Archivo de la etiqueta: Síntomas

Consejos para ganar la batalla a la gripe

Si te enfermas de gripe, aquí tienes consejos sencillos que te ayudarán a que los síntomas sean menos severos y a tomar medidas seguras para ti, para tu familia y la comunidad.

 
1. Lávate las manos

¿Sabías que algo tan sencillo como lavarse las manos con frecuencia puede salvar más vidas que cualquier vacuna o intervención médica? Es una de las formas más económicas y eficaces de prevenir la gripe y cientos de otras enfermedades contagiosas, informan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, su sigla en inglés).

 

2 Vacúnate contra la gripe

 
Los CDC siguen recomendando la vacunación contra la influenza para las personas que aún no lo hicieron en esta temporada. La vacuna de 2012-2013, disponible en el mercado y aprobada por la FDA (Estados Unidos), protege contra los tres virus de la influenza que predominan en esta temporada.

 

¿Quiénes deben vacunarse?

Todas las personas, a partir de los seis meses de edad, deben vacunarse. Es la única forma de prevenir la gripe. Los CDC informan que es vital que se vacunen quienes padecen de asma, diabetes y enfermedades pulmonares crónicas, las mujeres embarazadas y los mayores de 65 años.

 

3. Ten a mano lo necesario

Para poder luchar contra los gérmenes del resfriado y la gripe, asegúrate de que tienes todos los suministros que necesitas: analgésicos y descongestivos, jabón y desinfectante para las manos, pañuelitos, termómetro, bastante líquido para beber en esos días, té de hierbas y alimentos sanos.

 

4. Evalúa los síntomas

Los síntomas de la gripe no son iguales a los de un resfriado: se siente dificultad para respirar o falta de aire, dolor o presión en el pecho o abdomen, mareos repentinos, confusión, vómitos graves o persistentes, fiebre, agravamiento de la tos y dolor en el cuerpo, según los CDC.

 

5. Asesórate sobre los remedios

Tu médico puede recetarte antivirales para prevenir complicaciones mayores de la gripe. En cuanto a los fármacos de venta libre, muchos contienen los mismos ingredientes activos: si tomas varios a la vez, quizá superes la dosis recomendada de ciertos ingredientes activos y te causen daño.

 

6. No tomes antibióticos

El resfriado y la gripe son causados por virus, entonces no se recetan antibióticos. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU recomienda tomar medicamentos de venta libre o remedios antivirales, sólo si las molestias no se reducen en los primeros 4 días.

 

7. Quédate en casa

Si te han diagnosticado gripe, debes permanecer en tu hogar y seguir las recomendaciones del médico. No sólo te recuperarás más rápido, sino que evitarás contagiar a otras personas. Puedes tratar los síntomas de la gripe con o sin medicamentos, pero es importante tomar conciencia de que lo mejor es cortar la cadena de contagios. Fuente: Flu.gov.

 

8. Cuida tus hábitos

Evita tocarte los ojos, la nariz o la boca, los gérmenes se diseminan de esta manera. Evitar el contacto con personas enfermas. Duerme bien, practica ejercicio y controla tu estrés. Cúbrete la nariz y la boca con un pañuelo al toser o estornudar y arroja el pañuelo a la basura.

 

9. Recurre a la naturaleza

La miel es un expectorante natural, ayuda a eliminar las flemas y es útil para controlar las infecciones de la garganta, gracias a sus propiedades antisépticas. También se ha probado que el té de sauco alivia el cuerpo cansado y baja la fiebre. Y no olvides los cítricos y el té verde, aliados naturales contra la gripe.

 

10. Toma sopa de pollo

Un estudio de la Universidad de Nebraska confirmó lo que todas las abuelas ya sabían: una sopa de pollo te hace sentir mejor porque reduce la congestión y lubrica la garganta, aliviando la irritación. Además, contiene compuestos químicos semejantes a los antigripales, que ayudan a sanar más rápido.

 

11. Bebe mucho líquido

No te limites sólo a los tés calientes. Bebe líquidos transparentes como agua, caldo y bebidas para deportistas que contienen sodio y previenen la deshidratación. Y si tienes fiebre, coloca un paño frío y húmedo sobre la frente, brazos y piernas para disminuir la incomodidad relacionada con ésta. (Flu.gov)

 

12. Consulta por los antivirales

Ninguna droga puede curar la gripe, pero algunos fármacos pueden ayudar a que te sientas mejor. Las drogas antivirales recetadas – Relenza y Tamiflu – pueden mitigar los síntomas y ayudar a recuperarte, pero deben ser recetadas por el médico y se empiezan a tomar dentro de las primeras 48 horas de contraer la gripe. Recientemente, se aprobò un nuevo antiviral denominado Xofluza, también para el alivio de los síntomas.

