ligados a los cambios climáticos. Su cuerpo y su sistema inmunitario se desarrollan, lo que les convierte en más vulnerables a las enfermedades y los contaminantes”, asegura el doctor Watts, del Instituto para la Salud Mundial de la Universidad de Londres.

 

Pero las consecuencias sobre la salud “persisten en la edad adulta” y “duran toda la vida”, subraya, abogando por una “acción inmediata de todos los países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”.

 

El informe es la edición 2019 de un documento publicado anualmente por The Lancet titulado “Cuenta atrás sobre la salud y el cambio climático”. Mide 41 indicadores sobre ambos asuntos y está realizado en colaboración con 35 instituciones, incluidas la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial.

 
Este año, los investigadores se centraron en la salud de los más pequeños, con la contaminación atmosférica como una de las mayores preocupaciones.

 

“A lo largo de toda su adolescencia y hasta la edad adulta, un bebé nacido ahora respirará un aire más tóxico, causado por los combustibles fósiles y agravado por el alza de las temperaturas”, prevé el estudio.

 

Los efectos potenciales son numerosos entre los niños, cuyos pulmones se están desarrollando: “Disminución de la función pulmonar, agravamiento del asma y mayor riesgo de crisis cardíaca y de accidente vascular cerebral”.

 

– Bacterias y mosquitos –

Según el informe, “las emisiones mundiales de CO2 que proceden de los combustibles fósiles continúan aumentando”, con un alza de 2,6% entre 2016 y 2018, y las “muertes prematuras relacionadas con las (partículas finas) PM 2,5 permanecen en unos 2,9 millones en el mundo”.

 

Otro efecto temido por el cambio climático es el aumento de epidemias de enfermedades infecciosas, a las que los niños son particularmente sensibles.

 

Al pasar a un clima más cálido y con más lluvia, se favorece el desarrollo de bacterias responsables de enfermedades diarreicas y del cólera, así como la propagación de mosquitos vectores de infecciones.

 

Debido a los cambios climáticos, “el dengue es la enfermedad viral transmitida por los mosquitos que se propaga más rápidamente en el mundo”, según el informe.

 

“Nueve de los 10 años más propicios para la transmisión del dengue tuvieron lugar desde 2000, permitiendo a los mosquitos invadir nuevos territorios en Europa”, según los investigadores.

 

El informe subraya además que el alza de las temperaturas podría provocar fenómenos de malnutrición, debido a la disminución de las cosechas y a la consecuente alza de los precios de los alimentos.

 

Globalmente, los autores subrayan que la generación que nace ahora estará más expuesta a los fenómenos meteorológicos extremos, como canículas, sequías, inundaciones e incendios forestales.

 

Estos investigadores juzgan crucial “limitar el calentamiento a menos de 2 ºC”, como prevé el Acuerdo de París. Y reclaman que los impactos sobre la salud figuren “en primera línea de la agenda de la COP25”, que se abrirá el 2 de diciembre en Madrid.

 

Fuente: En Segundos

Abren centro de desarrollo infantil y atención temprana para niños

Club Rafael Barias realiza cierre del verano con piscina y brindis para los niños

Nuestro corazón debe ser como el de un niño, quien todo lo disfruta y lo goza

Dejad que los niños vengan a mí, y no se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el reino de Dios. Lucas 18: 16

 

Si recordamos nuestra niñez, vemos cuánta ilusión nos daba cuando nuestros padres nos prometían llevarnos al parque o comer un helado. Eran momentos inolvidables, y queríamos que el tiempo volara para que llegara ese día y no se demorara más. A partir de ese momento lo que hablábamos y pensábamos giraba en torno a eso. Lo más gracioso era contárselo a nuestros amiguitos. Nos gustaba hacerlo porque así íbamos emocionándonos más y, sin haber ido, ya nos sentíamos en ese lugar. Estaba tan presente en nuestros pensamientos que era casi real.

 

Qué inocencia tan hermosa, la cual nos permitió vivir esos momentos como algo tan grande e inolvidable. Quedamos tan marcados que aquellos nunca serán borrados porque nos llenaron de felicidad y, a pesar de los años que han pasado, nos gusta recordarlos para volver a vivirlos.

