Archivo de la etiqueta: Planeta

El cambio climático perjudicará para siempre la salud de los bebés que nacen ahora

París, Francia.Si no se frena el cambio climático, la salud de los bebés que nacen ahora estará amenazada durante toda su vida por afecciones que abarcan desde el asma hasta la malnutrición, advirtió este jueves un estudio.

 
“Los cambios climáticos definirán la salud de toda una generación”, asegura el doctor Nick Watts, responsable de este informe divulgado en la revista médica The Lancet.

 

A pocas semanas de la Conferencia Internacional sobre el Clima (COP25) en Madrid, sus conclusiones encuentran eco en las advertencias de la adolescente sueca Greta Thunberg, convertida en emblema mundial contra el cambio climático.

 

“Si se mantiene el statu quo, con emisiones de carbono elevadas y el mismo ritmo de calentamiento, un niño nacido ahora vivirá a sus 71 años en un mundo 4 ºC más caliente de promedio. Esto amenazará su salud en todas las etapas de su vida”, escriben los autores.

 
“Los niños son especialmente vulnerables a los riesgos sanitarios ligados a los cambios climáticos. Su cuerpo y su sistema inmunitario se desarrollan, lo que les convierte en más vulnerables a las enfermedades y los contaminantes”, asegura el doctor Watts, del Instituto para la Salud Mundial de la Universidad de Londres.

 

Pero las consecuencias sobre la salud “persisten en la edad adulta” y “duran toda la vida”, subraya, abogando por una “acción inmediata de todos los países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”.

 

El informe es la edición 2019 de un documento publicado anualmente por The Lancet titulado “Cuenta atrás sobre la salud y el cambio climático”. Mide 41 indicadores sobre ambos asuntos y está realizado en colaboración con 35 instituciones, incluidas la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial.

 
Este año, los investigadores se centraron en la salud de los más pequeños, con la contaminación atmosférica como una de las mayores preocupaciones.

 

“A lo largo de toda su adolescencia y hasta la edad adulta, un bebé nacido ahora respirará un aire más tóxico, causado por los combustibles fósiles y agravado por el alza de las temperaturas”, prevé el estudio.

 

Los efectos potenciales son numerosos entre los niños, cuyos pulmones se están desarrollando: “Disminución de la función pulmonar, agravamiento del asma y mayor riesgo de crisis cardíaca y de accidente vascular cerebral”.

 

– Bacterias y mosquitos –

Según el informe, “las emisiones mundiales de CO2 que proceden de los combustibles fósiles continúan aumentando”, con un alza de 2,6% entre 2016 y 2018, y las “muertes prematuras relacionadas con las (partículas finas) PM 2,5 permanecen en unos 2,9 millones en el mundo”.

 

Otro efecto temido por el cambio climático es el aumento de epidemias de enfermedades infecciosas, a las que los niños son particularmente sensibles.

 

Al pasar a un clima más cálido y con más lluvia, se favorece el desarrollo de bacterias responsables de enfermedades diarreicas y del cólera, así como la propagación de mosquitos vectores de infecciones.

 

Debido a los cambios climáticos, “el dengue es la enfermedad viral transmitida por los mosquitos que se propaga más rápidamente en el mundo”, según el informe.

 

“Nueve de los 10 años más propicios para la transmisión del dengue tuvieron lugar desde 2000, permitiendo a los mosquitos invadir nuevos territorios en Europa”, según los investigadores.

 

El informe subraya además que el alza de las temperaturas podría provocar fenómenos de malnutrición, debido a la disminución de las cosechas y a la consecuente alza de los precios de los alimentos.

 

Globalmente, los autores subrayan que la generación que nace ahora estará más expuesta a los fenómenos meteorológicos extremos, como canículas, sequías, inundaciones e incendios forestales.

 

Estos investigadores juzgan crucial “limitar el calentamiento a menos de 2 ºC”, como prevé el Acuerdo de París. Y reclaman que los impactos sobre la salud figuren “en primera línea de la agenda de la COP25”, que se abrirá el 2 de diciembre en Madrid.

 

Fuente: En Segundos

La geoingeniería, un “plan B” para el planeta

Espejos espaciales que reenvían los rayos del Sol, aspiración del CO2 de la atmósfera….varios escenarios de geoingeniería están bajo estudio para limitar el calentamiento global.

 

Estas técnicas de manipulación del clima, descartadas durante mucho tiempo por los riesgos que implican, están centrando cada vez más el debate: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero se mantiene como la acción prioritaria, pero el retraso es tal que para un gran número de investigadores, esto no bastará para proteger el planeta de un calentamiento devastador.

 

Controlar los rayos del Sol
El objetivo es simple: reenviar algunos rayos al espacio para disminuir el calor que nos llega del Sol.

