Archivo de la etiqueta: Disfraces

Historia del Carnaval Dominicano

Residentes en NY añoran los disfraces y el carnaval en Villa Consuelo

Lo que más extrañan varios quisqueyanos de la Gran Manzana son los disfraces y la tradición, según sus propios testimonios.

 

NUEVA YORK.- «Ti-ti, manatí; ton-ton, molondrón, roba la gallina, palo con ella», canta Helio Taveras mientras recuerda el carnaval de su niñez en Villa Consuelo, Santo Domingo.

Hoy día Taveras tiene 43 años, y en los 12 que lleva viviendo en Nueva York, una de las cosas que más añora de su país, según dice, es el carnaval.

Eso le pasa especialmente estos días cuando sus amigos y familiares en Dominicana celebran la fiesta de disfraces hasta el final de febrero.

«Lo disfrutaba desde adentro, disfrazándome de Roba la Gallina o de Diablo Cojuelo, algunos de mis amigos se vestía de diablito tiñéndose el cuerpo de negro, y lo disfrutaba con toda mi gente», dijo Taveras. «Es una tradición que se celebra en febrero y que añoro mucho, ojalá se hiciera un desfile de carnaval en el Alto Manhattan», señaló.

Elizabeth Balaguer, autora del libro infantil Mi carnaval, dijo en su obra que el carnaval es una de las tradiciones más coloridas y alegres en la República Dominicana, y se realiza con la participación de todo el pueblo, que se lanza a las calles a disfrutar, compartir y celebrar con alegría.

«Su mayor intensidad ocurre a finales del mes de febrero en su último fin de semana, aunque dependiendo de la región, se celebra todos los fines de semana del mes de febrero e incluso hasta inicios de marzo», dijo Balaguer.

Josefina Tavares, quien tiene 34 años en Nueva York, dijo que ella participaba en el carnaval pero le tenía miedo a los vejigazos de los lechones, los personajes del carnaval típicos de Santiago.

«Yo soy de Pueblo Nuevo, Santiago, y me daban miedo los lechones, porque pegaban muy duro con las vejigas y los cayayos (un calcetón relleno de papeles o trapos)», dijo Tavares. «Nunca he viajado en febrero, de modo que tengo 34 años sin disfrutar de mi carnaval, lo que me da mucha añoranza de esta celebración», señaló.

Brunilda Rojas, con 11 residiendo en Nueva York, recordó que durante el carnaval, ella disfrazaba a sus tres hijas, generalmente de indias, y las llevaba del municipio de Licey al Medio al Monumento a los Héroes de la Restauración, de Santiago, a participar en la celebración.

«Ya mis hijas son de 30 y 40 años, y siempre se acuerdan de los días de carnaval, de lo lindo que era su colorido y lo bien que se disfrutaba», dijo Rojas. «Yo añoro todo de mi tierra, y especialmente el carnaval. Mi hija más pequeña, de 35 años, siempre va a la isla en época de carnaval, porque le encanta», señaló.

 

El Carnaval de Santo Domingo, uno de los primeros carnavales del Nuevo Mundo

La ciudad de Santo Domingo al ser la primada de América es rica en historia y cultura, además de tener uno de los primeros carnavales del Nuevo Mundo. Sus inicios se remontan a antes del año 1520 y se celebra generalmente desde el último domingo de enero al último domingo de febrero, regularmente el más cercano al día 27 de febrero, día de la independencia de República Dominicana.

Aunque los carnavales de La Vega y Santiago son los mas importantes, en Santo Domingo se realizan la mayoría de las actividades oficiales, donde se conmemora el mes de la patria junto con las festividades carnavalescas, donde se hace el desfile de todo el país.

Anteriormente la élite social celebraba el carnaval en clubes y en la calle el conde, pero el pueblo pasó a tener el protagonismo con sus disfraces creativos que desfilaban por el parque Enriquillo. De ahí surgieron muchos personajes que hoy son típicos del carnaval:

Se me muere Rebeca: Es un personaje que se identifica por ir con una muñeca, representando a una madre que quiere llevar a su hija al hospital y que para hacerlo pide limosna, alegando que su hija está enferma.

Califé: Es un poeta que de forma jocosa critica el panorama político, social y cultural en rima. Esta vestido con un sombrero de copa alta y un esmoquin negro, se perfila como un hombre flaco y alto. En ocasiones para exagerar el personaje, se le agrega al disfraz unos sancos al desfilar.

Los Indios: Este grupo representa las raíces indígenas dominicanas, en principio los trajes se elaboraban de sacos que se usaban para almacenar arroz, pero luego se fueron haciendo mas elaborados, incluyendo pintura corporal, plumas, arcos y lanzas.

Los Africanos: Son generalmente conocido como los “tiznaos”, son personajes que pintan su cuerpo con carbón y aceite quemado y con una falda de hojas de pencas de matas de cocos y palmas. Algunos hacen espectáculos de lanza fuego por la boca, ellos simbolizan los antepasados africanos.

Los Alí-Baba: Es un fenómeno del carnaval moderno, que se caracteriza por disfraces con influencia orientales, inspirados en el cuento de Alí Baba y los cuarenta ladrones. Este grupo hace una danza sincronizada al ritmo de tambores, y trompetas, con trajes brillantes que son complementados con máscaras, lentejuelas, velos, plumas, botas altas, espejos y barbas largas.

