Archivo de la etiqueta: Pandemia

El problema de las generaciones a la crisis por la pandemia de coronavirus

La identidad generacional contribuye a cómo los seres humanos estamos reaccionando a la realidad actual y a las directivas en medio de la pandemia por coronavirus. Quiénes están más preocupados, quiénes no están dispuestos a prestar atención a las advertencias y por qué

 

Sí, una pandemia global se ha convertido en otra división generacional. Los titulares han apuntado a la Generación Z y a los millennials por su incapacidad para quedarse en casa, castigaron a los boomers por no tomar la amenaza a su salud más en serio y celebraron el talento de la Generación X por pasar el rato y no hacer nada.

 

Parece que algunos millennials y personas de la tercera edad no han estado tan preocupados por el riesgo de contraer COVID-19: antes e incluso al comienzo de la cuarentena total, muchos jóvenes continuaron yendo a todos los lugares de distracción bares y restaurantes a pesar de la necesidad de distanciamiento social.

 

Y según una encuesta que realizó la firma de consultoría global y de investigación de mercado Harris a 2000 adultos el 13 de marzo, el 77% de los adultos mayores de 65 años y el 67% de los millennials (los nacidos entre 1981 y 1996) dijeron que es “poco probable” que contraigan el virus, que ha infectado al menos a 450.000 personas alrededor el mundo.

 

Entonces, ¿quién está tomando en serio COVID-19? Posiblemente, la Generación X, que nació entre 1965 y 1980 según el Centro de Investigación Pew, y a menudo se la conoce como la “generación sándwich” porque muchos cuidan de niños y padres mayores. En las redes sociales, el hashtag #GenX fue tendencia porque para muchos se trata de la generación que está más preparada para vivir de forma aislada.

 

Una teoría es que la Generación X podría tener más experiencia trabajando en tiempos tumultuosos, ya que estuvieron en la fuerza laboral durante otros momentos cruciales como el 11 de septiembre y el colapso del mercado de valores de 2008 en Estados Unidos, por ejemplo.

 

Y en medio de la pandemia de COVID-19, muchos Gen X-ers que son responsables de administrar los hogares, cuidar a los niños y cuidar a los padres ancianos deben asumir la peor parte del estrés.

 

Las generaciones anteriores, como los baby boomers (los nacidos entre 1946 y 1964) y mayores, pueden tener un mayor conjunto de experiencias, pero su atención probablemente se centrará en preocuparse por los hijos y los nietos más que por su propia salud.

 

Continuar Leyendo…

 

Presidente Danilo Medina amplía toque de queda a partir de las 5:00 pm

Santo Domingo, RD.- El presidente Danilo Medina extiende, mediante el decreto 138-20, el horario del toque de queda en todo el territorio nacional a partir de mañana viernes 27 de marzo, hasta el viernes 3 de abril.

 

El nuevo horario del toque de queda será desde las 5:00 de la tarde hasta las 6:00 de la mañana. Hasta la noche de este jueves, la disposición gubernamental se regía desde las 8:00 de la noche hasta las seis de la mañana.

 

El toque de queda fue ordenado el viernes pasado por el mandatario dominicano para detener la propagación del COVID-19 en el país.

 

Durante las seis jornadas que esta disposición gubernamental ha estado vigente, más de 10 mil personas han sido detenidas.   

 

Debido a ese gran número de detenidos, varias personas habían solicitado que se extienda el horario de toque de queda al menos dos horas. Entre ellos, el líder opositor Luis Abinader que pidió que este sea total por 24 horas.

 

El presidente Medina sí instó a la población dominicana a “quedarse en casa” para ayudar a las autoridades y frenar la propagación del Covid-19.

 

Un toque de queda es la medida que establece un gobierno en situaciones excepcionales para limitar la libre circulación por las calles y la permanencia en los espacios públicos.

 

 

 

OMS advierte impacto psicológico de la cuarentena por el COVID-19 se suma a la pandemia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) subrayó hoy que la amenaza del COVID-19 y las necesarias medidas de confinamiento contra la pandemia están causando un fuerte impacto psicológico en las sociedades que no debe ser olvidado en la actual crisis y ha de ser atendido con medidas “imaginativas».