 

Qué grande sería que, de la misma manera que acogíamos la invitación de nuestros padres, pudiéramos hacerlo con cada una de las promesas que nuestro Padre nos ha dado. La Palabra nos enseña que solamente los niños heredarán el reino de los Cielos. Cuando nos habla de esto no se refiere a la edad física, sino a la condición de nuestro corazón, el cual debe ser como el de un niño, quien todo lo disfruta y lo goza, sin despreciar cosa alguna por mínima que sea.

 

La infancia: Juegos más populares de los años 90

Antes de que la tecnología inundara la vida del hombre, los niños disfrutaban de diversos juegos que ya hoy día quedaron en la historia. Estos cultivaban en los infantes diversas destrezas, pero sobre todo creaban un fuerte vínculo entre los participantes. Aquí le dejamos los más populares juegos de los años 90, muchos de los cuales los niños de hoy día no conocen.

 

El Trompo
Este es uno de los juguetes de niños, el cual se jugaba envolviendo la cuerda alrededor del trompo, luego se lanza y se tira hacia atrás del cordel. Este juego tiene su técnica para hacer girar el trompo al ser lanzado y que pueda perdurar en el baile.

 

 

Las Escondidas o El Escondite
Este es uno de los juegos más tradicionales y populares de los años 80. Todos los jugadores se esconden, menos uno que mientras eso sucede permanece con los ojos tapados y luego sale a buscarlos. El juego llega a su fin cuando son capturados todos los participantes, luego se reinicia el juego. 

 

 

La Cometa
La cometa o la chichigua, como se le conoce comúnmente, ha sido siempre uno de los entretenimientos por excelencia de los niños. Se puede usar sólo o en competencia de equipo a quien logre elevar más la cometa. Cultiva la destreza física y la capacidad de competencia.

 

 

Los Soldaditos
Es uno de los juegos propios de los niños, el cual consiste en un grupo de soldaditos pequeños y de plástico, generalmente verde o marrón. Se juega creando un conflicto entre dos lados, se utilizaba la imaginación de crear una razón por la cual luchaban dichos soldados. Cultiva la creatividad.

 

 

Las Canicas o Bolas
Las canicas, bolas o belgas, como también se le conocen, fueron uno de los juegos propio de los niños. Su técnica de juego consiste en lanzar las canicas para aproximarse a otras o al agujero, que es el objetivo.

 

Más juegos populares CLICK AQUI

Estudio indica que la exposición de jóvenes a medios digitales incrementa el riesgo de TDAH

Tampa, Estados Unidos. Un nuevo estudio difundido el martes señala que el uso elevado de tecnologías digitales podría estar ligado a un aumento “moderado” pero significativo en comportamientos relacionados con el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

 

Los hallazgos de la revista de la Asociación Médica Americana encienden una alerta para los padres sobre el tiempo que sus hijos pasan frente a las pantallas.

 

Las revelaciones surgen de una encuesta realizada en un periodo de dos años a unos 2.600 adolescentes de Los Ángeles, en lo que representa uno de los estudios más amplios y extendidos sobre el tema hasta el momento. Indica EnSegundos.net

 

Cuanto más participan en redes sociales y chats online, miran videos online, descargan música u otras actividades del universo digital, los adolescentes son más propensos a experimentar síntomas de TDAH. Por ejemplo, dificultades para organizar o hacer tareas, o problemas para quedarse quietos.

 

Alrededor del 10% de los jóvenes que normalmente usaba estas plataformas de medios, mostró nuevos síntomas de TDAH durante el periodo del estudio, se informó.

 

Por el contrario, el porcentaje de estudiantes que no realizaba actividades digitales frecuentes y mostró síntomas de TDAH, fue 4,6%.

 

Los investigadores advirtieron que el incremento en los síntomas de TDAH por la exposición digital era “moderado”, y que algunos de los efectos podría explicarse por otros factores.

 

Aunque no se pudo probar que los teléfonos celulares causaran los trastornos, la investigación mostró “una asociación estadísticamente significativa”, dijo Adam Leventhal, profesor de medicina preventiva y psicología de la Universidad de Southern California.

 

“Podemos decir con seguridad que los adolescentes que estuvieron expuestos a mayores niveles de consumo de medios digitales fueron significativamente más propensos a desarrollar síntomas de TDAH en el futuro”, agregó.

 

12 de juno se celebra «El Día Mundial contra el Trabajo Infantil»