La Palabra de Hoy: El poder de la firmeza

Vivimos en un mundo que evita asumir compromisos, donde la perseverancia es poco común. Si un trabajo es difícil o aburrido, la gente suele pensar: ¿Por qué no buscar otro? O cuando un matrimonio se vuelve infeliz, muchos se preguntan: ¿Debería estar con otra persona?

 

Dicha mentalidad también se encuentra entre los creyentes. A la primera señal de conflicto, algunos cristianos saltan a otra iglesia en vez de resolver el problema. Y cuando se trata de nuestro andar personal de fe, pocos pueden mantener la disciplina de tener un tiempo devocional con Dios.

 

Daniel fue un hombre de lealtad permanente. Ni siquiera la conciencia de que podía llegar a morir por obedecer a Dios impedía su práctica de orar tres veces al día. Tal compromiso con el Señor era notado por otros. Funcionarios y gobernadores envidiosos aprovecharon la constancia de Daniel para atraparlo, pero el rey hizo una declaración notable: “Tu Dios, a quien sirves con perseverancia, Él te librará” (Dn 6.16). Es evidente que creía que la devoción de Daniel lo liberaría.

 

La victoria de Daniel en el foso de los leones tuvo una gran influencia, ya que inspiró el decreto del rey de adorar al Señor. ¿Ha considerado que el Señor pudo usar a Daniel por su obediencia y adoración inquebrantables? Imagínese lo que Dios hará con usted al comprometerse con Él.

 

 

Fuente: Encontacto.org

Shares