 

“El aislamiento, el distanciamiento físico, el cierre de escuelas y lugares de trabajo, son desafíos que nos afectan, y es natural sentir estrés, ansiedad, miedo y soledad en estos momentos”, subrayó al respecto en una rueda de prensa el jefe de la OMS para Europa, Hans Kluge.

 

Uno de los colectivos más afectados son los trabajadores sanitarios, que son también uno de los grupos de mayor riesgo ante la actual pandemia (uno de cada 10 infectados en Europa pertenece a ese sector), por lo que la OMS aconsejó medidas para apoyarles psicológicamente en este momento de dificultad.

 

Entre ellas, cambiar turnos en las posiciones de mayor estrés, incrementar la comunicación entre los equipos de trabajo, contar con personal de equipo psicosocial en los hospitales y asegurarse de que los trabajadores en primera línea tienen amplia experiencia, subrayó la experta en salud mental de la OMS Aiysha Malik.

 

Otros colectivos a tener en cuenta en cuanto a impacto psicológico son las embarazadas, los mayores o los niños, añadió Malik, señalando que los más pequeños “pueden experimentar ansiedad al ver que un familiar fallece o debe recibir tratamiento”, por lo que quienes les rodean deben prestarles especial atención y “ser honestos con ellos».

 

La experta también advirtió que el mayor tiempo en casa de algunos niños en hogares en los que existen problemas de convivencia familiar los hace aún más vulnerables.

 

Malik subrayó el riesgo de recaída que estos momentos de aislamiento y estrés producen en personas con adicciones, por lo que transmitió el mensaje de que acudir al alcohol, las drogas o el juego para afrontar estas dificultades “sólo puede empeorar las cosas».

 

Los expertos de la OMS enfatizaron que en general la respuesta a estos desafíos es mostrar afecto y cuidado hacia los demás tomando en cuenta las recomendaciones de distanciamiento social, y proyectando cercanía a través de una llamada telefónica, una postal o una videoconferencia.

 

“Es esencial que afrontemos los retos mentales que esta crisis produce en Europa y el resto del mundo, también diseminando información puntual, comprensible y veraz a todos, incluidos los más jóvenes y los mayores”, concluyó el doctor Kluge.

 

 

Fiebre, tos y dolor de garganta no serían los únicos síntomas del coronavirus

Con pérdida de apetito y fatiga: cuáles son los otros síntomas del coronavirus. Los especialistas comienzan a advertir poco a poco que fiebre, tos y dolor de garganta no serían los únicos síntomas que alertan de la presencia de la enfermedad

 

La pandemia que atemoriza al mundo entero tomó por sorpresa a la población y a los cientos de países que se vieron afectados por la llegada del nuevo coronavirus.

 

La infección con SARS-CoV-2, llamada COVID-19, puede ser asintomática o puede causar enfermedad con síntomas desde leves hasta moderados o graves. Según lo observado en China, la mayoría de los pacientes tenía entre 30 y 80 años, y el 80% de los casos fueron leves. El período de incubación es de 2 a 14 días, con una media de 5 días y los síntomas más comunes son la fiebre, la tos, el cansancio y la dificultad respiratoria. Las formas graves comprometen el pulmón, causando neumonía. Las personas con más riesgo de enfermar son los mayores de 60 años y aquellas con enfermedades preexistentes.

 

Sin embargo, a medida que pasan las horas son más los avances científicos que intentan ganarle la batalla a la pandemia con más información. De este modo, los especialistas comienzan a advertir que fiebre, tos y dolor de garganta no serían los únicos síntomas que alertan de la presencia de la enfermedad. Por eso, ¿cuáles son los síntomas más frecuentes del Covid-19?