 

Fuente Holadoctor.com

¿Qué pasa si tomo un medicamento con café o jugo?

A la hora de tomar un medicamento, siempre agarramos lo que tenemos más a mano, como un café, té, jugo o una bebida alcohólica. Ahora bien, ¿qué consecuencias podría tener esta “inofensiva” decisión?

 

Lo ideal para que los medicamentos hagan efecto es ingerirlos con agua (aunque puede haber excepciones). En general, es mejor evitar los jugos frutales, la leche o bebidas con cafeína. ¿Por qué? Acá te presentamos algunas de las razones:

– En algunos casos, estas bebidas pueden llegar a “desintegrar” la medicación y erradicar sus efectos.

– Pueden impedir la absorción de ciertos componentes, tales como el hierro.

– Es posible que algunas bebidas (sobre todo los refrescos y la leche) interactúen con los medicamentos y generen consecuencias indeseadas.

 

Para evitar todos estos efectos no sólo hay que tratar de evitar estas bebidas en el momento del consumo de la medicación. También es importante que las evites durante el proceso de asimilación de la droga. En este sentido, especialistas recomiendan dejar pasar una hora antes de disfrutar de cualquier infusión con cafeína, jugo frutal o leche.

 

La cantidad de agua que debemos tomar con las pastillas dependerá de la dosis de la medicación y de la enfermedad que cada uno sufre. Y no es un asunto para nada menor. Gracias a este líquido cristalino nuestro organismo está en condiciones de absorber el medicamento para que sea plenamente efectivo.

 

La falta de agua puede aplacar la acción de las pastillas e incluso provocar efectos adversos. Este es el caso de la aspirina y el ibuprofeno que, al ser ingeridos con poca agua, pueden generar irritación en el esófago, en el estómago o hasta causar úlceras.

 

No hay que mezclar los medicamentos con bebidas calientes, porque que el calor puede impedir que la droga funcione. Además, los especialistas recomiendan no combinar pastillas con bebidas alcohólicas.

 

Estudio indica que la exposición de jóvenes a medios digitales incrementa el riesgo de TDAH

Tampa, Estados Unidos. Un nuevo estudio difundido el martes señala que el uso elevado de tecnologías digitales podría estar ligado a un aumento “moderado” pero significativo en comportamientos relacionados con el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

 

Los hallazgos de la revista de la Asociación Médica Americana encienden una alerta para los padres sobre el tiempo que sus hijos pasan frente a las pantallas.

 

Las revelaciones surgen de una encuesta realizada en un periodo de dos años a unos 2.600 adolescentes de Los Ángeles, en lo que representa uno de los estudios más amplios y extendidos sobre el tema hasta el momento. Indica EnSegundos.net

 

Cuanto más participan en redes sociales y chats online, miran videos online, descargan música u otras actividades del universo digital, los adolescentes son más propensos a experimentar síntomas de TDAH. Por ejemplo, dificultades para organizar o hacer tareas, o problemas para quedarse quietos.

 

Alrededor del 10% de los jóvenes que normalmente usaba estas plataformas de medios, mostró nuevos síntomas de TDAH durante el periodo del estudio, se informó.

 

Por el contrario, el porcentaje de estudiantes que no realizaba actividades digitales frecuentes y mostró síntomas de TDAH, fue 4,6%.

 

Los investigadores advirtieron que el incremento en los síntomas de TDAH por la exposición digital era “moderado”, y que algunos de los efectos podría explicarse por otros factores.

 

Aunque no se pudo probar que los teléfonos celulares causaran los trastornos, la investigación mostró “una asociación estadísticamente significativa”, dijo Adam Leventhal, profesor de medicina preventiva y psicología de la Universidad de Southern California.

 

“Podemos decir con seguridad que los adolescentes que estuvieron expuestos a mayores niveles de consumo de medios digitales fueron significativamente más propensos a desarrollar síntomas de TDAH en el futuro”, agregó.

 

Cuídate de esos dolores en el pecho

Un porcentaje elevado de personas acude tardíamente a emergencias, ante la presencia de dolor torácico o síntomas asociados a eventos coronarios. De acuerdo a estadísticas, en EEUU un millón de personas padece anualmente de infarto, y entre 25 % al 35 % muere antes de llegar a emergencias.