 

Una posibilidad sería poner en órbita espejos gigantes capaces de desviar una parte de la radiación solar.

 

Otro método, que se basa en el impacto de las cenizas volcánicas sobre la temperatura mundial, es inyectar minúsculas partículas reflectoras en la estratosfera.

 

Otros investigadores persiguen cambios en las nubes, modificando su blancura para reenviar los rayos o bien adelgazando los cirros que absorben más calor del que reenvían.

 

El problema de todas estas técnicas es que no cambiarían en nada las concentraciones de CO2 en la atmósfera que, además de hacer subir la temperatura, acidifican peligrosamente los océanos y modifican el régimen de lluvias.

 

Los científicos advierten también contra un “choque terminal”: un calentamiento repentino si el sistema dejara de funcionar.

 

Fertilizar el océano
Varias plantas oceánicas microscópicas – el fitoplancton – atrapan el CO2, llevándolo al fondo del océano al morir. Su expansión es limitada por una falta de hierro, pero varios experimentos mostraron que introduciendo polvo de sulfato de hierro en el mar se podrían crear nuevas colonias.

 

Pero de nuevo los investigadores anticipan reveses. Por ejemplo, una fuerte mortalidad de plancton agotaría el oxígeno, generando masivas zonas sin vida.

 

Aumentar la erosión
La erosión natural de las rocas, un proceso químico, permite el bombeo de CO2 en la atmósfera (alrededor de 1.000 millones de toneladas anuales, es decir, 2% de las emisiones de origen humano). ¿Y si se pudiera intensificar el proceso, sobre todo dispersando en la naturaleza olivino en polvo, una forma de silicato?

 

El problema es que parece difícil y oneroso extraer olivino en cantidades suficientes.

 

Recurrir al carbón vegetal
El “biochar” o carbón vegetal se produce a partir de restos de madera, de residuos forestales y de cáscaras de nueces. Utilizado para restaurar las tierras, puede además absorber CO2.

 

Pero no es seguro que se pueda aplicar esta técnica a gran escala y que este compuesto sea suficientemente estable.

 

Desarrollar los “BECCS”
Los BECCS (Bioenergía con Captura y Almacenamiento de Carbono) alían un proceso natural con otro de alta tecnología.

 

Primero se planta maíz, caña de azúcar y todo tipo de plantas de biocarburantes de segunda generación. Al crecer, absorben CO2.

 

Luego se captura el CO2 cuando estas plantas se transforman en energía. El resultado neto es un “balance carbono negativo”, lo que los investigadores llaman “emisiones negativas”.

 

Casi todos los modelos climáticos que prevén un calentamiento limitado de 2 ºC – objetivo fijado por la comunidad internacional -, confían en un papel clave de los BECCS.

 

Pero según los estudios, habría que consagrar 40% de las tierras arables a los biocarburantes.

 

Capturar directamente el C02
Varios experimentos mostraron que es posible aspirar CO2 para transformarlo en granulados o almacenarlo bajo tierra.

 

Una empresa canadiense, apoyada por Bill Gates, lanzó en 2015 una fábrica piloto. Pero por ahora, esta tecnología tiene un coste prohibitivo.

 

Plantar bosques masivamente
La concentración de CO2 en la atmósfera decaería considerablemente con esta técnica, mientras que actualmente, millones de hectáreas de bosques tropicales continúan desapareciendo cada año.

 

Sin embargo, estos nuevos árboles acapararían las tierras de uso agrícola.

 

 

La mujer está llamada a liderar la lucha para salvaguardar el planeta

Santiago de Chile.- La reciente expedición de 80 líderes científicas a la Antártida pone de manifiesto que “la mujer está llamada a liderar la lucha más importante de todas: salvaguardar el planeta”, dijo hoy en una entrevista con Efe la ministra chilena de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

 

La alta funcionaria expresó que “las mujeres han sido partícipes activas en todas la grandes luchas que ha dado la humanidad”, pero que “a diferencia de épocas anteriores, hoy día tiene un rol en primera línea” y una misión tan importante en la acción climática.

 

Schmidt fue la encargada de inaugurar un coloquio en el que participaron algunas integrantes de esta iniciativa científica a la Antártida, llamada Homeward Bound, incluida su fundadora, la australiana Fabian Dattner, después de que el pasado sábado finalizara la tercera edición de esta incursión por el continente helado.

 

“La expedición de mujeres científicas a la Antártida lo que hace es unir dos fuentes fundamentales de conocimiento y liderazgo en la acción climática: lo que es el mundo científico y lo que es la persuasión de la mujer liderando la acción climática y la lucha por salvaguardar nuestro planeta”, manifestó la ministra.