 

Pérdida de sentido del olfato y del gusto
 
Durante el fin de semana, la Asociación Británica de Otorrinolaringología advirtió que perder el sentido del olfato y del gusto formaría parte de los síntomas del COVID-19. “Hemos identificado un nuevo síntoma que puede significar que las personas sin otros síntomas pero con solo la pérdida de este sentido pueden tener que auto aislarse, nuevamente para reducir la propagación del virus”, dijeron en el comunicado.

 

Por otro lado, el virólogo Hendrik Streeck, que coordina las investigaciones sobre la epidemia en el área de Heinsberg, la ciudad en la que se concentra el brote en Alemania, encontró también este síntoma en varios pacientes que trató por COVID-19, según dijo al diario Frankfurter Allgemeine.

 

Streeck entrevistó a un centenar de pacientes positivos. “De casi todas las personas infectadas que entrevistamos, al menos dos tercios informaron haber perdido el sentido del olfato y del gusto durante varios días”, dijo. “La pérdida es tan fuerte que una madre no pudo oler el pañal sucio de su bebé. Otros ya no olían su champú y la comida comenzaba a no saber nada. Todavía no podemos decir exactamente cuándo aparecen estos síntomas, pero surgen inmediatamente después de la infección”, aseguró el investigador, al diario Frankfurter Allgemeine.

 

Fatiga
Otro síntoma común de Covid-19, así como el resfriado, la gripe y la fiebre es sentirse cansado o fatigado debido al cansancio de no poder dormir producto de la tos y a la dificultad para poder respirar que ejercen un malestar general para la persona infectada.

 

Falta de apetito
En diversos grados, los que han contraído el coronavirus han reportado que una de las primeras alarmas fue la de la falta de apetito. Fue el blogger Stephen Power, quien contrajo coronavirus y expuso en sus redes sociales que fue una de las primeras cosas que experimentó combinado con el cansancio y agotamiento producido por el dolor de no poder dormir.

 

 

Él cree que contrajo la enfermedad mientras estaba en el Festival de Cheltenham. El hombre del noroeste de Londres dijo: “He estado en la cama con fiebre desagradable, dolor de cabeza, tos leve y dolor de espalda durante casi cuatro días, estoy completamente exhausto y no tengo ganas de moverme o comer”.

 

Dolor de estómago
Al igual que con la pérdida de apetito, soportar un dolor de estómago puede ser otro de los tantos signos de esta pandemia. De hecho, un estudio recientemente publicado por elAmerican Journal of Gastroenterology vincula los problemas estomacales con COVID-19 evidenciando que es uno de los síntomas inocuos de esta nueva enfermedad.

 

Descubrieron que el 48,5% de 204 personas que han sido infectadas por el coronavirus en la provincia china de Hubei tenían síntomas digestivos como diarrea.

 

Ojos rojos
En diálogo con la cadena de noticias CNN, una enfermera llamada Chelsey Earnest dijo que los ojos rojos eran “la señal más importante” de los residentes que tenían COVID-19, la enfermedad causada por el virus. “Es algo que presencié en todos los pacientes. Tienen, como… ojos de alergia. La parte blanca del ojo no es roja. Es más como si tuvieran una sombra de ojos roja en el exterior de sus ojos», reveló la enfermera.

 

En la misma línea, la Academia Americana de Oftalmología envió una alerta el domingo sobre informes de que el virus chino podría causar conjuntivitis, que es la inflamación de la membrana que recubre el párpado. Sin embargo, el descubrimiento de la profesional de la salud, quien ve decenas de casos por días, es extraño y no responde a ningún otro síntoma conocido hasta el momento, incluidos aquellos nuevos que incluyen la pérdida del olfato y el gusto por algunos días. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos no tienen ojos rojos, ni ningún problema ocular, en su lista.

 

Fuente: Infobae

Las medidas sanitarias y planes de ayuda por el coronavirus en América Latina, país por país

La región suma más de 7.200 casos y 100 muertos. Algunos países optan por toques de queda y cuarentenas, mientras otros se limitan a recomendar el distanciamiento social

 

Latinoamérica.- Los países latinoamericanos han endurecido en los últimos días las medidas para frenar la pandemia de coronavirus, mientras activan en paralelo planes de ayuda económica.