 

Por ello es importante aprender a reconocer dichos síntomas, ya que de esto depende un temprano y correcto abordaje, evitando así complicaciones e incluso muertes por la no asistencia en su debido momento.

 

El dolor torácico característico de un infarto suele ser, de gran o moderada intensidad, se acompaña de sudoración fría, irradiado o no a brazo izquierdo, espalda, mandíbula, náuseas, dificultad para respirar. Indica EnSegundos

 

Pero debemos tomar en cuenta que no siempre estas manifestaciones son tan clásicas, por ejemplo, en personas con enfermedades mentales con imposibilidad de describir síntomas, diabéticos, pacientes con Alzheimer y mujeres puede tan solo manifestarse un simple disconfort torácico no explicable, molestia en epigastrio o boca del estómago, dolor en los dientes y sensación de anugo.

 

Importante también a tomar en cuenta que otras patologías pueden cursar con dolor torácico, como las gastrointestinales (esofagitis, hernia hiatal, úlceras), disección de aorta, neumonías, inflamación del pericardio o capa que envuelve el corazón y músculo-esquelética.

 

Ante la diversidad de causas identificadas para dolor torácico, recomendamos acudir a emergencias o avisar a su médico de cabecera, allí se estará en capacidad plena de descartar una patología simple o complicada que pudiera llevar a un desenlace fatal.

 

El abordaje a tiempo de un dolor torácico de etiología cardiaca debe ser en la primera hora, por cada minuto u hora se pierde músculo cardiaco ante un infarto, el cual puede no ser recuperable, por ello acudir a un centro de atención debe ser siempre tu primera elección.

 

¡Cuida de ti y los tuyos!

¿Trabajando para vivir? o ¿viviendo para trabajar?

Después de una larga jornada de trabajo que te deja agotado física, mental y emocionalmente, casi no viste a tu familia en todo el día, apenas te sentaste a comer una comida recalentada, estás sentado en la mesa haciendo una lista en una servilleta y con calculadora en mano, te das cuenta de que el salario no te alcanza para cubrir los gastos del mes, piensas en tomar horas extras y entonces… En un momento de reflexión te haces la gran pregunta… Es que acaso, ¿trabajas para vivir o vives para trabajar?

 

En algún momento de la vida, la mayoría de las personas se hacen esa misma pregunta. El trabajo puede llegar a ser tan absorbente, que lleva a la persona a descuidar otras áreas fundamentales para su desarrollo, tales como: vida personal, familiar, social, física y espiritual). Por eso, es imprescindible aprender a encontrar el punto de equilibrio. Indica grandesmedios en su artículo.

 

El trabajo y sus beneficios
Entre las muchas ventajas que se tienen de trabajar, destaca el hecho de que la actividad laboral representa una fuente de conocimiento, aprendizaje y sentido de autorrealización. Tomando en cuenta el tiempo y esfuerzo que una persona dedica a su trabajo, se puede decir entonces que es una de las principales actividades de la vida humana.

 

El doctor Aquilino Polaino-Lorente es psiquiatra y experto en psicopatología y explica que el trabajo ayuda al hombre a perfeccionarse e incrementar sus valores, pues mientras se entrega a una actividad él mismo se siente realizado. Además, las consecuencias (positivas o negativas) que se obtienen influyen directamente en la formación de la personalidad de quien trabaja. Por eso, la forma de hacer frente al trabajo no es algo indiferente.

 

Adicción al trabajo
No hay que equivocarse con esto. Ser eficiente, responsable y esforzarse por hacer un buen trabajo no es lo mismo que ser adicto al trabajo. Se debe aprender a diferenciar un comportamiento patológico de otro que no lo es.

 

Cuando una persona es adicta al trabajo, como en cualquier otro tipo de adicción, experimenta una relación de dependencia, hasta que el trabajo se convierte en una situación perjudicial que termina afectando la vida familiar y social del individuo y pasa por deterioro físico, mental y emocional.

 

“Workaholic”
El término “Workaholic” data de los años 70 en América del Norte, y nace de la unión de dos palabras: “trabajo” (work) y “alcoholismo” (alcoholism). Así, se hace una similitud entre el alcohólico y la persona que se hace adicta al trabajo, presentando síntomas similares.

 

Las personas que padecen de adicción al trabajo, demuestran una dedicación laboral excesiva como único valor vital, y muestran desinterés por otros asuntos.

