5 pasos sencillos para plantar un árbol tú mismo

Hoy 5 de mayo se celebra el día del Árbol en República Dominicana, una fecha muy importante y que nos recuerda la importancia de cuidar nuestro medio ambiente.

 

En este día recordamos que debemos proteger los árboles, ya que son esenciales para la vida de nuestro planeta. Durante esta fecha, se realizan siembras de árboles, y además educan a las personas sobre la importancia de los bosques y la reforestación.

 

Con motivo a la celebración de este importante día, te dejamos 5 pasos sencillos para plantar un árbol tú mismo. ¡Contribuye con el medio ambiente!

 

1.- Planta el árbol correcto
Antes de empezar a plantar un árbol habla con un experto que pueda asesorarte con respecto al árbol que podrías plantar. Si no conoces a nadie que pueda asesorarte, procura que este sea de alguna especie autóctona, que se adapte bien a las condiciones climáticas de la zona. Si no, requerirá de un cuidado extremo, y difícilmente sobrevivirá.

 

2.- Prepara la planta y el suelo
Lo más recomendables es que compres un tallo del árbol ya crecido y no plantar la semilla directamente. Cuando ya tengas en tus manos el tallo, plantado en un hoyo bastante ancho y profundo. Además, antes de plantarlo procura regar el suelo con abundante agua un día antes. Recuerda que las raíces crecerán rápido y aunque en principio sean frágiles. Debes facilitar su expansión.

 

3.- Entierra las raíces
El tallo que compres traerá ciertas raíces. Haz algunos cortes mínimos en las mismas para facilitar su crecimiento, pero procura que no se pierda mucha tierra de la que ya viene sujeta por la propia planta.

 

Al enterrar tu planta, no debes cubrir la base de la raíz. Procura dejar unos 5 cms.

 

4.- Planta el árbol recto
Cuando hayas cubierto la raíz, te recomendamos que la planta quede siempre bien recta. Coloca alguna estaca o guías, para evitar que el futuro árbol se doble hacia los lados. A veces el simple aire puede provocarlo. Una vez hecho esto, riega el área de alrededor del árbol para fijar la tierra, y eliminar cualquier rastro de hierba, piedra y basura a su alrededor.

 

5.- Cuidados posteriores
Durante el primer año de vida, el árbol que plantes será muy frágil, por lo que es necesario tener extrema precaución.

 

Trata de mantener un sistema de riego constante durante ese primer año, especialmente en verano. Luego de que hayan pasado 6 meses podrás ponerle algo de abono, pero no antes.

 

Durante este periodo también deberás vigilar las posibles plagas, para que tu planta crezca sana y fuerte.

 

Una vez cumplidos estos pasos, ya solo queda tener paciencia y dedicarle algo de tiempo a tu árbol.

 

Shares