 

A continuación, las principales medidas por país.

 

Argentina
 
Confinamiento obligatorio nacional hasta el 31 de marzo. Fronteras cerradas para extranjeros no residentes.

 

Aumento en los subsidios a familias pobres, jubilados y desocupados. Ayuda financiera por unos 5.300 millones de dólares a pequeñas y medianas empresas.

 

Bolivia

Cuarentena total por 14 días desde el 22 de marzo. Solo pueden transitar vehículos autorizados por la policía que trasladen trabajadores de fábricas o sirvan a personal sanitario, y periodistas. Cierre de fronteras. Aplazamiento indefinido de las elecciones generales del 3 de mayo.

 

Brasil

Cierre de fronteras terrestres. Prohibición de acceso a ciudadanos de gran parte de Europa y Asia. Cuarentena en Sao Paulo con cierre de restaurantes, comercios y otros servicios, exceptuando salud, seguridad, bancos, supermercados, panaderías y transporte público. En Río, prohibición de acudir a las playas. Varios estados suspendieron clases y eventos públicos, ordenaron el cierre de comercios y redujeron la capacidad de los transportes. Presos del estado de Sao Paulo confeccionarán 320.000 máscaras descartables de protección contra el coronavirus.

 

Plan de ayuda económica por unos USD 30.000 millones en los próximos tres meses, principalmente para los sectores más pobres.

 

Chile

Toque de queda nocturno. Cierre de fronteras marítimas, terrestres y aéreas a las personas. Cordón sanitario en lugares remotos: Puerto Williams entrará en cuarenta total; aeropuertos y puertos cerrados en las islas de Chiloé, Juan Fernández (Robinson Crusoe) e Isla de Pascua. Aplazamiento del plebiscito sobre la reforma constitucional, de abril a octubre. Suspensión del fútbol chileno de forma indefinida.

 

Programa de ayuda económica de 11.000 millones de dólares.

 

Colombia
Aislamiento obligatorio hasta el 13 de abril. Prohibición de vuelos internacionales de pasajeros. Cierre de las fronteras terrestres, marítimas y fluviales. Programa de ayuda a la economía por 15.000 millones de dólares.

 

Costa Rica

Cierre de fronteras terrestres, aéreas y marítimas. Prohibición de entrada de extranjeros. Suspensión de clases, conciertos y acceso a parques nacionales. Cierre de bares, discotecas y casinos.

 

Cuba

Cierre de fronteras para no residentes desde el martes. Salida progresiva de turistas, a los que aisló en hoteles. Confinamiento por 14 días de quienes ingresen al país. Teletrabajo donde sea posible. Suspensión de actividades públicas. Las clases continúan.

 

Exoneración de impuestos al sector privado que no pueda funcionar.

 

Ecuador

Toque de queda nacional de 15 horas. Cierre de fronteras (menos para comercio), suspensión de vuelos. Restricción vehicular y confinamiento obligatorio. Suspensión de clases y del trabajo presencial.

 

Se acoge al período de gracia otorgado por el FMI, al que pidió asistencia. Ayudas de unos 60 dólares por dos meses para 400.000 familias de comerciantes ambulantes y agricultores, y préstamos de hasta 2.500 dólares con plazo de gracia y bajo interés.

 

El Salvador
Cuarentena obligatoria por 30 días. Restricción de la libre movilización. Cierre de aeropuertos, puertos y fronteras terrestres a personas.

 

Suspensión temporal del pago de servicios como agua, electricidad, teléfono, internet y tarjetas de crédito.

 

Guatemala
Toque de queda de 16H00 a 04H00. Paralización por una semana de la producción industrial «no esencial». Cierre de fronteras a extranjeros. Prohibición del transporte público y llamados al teletrabajo.

 

Solicitud de ampliación presupuestaria por 915 millones de dólares para reactivar la economía.

 

Honduras

Toque de queda nacional. Plan para suministrar desde el miércoles alimentos básicos por 30 días a las familias más pobres.

