Archivo de la etiqueta: Talleres

Acacdisna: Más de tres décadas preparando profesionales en Villa Consuelo

“Aquí venían la gente de las zonas francas a reclutar a las mujeres que nosotros formábamos”, dice, orgullosa, Ana Vertilia Cabrera, mientras relata cómo para los años ochenta la demanda de operarios industrial estaba en apogeo, razón por la cual recibían muchas personas para capacitarse en esa área.

 

Cabrera preside la Asociación de Comités de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (Acacdisna), organización que  junto al Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) imparte cursos formativos de manera gratuita   desde hace tres décadas, en el sector de Villa Consuelo.

 

La asociación recluta de manera singular a sus alumnos, aunque los programas de capacitación están abiertos al público en general.

 

Según nos cuenta Cabrera, realizan asambleas en los barrios con la participación de las madres de la comunidad, y aprovechan para invitar a sus hijos de manera directa a matricularse en los distintos programas.

 

Los programas de capacitación están abiertos al público en general. El abanico de ofertas es bastante amplio. Enseñan desde masaje corporal, peluquería, diseño de página web, entre otros con una duración de 3 meses, hasta programas más especializados, como inventario, contabilidad y manejo del paquete de office, que pueden durar un año.

 

Como requisito para ingresar solo se requiere ser mayor de 16 años, y dependiendo el curso que se seleccione, tener aprobado un octavo grado del nivel básico o el segundo de la educación secundaria.

 

Cabrera afirma que en la actualidad la matrícula es mixta, aunque con regularidad las féminas representan mayoría en los cursos impartidos.

 

SERVICIOS

  •  Cursos Acacdisna-Infotep
  •  Contabilidad Computarizada
  •  Power Point
  •  Manejo de inventarios
  •  Masaje Corporal
  •  Peluquería(Belleza)
  •  Peluquero
  •  Manejo Paquete Of. e Internet
  •  Auxiliar de Contabilidad

 

La asociación explica que surge del interés de luchar por mejorar las condiciones de vida de las familias de menores ingresos, e incentivar la participación de las amas de casa y consumidores en el “quehacer ciudadano”.

 

“Cada año se gradúan 303 alumnos egresados de aquí”, subraya con satisfacción la presidenta de Acacdisna.

 

Para mayor información sobre los cursos y el inicio del nuevo ciclo de clases puede acceder a este enlace: Acacdisna, o llamar al 809-686-2339.

 

Por: Annay Mercedes

Fuente: argentarium

Buhoneros y talleres obstruyen principales vías Santo Domingo

Transitar por las principales vías del Gran Santo Domingo se ha convertido en un reto para los peatones, quienes tienen que hacer malabares para poder desplazarse debido al gran número de buhoneros, talleres de mecánica y de tapicería que se han adueñado de las calles y aceras.

 

Como si se tratase de un mercado, en las calles se pueden encontrar ventas de rubros agrícolas, frituras, vegetales, frutas, y una amplia gama de diversos productos que se exponen en precarias condiciones de higiene.

 

Los carritos de comida están por cada esquina con empanadas, tostadas, espaguetis, bacalao, pollo frito, plátanos y jugos. Además de botánicas donde se ofertan velones, aceites, pócimas, ungüentos, hojas con supuestas cualidades mágicas y curativas.

 

A este ambiente se suman vertederos improvisados, charcos de aguas negras, moscas y perros callejeros, contribuyendo más con la arrabalización y hacinamiento de las principales avenidas comerciales.

 

Los vendedores de ropas usadas o pacas son los que más abundan y por doquier se encuentran mesas con bases de metal y plywood, cubiertas por montañas de vestimentas.
La gente revuelve aquellas “pilas de ropas”, en busca de prendas en buenas condiciones.

 

Otro artículo cuya venta también ha aumentado es el cabello postizo, que se vende y coloca en las mismas calles; práctica que mujeres haitianas realizan con impresionante destreza. Esto es común en la acera de la avenida Duarte de la Capital.

 

Ropas colgadas de un extremo a otro, mesas repletas de zapatos usados, estantes con celulares; y ni hablar de las frituras y cúmulos de basuras que también abundan en aquella jarana.