El desfile anual de carnaval es organizado por el Ministerio de Cultura de la República Dominicana, en la avenida George Washington, en el Malecón de Santo Domingo. Las familias toman este día para disfrutar del colorido, la música y el baile del carnaval, algunos optan por ver la transmisión que se hace por televisión.

FUENTE: CONECTATE

Fotos Historia de «Los Años Dorados de los Diablos Cojuelos»

Historia.- Las fiestas son una unidad compleja en que se encuentran mezcladas las costumbres con aspectos del folklore dominicano. Se celebran para conmemorar determinadas fechas, generalmente de interés público, o a veces en ocasiones especiales. Pueden ser en fechas fijas, móviles o esporádicas.

 

Por una serie de circunstancias particulares, determinadas advocaciones de La Virgen, De Cristo, De los Santos, se convirtieron en manifestaciones masivas y colectivas, en verdaderas expresiones populares.

 

Independientemente de las preferencias religiosas, de las creencias, la religiosidad popular es más que una expresión folklórica, porque es una parte importante de nuestra cultura y nuestra identidad nacional.

 

El carnaval es libertad de expresión y libertad de manifestación en la cual cada quien tiene el derecho a disfrazarse en la forma que desee, existen algunos factores muy importantes que deben ser tomados en cuenta.

 

Una parte fundamental e importante en un disfraz de diablo cojuelo es la careta, la forma en si de la careta obviamente, depende de la región donde se encuentra; pero si vemos a nivel mundial, los diablos cojuelos están en prácticamente todo el mundo y en todos los países usan mascaras, en su mayoría utilizan cuernos largos en semejanza al mismo diablo (NO en adoración) si no en sátira.

 

Cualquier pieza del traje puede ser modificada y reemplazada por otra, pero para nosotros en la República Dominicana, la mascara debe de conservarse, se sobre entiende que todo en la vida evoluciona y por ende la mascara puede evolucionar y tener cambios y es lo mismo que pasa con las mascaras de los diablos cojuelos, estas se pueden convertir en obras de artes gigantes o solo simples caretas como son llamadas en la República Dominicana. Una mascara de diablo cojuelo debe conservar ciertos puntos y el principal de ellos es que tiene que cubrirle el rostro completo a la persona que utiliza el disfraz, otro factor muy importante es que debe de identificarse claramente de que region es, ya sea por el tamaño de los cuernos o el diseño en si.

 

El uso del antifaz en la República Dominicana tiene su auge con la Era de los 12 Años de Balaguer en donde los carnavaleros del Distrito Nacional así como muchos de algunos pueblos eran perseguidos por motivos politicos, ya que se les acusaba de utilizar el carnaval en forma de protesta ante cualquier acto que se considerara malo o abusivo por parte del gobierno.

 

Verdaderamente quien trato de erradicar el uso de la careta en los diablos en la República Dominicana, fue en la Era de Trujillo, para 1950, en donde por consejo de uno de sus asesores, refirieron en pleno desfile frente a una representación de diablos cojuelos de la capital, que cualquiera de ellos podia atentar contra la vida del mandatario y no saberse quien fue debido a que todos utilizaban mascara. Los diablos de la capital lucharon contra semejante ley que les prohibía el uso de la careta frente a cualquier entidad o representante del gobierno y por eso comenzaron a utilizar las mascaras en la nuca o parte trasera de la cabeza o craneo.

 

Luego para los años de Balaguer los carnavaleros comenzaron a resagarse y prácticamente a desaparecer debido al hecho de las persecuciones y obviamente los artesanos careteros mermaron sus esfuerzos y verdaderamente no les interesaba hacer las mascaras debido a que casi nadie las quería por temor a ser confundido con alguien en contra del gobierno.

 

Para los 80’s periodo catalogado por muchos como los años dorados mundialmente para todos debido a todo lo sucedido en el mundo, el carnaval de la República Dominicana tomo nuevo auge y creció repentinamente, en este periodo casi todo mundo utilizaba antifaz como publico en el desfile final y cierre de carnaval que se efectúa cada año en el Malecón de la capital dominicana. Para finales de los 80’s surgieron modas como la de colocarse pañuelos en la cara tipo cowboys americanos, los cuales eran mucho mas cómodos de utilizar que la misma careta en si ya que pesaban menos y tenían doble uso. Estas modas solo se concentraron en la capital dominicana y sus trajes eran los mas buscados en todo el país, pero al surgir la region de la vega con la tradición de que todos los diablos utilizan mascaras obligatoriamente, esa nota cambio históricamente todo lo que es el carnaval dominicano y impulso a muchos pueblos a seguir sus pasos. Los diablos de la capital no adoptaron esa ley carnavalesca y extra oficial inmediatamente y se reusaron por mucho tiempo lo cual los llevo a quedarse atrás o no ser tomados en cuenta para comerciales televisivos o videos musicales, fotos o cualquier tipo de promoción. La Vega en cambio como toda la region del Cibao continuo implementando que todos los diablos deben de tener mascaras y eso los llevo hasta hoy a tener los primeros lugares entre los carnavales mas vistosos y favoritos por todos los Dominicanos.

 

Si la encuesta logro hacer entender aunque sea a una persona mas sobre el uso de la careta, creo que valió la pena y todos ganamos algo, por el mismo lado si esta nota logro también cambiar y dar conocimiento a alguien creo que también ganamos. Disfrutemos nuestro carnaval como debe de ser y hagamos cada quien el personaje que nos gusta respetando las normas que mandan en cada disfraz.

 

Fotos gracias a: carnavaloriental.es

Información: unioncarnavalesca

 

 

[supsystic-gallery id=5]