 

México
Cierre de la frontera con Estados Unidos. Cierre de museos, teatros, cines y zonas arqueológicas. Suspensión de clases durante un mes. Y desde este martes, distanciamiento social, protección a ancianos y enfermos crónicos.

 

Nicaragua
La empresa privada llama a no salir y la Iglesia católica evalúa cerrar sus templos por temor a que haya más contagios de los que informa el gobierno, que computa 2 casos confirmados.

 

Panamá
Cuarentena total obligatoria hasta nuevo aviso, con excepción de dos horas en el día para compra de alimentos y medicinas. Toque de queda nocturno. Cierre de fronteras aéreas, marítimas y terrestres. Prohibición de entrada de extranjeros. Suspensión de clases. Prohibición de eventos masivos.

 

Paraguay
Cierre de fronteras y aeropuertos hasta el domingo 29 de marzo para reducir el impacto de la pandemia COVID-19, que ya cobró su segunda víctima fatal en el país.

 

Perú
Toque de queda nocturno y restricción de tránsito vehicular durante el día. Militares controlan ciudades. Aislamiento domiciliario obligatorio. Cierre de fronteras a personas. Cierre de comercios salvo alimentos, farmacias y bancos.

 

Confinamiento de 14 días en hoteles a peruanos que vuelvan en vuelos humanitarios.

 

Bono de unos 110 dólares para 13 millones de pobres.

 

 

República Dominicana
Toque de queda nocturno, con excepción de personal sanitario y empleados de sector eléctrico, seguridad y prensa. Cese de actividades comerciales, salvo mercados y farmacias. Cierre de fronteras y suspensión de vuelos. Prohibición de circulación de autobuses interurbanos.

 

Uruguay
Cierre total de fronteras a ciudadanos extranjeros, con excepción de los residentes, nacionales del Mercosur en tránsito hacia su país de origen o beneficiarios de un corredor sanitario establecido para evacuar a pasajeros de cruceros por vía aérea.

 

Cuarentena obligatoria de 14 días para personas llegadas de países considerados de riesgo.

 

Suspendida la salida del país con fines turísticos. Suspensión de clases. Suspensión de espectáculos, misas, cines, velorios y bodas con invitados. Patrullajes policiales para desanimar aglomeraciones en espacios públicos. Aplazamiento de pagos de tributos. Paquete económico de unos 22 millones de dólares de asistencia social.

 

Venezuela
Declaración de cuarentena nacional y suspensión de actividades laborales, distribución de alimentos, salud, servicios básicos, comunicaciones y seguridad. Uso obligatorio de tapabocas en mercados, farmacias y hospitales. Suspensión de clases. Suspensión de vuelos, excepto de carga.

 

Por seis meses: pago de sueldos a empleados de pequeñas y medianas empresas, y suspensión de pagos por alquileres de comercios y viviendas principales. Exoneración de pagos por créditos.

 

 

Fuente: Infobae

Consejos para afrontar el miedo al Coronavirus ¿y cómo hacerlo?

Las recomendaciones psicológicas que se están difundiendo en los medios para afrontar la crisis por el coronavirus son sólo paliativos. Estos consejos serán útiles cuando el miedo se reduce a una preocupación por los acontecimientos, pero no si se tiene miedo.

 

Los consejos psicológicos que se están difundiendo para afrontar psicológicamente el temor al coronavirus desde los organismos oficiales son lógicos pero insuficientes. Veamos cuáles son y en qué fallan:

 

«No hacer caso de rumores y noticias falsas, no sobreexponerse a la información, no hablar constantemente de ello, buscar pruebas de realidad y datos fiables de medios oficiales científicos veraces». Esto es útil cuando lo que «asusta» es falso. Pero cuando lo que «asusta» es la información veraz, es inútil. Por otro lado, una persona que tiene miedo, puede tratar de evitar el tema, pero lo que hará es pensar sobre ello.

