Archivo de la etiqueta: Altagracia Hiraldo

Altagracia Hiraldo de Villa Consuelo a defender los dominicanos residentes en NY

La fundación Dominican Sunday visualizó hace 25 años a la comunidad dominicana del Valle de Manhattan

 

Manhattan, NY.- Su fundadora es Altagracia Hiraldo, una emigrante dedicada a velar por los derechos de los dominicanos residentes en Nueva York. En la Calle 107, entre las intersecciones de la Avenida Ámsterdam y Columbus, se encuentra el Dominican Sunday, una fundación que hace 25 años hizo visible a los dominicanos residentes en el Valle de Manhattan, un importante barrio universitario próximo al Río Hudson, rodeado de exquisitos restaurantes, y donde se encuentran las infraestructuras de la Universidad de Columbia y del City College de Nueva York, además de la Catedral de San Juan, el templo anglicano más grande del mundo.

 

Altagracia nació y se crió en Villa Consuelo, un popular sector de Santo Domingo, donde dice vivió rodeada de su familia y de grandes amigos. Durante mucho tiempo y hasta el día en que se marchó, trabajó como recepcionista del Museo de Historia Natural.

 

En la exclusiva zona, en las que unas tres cuadras más abajo se encuentra el Central Park, era considerada en sus inicios el lugar idóneo para el retiro de los neoyorquinos también por su proximidad a hoteles y lugares de diversión, la dominicana Altagracia Hiraldo se radicó a inicios del 1980.

 

Pero no fue hasta el 1995 cuando Hiraldo abre las puertas de esta fundación debido a la necesidad de la comunidad de mejorar su calidad de vida.

 

“La gran mayoría de los desafíos que hemos enfrentando desde antes de fundarnos y hasta ahora han sido por la falta de recursos económicos, pues las ayudas que recibimos no son suficientes, aunque se trabaje en pro de la comunidad, y por lo tanto en beneficio de la ciudad de Nueva York”, expresó la fundadora de Dominican Sunday.

 

La dominicana recuerda lo duro que fue para ella adaptarse a su nueva vida en la Gran Manzana, a tal punto que su madre le pidió que se regresara a República Dominicana.

 

“No fue fácil adaptarme a este país sobre todo porque vine en invierno y mis compañeros de trabajo me decían que no me quedara y que solamente fuera a explorar porque no me iba a gustar ese país, pero decidí quedarme por mi mamá y tuve la bendición de conocer a mi esposo y padre de mis hijos”.

 

 

Conoce más click aquí

«25 años en favor de la comunidad dominicana»