 

A pesar de que el Ayuntamiento del Distrito Nacional entregó casetas para mejor organización y despeje de las vías públicas el caos se mantiene en esa importante avenida.

 

Otros comerciantes informales se han sumado y han colocado sus negocios en plena vía pública; en las aceras tienen pantalones, camisas, maletas, bicicletas, pelotas, vitrinas con lentes de sol, mesas con cremas, jabones, pasta dental, cepillos de dientes, cabellos postizos, peinetas, ganchos. Además platos, cucharas, licuadoras, planchas, radios, colchas para las camas, espejos, cortinas, entre otros artículos.

 

En cada tienda hay una bocina anunciando los productos que se ofrecen a los transeúntes, a esto se suman, las bocinas de los carros que transitan por la calle, los “marchantes” con altoparlantes anunciando las ofertas, los compradores regateando los precios, los aguateros, limosneros y dulceros, creando así un ambiente de total desorden y confusión.

 

Quejas de los transeúntes. Manuel Arias, de 68 años, expresó el temor que siente de ser atropellado por algún vehículo, debido a que para poder caminar debe hacerlo por la calle, “ya que los buhoneros no dan chance a nadie”, manifestó.

 

Asimismo, Juana Germán se quejó de la poca acción que tienen las autoridades competentes. Dijo que la situación pone en peligro la vida de los peatones.

 

“Este tumulto de gente y cosas en medio de la calle facilita el trabajo a los ladrones hacer sus fechorías; pero las autoridades no hacen nada para evitarlo”, añadió enojada la fémina.

 

En ese sentido, Luis David Matos, joven comerciante de “pacas” instalado en la avenida Duarte esquina París, dice no tener otro lugar para vender sus mercancías.

 

“Yo de aquí no me voy porque esta calle es para comercio, y eso es lo que yo hago”, manifestó desafiante Matos.

 

Talleres improvisados. En Villa Consuelo la situación es más alarmante todavía. Ante la mirada indiferente de las autoridades los propietarios de fábricas de colchones, madereras, talleres de tapicerías y de mecánica utilizan las aceras y calles para fabricar y exhibir sus mercancías.

 

La calle Hermanos Pinzon es solo una muestra. Casi en la acera completa se exhiben asientos de vehículos, máquinas de coser, telas, colchas y demás, impidiendo el libre transito a los peatones que tienen que usar la vía, arriesgando su vida debido al desplazamiento vehicular.

 

También las tiendas de inodoros, bañeras, lavamanos, fregaderos, jacuzzi ubican pertenencias en plena calle de forma desafiante a las autoridades.

 

De la misma manera las mueblerías se han dado a la tarea de utilizar las aceras para colocar sus juegos de comedores, gaveteros, neveras y estantes como si fueran parte de las calles.

 

El otro dolor de cabeza son los talleres de mecánica automotriz, que reparan y pintan los vehículos en plena vía.

 

Neumáticos, tapa bocinas, guardalodos, bumpers, cristales, retrovisores, carros y motores; grasas y aceites mantienen copados y sucias algunas de las principalescalles de Santo Domingo.

 

Sectores como Villa Consuelo, Villa Juana y el Ensanche la Fe ; calles como la Moca, La 20, Lope de Vega y José Duarte están dedicadas completamente a la reparación y mantenimientos de vehículos.

 
A pesar de tener sus locales, muchos de estos talleres obstruyen las aceras y calles con sus negocios violentando toda reglamentación.

 

Un mal incurable. Otro problema que dificulta la libertad de tránsito en las calles y avenidas de Santo Domingo es el estacionamiento indebido de vehículos.

 

Pese a las medidas tomadas para evitar que los conductores estacionen sus vehículos sobre las aceras, y de forma paralela, esto continúa siendo una práctica habitual.

 

Ni las multas, ni llevar los automóviles en grúas hasta un depósito común, han impedido que los conductores infrinjan la ley.