 

«Hacer vida normal, no magnificar la situación o mantenerse distraído». Hacer vida normal y no magnificar la situación puede ayudar un poco a no empeorar las cosas, pero no resolverá el miedo. Por otro lado, las distracciones sólo aplazarán momentáneamente el problema.

 

«Abogar por la tranquilidad». Es algo obvio que no se puede lograr simplemente por querer estar tranquilo. Uno no elige voluntariamente tener miedo, luego no puede elegir no tenerlo.

 

«Identifique los pensamientos que puedan generarle malestar». Esto sólo es útil si no se limita a luchar por evitar dichos pensamientos.

 

«Reconozca sus emociones y acéptelas». Reconocer las emociones, como en el caso anterior, es útil, pero aceptarlas no es la solución, en realidad no es posible. Tratar de «aceptar» una emoción es un proceso cognitivo que lo único que puede lograr, y no siempre, es reprimir esa emoción temporalmente. 

 

Resolver el miedo es un proceso de aprendizaje
Igual que aprender a nadar, aprender a resolver el miedo es un proceso. No se hace con unos consejos bienintencionados. La situación actual provocada por la expansión del nuevo coronavirus ha despertado miedos habitualmente adormecidos que tienen la mayoría de las personas: miedo a enfermar y miedo a la muerte, propia o de un ser querido.

 

 

 

En esta situación de emergencia cada cual hace lo que puede para lidiar con estos miedos. Lo habitual es distraerse, quitarle importancia, alarmarse y pensar constantemente, obsesionarse con las medidas de precaución, saltárselas para demostrarse que no se tiene miedo… Sin embargo, por ser urgente, es una situación muy propicia para aprender a resolver los miedos, el miedo.

 

Es bueno para todos
Es muy habitual que en situaciones de emergencia los seres humanos reaccionen solidariamente, se recupera el sentimiento de comunidad y se reacciona con generosidad. Un ejemplo es la respuesta masiva que ha habido de donantes de sangre, provocando que las autoridades sanitarias retiren el llamamiento inicial.

 

Seguir Leyendo…

Cómo dejar de tocarse la cara para minimizar la propagación del coronavirus

Muy importante dejar de hacerlo

 

Los profesionales de salud pública promueven constantemente el lavado de manos como una forma de protegerse del coronavirus. Sin embargo, este microorganismo puede sobrevivir en el metal y el plástico durante días: el simple gesto de ajustarse las gafas con los dedos puede ser suficiente para que una persona se infecte. Por esta razón, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan que evitemos tocarnos el rostro.

 

Somos expertos en psicología y salud pública. Brian Labus es un experto en enfermedades contagiosas y sabe lo que debemos hacer para prevenir la infección. Stephen Benning es un psicólogo clínico especialista en ayudar a las personas a cambiar sus hábitos y a gestionar el estrés de manera saludable. Kimberly Barchard es una experta en metodología de la investigación que quería averiguar qué dicen los estudios sobre la costumbre de tocarnos la cara. Juntos, utilizamos nuestra experiencia clínica y las evidencias científicas para identificar las mejores prácticas para evitar este gesto y disminuir las posibilidades de que las personas se contagien de COVID-19.

 

Las personas nos tocamos la cara con frecuencia. Nos limpiamos los ojos, nos rascamos la nariz, nos mordemos las uñas y nos mesamos la barba. Nos llevamos las manos al rostro más a menudo cuando estamos ansiosos, avergonzados o estresados, pero también cuando no sentimos nada especial. Distintas investigaciones muestran que los estudiantes, los oficinistas, el personal médico y las personas que viajan en los trenes lo hacen un promedio de entre nueve y 23 veces por hora.

 

¿Por qué es tan difícil parar? Tocarnos la cara nos alivia frente a molestias momentáneas como picores y tensión muscular. Estas molestias normalmente desaparecen en un minuto, pero palparnos el rostro nos proporciona un alivio inmediato que eventualmente lo convierte en una respuesta automática habitual que se resiste al cambio.

