La Palabra de Dios: Dios actúa a favor nuestro

El Señor es un Dios de acción. Incluso cuando descansó después de seis días de la creación, no fue porque estuviera cansado y necesitara recuperarse; su actividad creativa pudo haber cesado, pero Él nunca dejó de trabajar. Y a lo largo de la historia, Dios siempre ha estado involucrado en la vida de cada ser humano sin descuidar jamás el control sobre el universo.

 

A veces, sin embargo, puede parecer que no se preocupara por nosotros, cuando nuestras oraciones no reciben respuesta inmediata. Pero debemos recordar que eso no significa que Dios no esté obrando. Él sigue participando de forma activa, pero de maneras que no siempre son visibles. Él controla las circunstancias, cambia el corazón de las personas y protege a sus hijos de tomar decisiones imprudentes. Los tiempos de espera son oportunidades para que nuestro carácter, obediencia, fe y servicio crezcan.

 

Al decidir de manera intencional confiar y depender de Dios, en vez de dudar de Él, usted está cooperando con su proceso de crecimiento espiritual. Solo el Señor sabe lo que usted necesita y cuándo lo necesita. Cobre ánimo, al saber que Dios tiene previstas cosas buenas para los que esperan en Él (Is 64.4). Incluso si no recibe de manera específica lo que pidió, la respuesta del Padre celestial será para el bien eterno de usted y la gloria de Él.

 

Fuente: Encontacto.org

Shares