 

Síntomas de adicción al trabajo
La persona adicta al trabajo se puede reconocer por presentar los siguientes síntomas: piensa en el trabajo cuando no está en el trabajo, cuando recibe responsabilidades laborales se muestra ansioso o inseguro, no toma vacaciones, está comprometido en exceso con sus actividades profesionales.

 

En el caso de las mujeres, se muestran con mayor cuota de poder dentro del matrimonio, prefieren no tener hijos para que esto no interfiera con sus logros profesionales. Al no poder eliminar responsabilidades en casa, su trabajo se ve multiplicado.

 

Por otro lado, a quienes son adictos al trabajo se les hace imposible abandonar un trabajo inacabado aunque haya finalizado la jornada, son incapaces de negarse a nuevas responsabilidades dentro de su empleo, controlan su ambiente y evitan situaciones novedosas, sus familiares le acusan de interesarse más en el trabajo que en ellos.

 

Son impacientes, sus formas de diversión tienen que ver con su profesión, se sienten bien cuando hablan de lo mucho que trabajan y cuán duro lo hacen, esperan que todos trabajen tanto como ellos, y se sienten culpables cuando no trabajan.

 

¿Dónde está el punto de equilibrio?
En la sociedad actual, elementos como el poder, estatus social, felicidad y éxito, han influido en la manera de valorar el trabajo. Y lamentablemente a veces, se hace el centro de vida de muchas personas. Por eso hay que tener presente dos tipos de balance: trabajo-familia y trabajo-ocio. Lo importante es hallar el equilibrio para lograr desenvolverse en los distintos ámbitos sin sacrificar ninguno de ellos.

 

El vino mejora los síntomas de la diabetes según estudio

La presidenta del Congreso Internacional “Wine and health” (Vino y salud), Rosa María Lamuela, afirma que los estudios apuntan a que el consumo moderado del vino mejora el metabolismo de la glucosa y aumenta el colesterol beneficioso (HDL) en los pacientes diabéticos.

Lamuela hizo estas declaraciones a Efe al inicio del congreso, que se celebra por primera vez en España y que reúne hoy y mañana en Logroño (norte) a más de 200 especialistas, expertos en investigación sobre el vino y nutrición, quienes expondrán los últimos estudios científicos sobre los efectos del vino en la salud.

La doctora es miembro del departamento de Nutrición, Ciencias de la Alimentación y Gastronomía de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona.

Indicó que los polifenoles del vino, más presentes en los tintos, pero también en blancos y en menor medida en rosados, son beneficiosos por su efecto protector en relación con la diabetes, según se ha constatado en las últimas investigaciones sobre esta enfermedad.

Durante el congreso, que reúne a expertos mundiales en el ámbito de la medicina, la nutrición, la dietética y la alimentación, también se pondrá de manifiesto que “no hay ningún estudio que demuestre que el consumo de vino engorda”, según Lamuela, para quien es cierto que “es alcohol y tiene calorías”, pero “no existe una correlación entre aumento de peso y vino”.

Dijo que siempre ha de ser un “consumo moderado” de vino, que se establece en dos copas diarias para los hombres y una para las mujeres como máximo, preferentemente durante la ingesta de alimentos, más recomendable en las cenas, y nunca se deben superar las cuatro copas tomadas de una sola vez.

La experta subrayó que para obtener todos los efectos beneficiosos del vino se ha de acompañar de una dieta mediterránea.

“El organismo humano es un ser vivo muy complejo y muy especial, que no responde igual que una máquina que mide las calorías”, señaló, por lo que descartó que se pueda achacar solo al vino el aumento de peso.

Entre esos efectos beneficiosos de un consumo moderado de vino mencionó la prevención de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer; y también tiene propiedades prebióticas, ya que favorece una microbiota o microflora intestinal saludable.

En este congreso también se analizará la conexión del vino con las enfermedades cardiovasculares y coronarias, que es el tema más estudiado y el que tiene mayor base científica.

Esta doctora recordó que el vino ejerce un papel cardioprotector, es antioxidante y antinflamatorio, por lo que se llega a recomendar su consumo moderado por la noche a pacientes que han sufrido un infarto o una angina de pecho, ya que ayuda a que se encuentren mejor.

Además, los consumidores moderados de vino son un 25 por ciento más longevos y sufren menos enfermedades que los abstemios o los bebedores excesivos, ha afirmado.

Según sus datos las mujeres españolas disfrutan de una de las mayores esperanzas de vida del mundo, pero solo el 25 por ciento de esta mayor longevidad se puede achacar al vino, también colabora la dieta mediterránea, con el consumo de aceite de oliva y frutas y hortalizas frescas.