 

Continúa Leyendo…. Cambiar conductas habituales 

China dice haber desarrollado “con éxito” la vacuna contra el coronavirus y se prepara para su producción a gran escala

En breve comenzarán los estudios clínicos en humanos de esta droga desarrollada por la Academia Militar de Ciencias Médicas del país asiático, donde se cree que comenzó el brote de COVID-19 ahora convertido en pandemia.

 

La Academia Militar de Ciencias Médicas de la República Popular China aseguró este martes haber desarrollado “con éxito” la vacuna recombinante contra el coronavirus, y señaló que se prepara para su producción “a gran escala”, de acuerdo a un comunicado emitido por Ministerio de Defensa este país.

 

La vacuna ha sido aprobada para el inicio de los estudios clínicos en humanos, de acuerdo a normas internacionales y reglamentaciones nacionales, señala el organismo.

 

Los detalles en la base de datos de registro de ensayos clínicos chinos muestran que una prueba de “Fase 1” que examinará si la vacuna experimental es segura en humanos tiene como objetivo reclutar a 108 personas sanas para que participen del proceso entre el 16 de marzo y el 31 de diciembre.

 

El ensayo será realizado por la Academia Militar de Ciencias Médicas y la firma de biotecnología CanSino Biologics RIC, reportó la agencia Reuters.

 

La droga fue desarrollada en el espacio de un mes por un equipo de investigación liderado por la doctora Chen Wei, reconocida por su estudios sobre los virus del SARS y del Ébola. De hecho, parte del trabajo estuvo basado en el estudio de vacunas existentes contra el Ébola.

 

“La vacuna es el arma científica más poderosa para terminar con el coronavirus”, indicó Chen, de 54 años, en una aparición ante la cadena china CCTV, citada por el Daily Mail.

 

La doctora Chen Wei lideró el equipo de investigación

 

“Si China es el primer país en inventar un arma así y logramos nuestras patentes, eso demostrará el progreso de nuestra ciencia y la imagen de un país gigante”, expresó la experta.

 

Se cree que el COVID-19, una nueva cepa de coronavirus, surgió en diciembre en la ciudad dne Wuhey, en el centro de China. Desde entonces no ha parado de expandirse por todo el mundo, llegando a convertirse en una pandemia.

 

Seguir Leyendo…

Cómo podemos proteger a las personas mayores del coronavirus

En medio de la incertidumbre que se vive en torno a la pandemia del coronavirus se encuentra un hecho incontrovertible: las personas mayores tienen el índice más alto de muertes, sobre todo quienes tienen padecimientos médicos subyacentes.

 

Hasta la fecha, de los casos confirmados en China casi el quince por ciento de los pacientes de más de 80 años ha muerto. Para los que tienen menos de 50, el índice de mortalidad era de menos del uno por ciento.

 

Aún no hay pruebas de que sea mucho más probable que las personas mayores se contagien del coronavirus, a diferencia de los jóvenes. Sin embargo, los expertos médicos dicen que, si las personas de más de 60 años se infectan, es más probable que sufran una enfermedad grave que amenace su vida, aunque su salud general sea buena. Las personas mayores con padecimientos médicos subyacentes están expuestas a un riesgo particularmente alto. Los expertos le atribuyen parte de ese riesgo a un debilitamiento del sistema inmune debido a la edad.

 

Eso hace que las personas mayores y sus familias se pregunten cuáles son las precauciones adicionales que deben tomar. Hay varias prácticas ideales que han sido recomendadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), la Organización Mundial de la Salud (OMS), los geriatras y los especialistas en enfermedades infecciosas.

 

Familiarízate con los lineamientos y síguelos
Los geriatras recomiendan a sus pacientes que se apeguen a las recomendaciones actuales de los CDC y la OMS, una letanía de consejos que se han vuelto bastante conocidos: lávate las manos frecuentemente con jabón y agua tibia durante veinte segundos o límpialas con un gel antibacterial a base de alcohol; evita estrechar manos; aléjate de las grandes reuniones; limpia y desinfecta objetos que se toquen con frecuencia; evita el transporte público y las multitudes. Abastécete de provisiones.