 

 

El problema de Villa Consuelo con los talleres y negocios informales al “aire libre” que ocupan espacios públicos

LOS DUEÑOS DE ESOS NEGOCIOS LOS INSTALAN SIN AUTORIZACIÓN Y NINGUNA REGLAMENTACIÓN

 

los-talleres-al-aire-libre-ocupan-espacios-publicos-1Santo Domingo.- Los vendedores de frutas, empanadas y frituras ya no son los únicos que han decidido, ante los ojos de las autoridades, ocupar los espacios públicos de la ciudad y establecer negocios con una alta demanda y poco control.

 

En varias calles del Distrito Nacional son muchas las aceras y carriles que están ocupados por talleres de mecánica improvisados, que realizan sus trabajos obstruyendo el paso al peatón, aún en muchos casos, teniendo un local propio.

 

Desde neumáticos, puertas, cristales y diferentes piezas de vehículos pueden verse colocados en las aceras de sectores como Villa Consuelo, Villa Juana y Ensanche La Fe, causando que los peatones tengan que utilizar las calles y exponerse al peligro.

 

En un recorrido realizado por un equipo del LISTÍN DIARIO se observaron varios talleres de mecánica de vehículos de motor y en muchos casos al personal realizando trabajos de desabolladura, pintura, de electricidad y reparaciones en las aceras o en un carril de la calzada.

 

Estos negocios, muchos de ellos informales, están presentes en calles como la Moca, La 20 (Marcos Ruiz), José Duarte y Lope de Vega, entre otras.

 

Algunos de los talleres operan totalmente en las aceras y otros en locales, pero igual obstruyen el espacio público con muestras de neumáticos o piezas de vehículos, así como letreros que exponen sus ofertas y precios.

 

También en las aceras y carriles de algunas calles internas de los sectores capitalinos, operan negocios de ventas de piezas de vehículos de motor, así como accesorios nuevos y usados.

 

En esos espacios se pueden ver asientos y forros para autos, neumáticos, puertas, cristales y amortiguadores, entre otras piezas.

 

Respuesta del cabildo

 

El encargado de comunicaciones del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN), Omar Liriano, admite que el problema de ocupación de los espacios públicos está generalizado en la ciudad, sobre todo en la parte alta, como en los sectores La Fe, Villa María y Simón Bolívar.

 

Sin embargo, asegura que desde siempre el cabildo ha trabajado para contrarrestar la situación, consensuando con los actores para que desocupen las aceras, sin llegar al desalojo. Omar Liriano sostiene que el ayuntamiento no cuenta con un personal para evitar que vuelvan a ocupar los espacios públicos, una vez hayan logrado que desocupen.

 

“Apenas tiene (el cabildo) una cantidad mínima de agentes de la Policía Municipal que no tienen fuerza para hacer eso”, dijo.

 

Indicó que para evitar esta situación, el alcalde Roberto Salcedo sometió al Congreso Nacional el proyecto de Ley de Capitalidad que busca que la alcaldía tenga la facultad para ordenar el ejercicio de la ciudad, conjuntamente con los recursos.

 

LOS LLAMADOS A RESOLVER
El Ayuntamiento, según la Ley número 176-07 del Distrito Nacional y los Municipios, en su artículo 19, es el encargado de normar y gestionar el espacio público, tanto urbano como rural.

 

También el ordenamiento del territorio, planeamiento urbano, gestión del suelo, ejecución y disciplina urbanística. El cabildo cuenta con la Dirección de Defensoría y Uso de Espacios Públicos, cuya estructura se ocupa de la aplicación de las normas, recuperación de las áreas verdes, descontaminación visual, así como conciliar o ejecutar notificaciones y decisiones de demoliciones en construcciones ilegales.

 

Según el vocero de la Autoridad Metropolitana del Transporte (Amet), Diego Pesqueira, esta institución y el Ayuntamiento del Distrito Nacional, trabajan de manera coordinada para solucionar la problemática.

 

Dijo que la ocupación de los espacios públicos por negocios informales es una preocupación de las autoridades y que por ello realizan un levantamiento a fin de llevar acciones.

 

En el caso de los talleres de mecánica de vehículos de motor, indicó que los que operan en las aceras en su mayoría son informales o clandestinos, que al dejar vehículos en las calles ponen en peligro la vida de los peatones. Sostuvo que el problema es mayor porque estos vehículos dejados en las vías públicas.

 

Por Katheryn Luna
Fuente: Listin Diario