 

Los cruceros no son una buena opción, como tampoco lo son los viajes no esenciales. No se recomienda hacerles visitas a los nietos.

 

“He tenido esta conversación unas cien veces durante la semana pasada”, dijo Elizabeth Eckstrom, directora de geriatría en la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon en Portland. Eckstrom dijo que la mayoría de los pacientes que atiende en su clínica tienen más de 80 años. Todos han expresado abiertamente su preocupación.

 

Según Eckstrom, todos sus pacientes tienen al menos un padecimiento crónico. “La mayoría tiene tres, cuatro, cinco o más”, agregó.

 

La gente se equivoca al asumir que, si un padecimiento médico se gestiona adecuadamente mediante tratamiento, está fuera de peligro. Incluso quienes tienen padecimientos y se encuentran estables deben tener precauciones adicionales.

 

“Esos padecimientos pueden limitar la reserva subyacente y llevar a peores resultados cuando las personas mayores se enferman de gravedad, lo cual afecta a todos los sistemas de órganos”, dijo Annie Luetkemeyer, especialista en enfermedades infecciosas en el Hospital General Zuckerberg de San Francisco.

 

“La diabetes, por ejemplo, puede hacer que sea más difícil combatir una infección, y un padecimiento cardiaco o pulmonar subyacente quizá dificulte que esos órganos sigan el ritmo de las exigencias provocadas por una infección grave de COVID-19”, dijo, refiriéndose al síndrome causado por el nuevo coronavirus.

 

SEGUIR LEYENDO…

Sistema de salud de Italia sufre por pandemia: una advertencia para el mundo

El alcalde de una ciudad denunció que los doctores se vieron obligados a decidir no atender a los más ancianos y dejarlos morir. En otra localidad, los pacientes con neumonía causada por el coronavirus fueron enviados a sus casas. En otro lugar, una enfermera colapsó con la mascarilla puesta y la fotografía de ese momento se convirtió en un símbolo de la sobresaturación del personal sanitario.

 

En menos de tres semanas, el coronavirus ha sobrecargado el sistema de salud por todo el norte de Italia. Ha convertido a la afectada región de Lombardía en una sombría visión de lo que les espera a los países si no son capaces de frenar la propagación del virus y “aplanar la curva” de nuevos casos para que los enfermos sean atendidos sin saturar la capacidad de los hospitales.

 

Si no lo logran, incluso los hospitales en países desarrollados con la mejor atención médica del mundo corren el riesgo de convertirse en pabellones de triaje, donde los médicos y enfermeros ordinarios deben tomar decisiones extraordinarias acerca de quién vive y quién muere. El próspero norte de Italia ya está enfrentando una versión de esa pesadilla.

 

“Esto es una guerra”, afirmó Massimo Puoti, director del departamento de enfermedades infecciosas del hospital Niguarda de Milán, uno de los más grandes en Lombardía, la región del norte de Italia en el centro de la epidemia del coronavirus del país.

 
Puoti dijo que la meta era limitar los contagios, controlar la epidemia y aprender más sobre la naturaleza del enemigo. “Necesitamos tiempo”.

 

En los últimos días, Italia instauró medidas draconianas: restringió el movimiento y cerró todas las tiendas excepto las farmacias, supermercados y otros servicios esenciales. Sin embargo, las medidas no llegaron a tiempo para prevenir la oleada de casos que han rebasado la capacidad incluso de un sistema de salud con buena reputación.

 

La experiencia de Italia ha puesto de manifiesto la necesidad de actuar decisivamente —rápido y en una etapa temprana— mucho antes de que el número de casos siquiera se acerque a niveles críticos. En ese punto, podría ya ser muy tarde para prevenir un aumento en los casos que exija a los sistemas mucho más del límite de su capacidad.

 

En Italia, que aparentemente ha superado ese límite, los doctores se están viendo involucrados en una situación extraordinaria que no se veía en países desarrollados europeos con sistemas de salud pública desde la Segunda Guerra Mundial.

 

Seguir Leyendo….