 

El objetivo de Homeward Bound es construir una red global de 1.000 mujeres para fortalecer el liderazgo femenino en ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas y medicina, y para influir en la toma de decisiones y dar forma a políticas en beneficio del planeta.

 

Así, la ministra chilena consideró que “la incorporación de la ciencia y de las mujeres en el estudio y en la acción climática y el cuidado del medio ambiente son fundamentales para lograr el desarrollo sustentable en Chile y en el mundo entero”.

 

“No existe verdadero desarrollo si este no es sustentable y no existe sustentabilidad alguna si no es inclusiva”, aseveró Schmidt, que en el pasado se desempeñó como ministra directora del Servicio Nacional de la Mujer de Chile (2010-2013).

 

La tercera expedición Homeward Bound partió el pasado 31 de diciembre desde Ushuaia, considerada la ciudad más austral del planeta, y entre sus paradas en la Antártida estuvieron la base argentina Carlini, la estadounidense Palmer y la isla Paulet, que acoge una colonia de cría de miles de pingüinos de Adelia.

 

La iniciativa cuanta con el apoyo de la firma española de infraestructura y energías renovables Acciona.

 

Sobre la importancia del continente más austral del mundo en la preservación de la Tierra, Schmidt indicó que “la Antártida está en el corazón de la acción climática del mundo entero” porque “es una fuente riquísima de biodiversidad” que, a la vez, “permite la investigación científica para generar una acción climática que sea efectiva y eficiente”.

 

Asimismo, afirmó que la Antártida será uno de los temas fundamentales de la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 25) que se llevará a cabo en Chile.

 

“Chile tiene un liderazgo fundamental en este aspecto porque tiene una participación y una soberanía (en la Antártida) que le permite liderar este continente”, manifestó la ministra. 

 

Fuente: noticiassin.com

¿Qué es el solsticio de verano?

El solsticio de verano ocurre cuando la inclinación del semi-eje de un planeta, ya sea en el hemisferio norte o el sur, es más inclinada hacia la estrella que orbita. Esto ocurre dos veces al año, en que el Sol alcanza su posición más alta en el cielo como se ve desde el polo norte o el sur.

 

Dependiendo en el cambio del calendario, el solsticio de verano se produce cada año entre el 20 al 22 de junio en el hemisferio norte y entre el 20 al 23 de diciembre en el hemisferio sur. Las mismas fechas en el hemisferio opuesto se conocen como el solsticio de invierno.

 

El día del solsticio de verano tiene el mayor periodo de luz de día, excepto en las regiones polares donde la luz es continua.

 

Muchas culturas celebran esta fecha de alguna manera con fiestas o rituales con temas de religión o fertilidad. En algunas regiones, el solsticio de verano es vista como el comienzo del verano y el final de la primavera, mientras otras culturas ven el solsticio como la mitad del verano.

 

Según arqueólogos, las antiguas tribus germánicas y celtas de Europa celebran el solsticio de verano con festivales del fuego y el amor. Encendieron hogueras para garantizar una cosecha abundante mientras parejas de amantes saltaban a través de las llamas para expulsar los malos espíritus de su relación.

 

Descubren planeta similar a la Tierra que podría albergar vida

¿Tendrá vida inteligente?

 

Es un descubrimiento histórico. La Organización Europea para la Observación Astronómica (ESO) en el Hemisferio Austral informó del descubrimiento de un planeta con características muy similares a la Tierra y que está ubicado en la zona habitable de la galaxia más cerca a la nuestra.

 

Otro Planeta

 

Se trata de «Próxima B», un planeta con una masa similar a la de la Tierra que orbita en la estrellaProxima Centauri, el otro sol más cercano nuestro mundo. Tiene una temperatura que permitiría la existencia de agua líquida en su superficie, una condición fundamental para la vida.

Está ubicado a cuatro años luz de nosotros y es un poco más grande que la Tierra, 1.3 veces más grande para ser precisos. Ya se considera el planeta más cercano que puede albergar la vida fuera de nuestro Sistema Solar.

El descubrimiento se realizó en el primer semestre de este 2016, cuando la estrella enana fue observada por el espectrógrafo HARPS, instalado en el telescopio de 3.6 metros de la ESO, que se ubica en Observatorio de La Silla, en Chile. También fue monitoreado por otros telescopios de todo el mundo.

Para su investigación se lanzó una campaña conocida como «Pale Red Dot» (Punto Rojo Pálido), que fue dirigida por Guillem Anglada Escué, de la Universidad Queen Mary de Londres.

«Las primeras señales de un posible planeta se vieron en 2013, pero la detección no fue convincente. Desde entonces, trabajamos duro para obtener más observaciones con la aduia de ESO y de otras instituciones», comentó Anglada Escué a través de un comunicado.

Los datos fueron sorprendentes. Este planeta orbita alrededor de Próxima Centuri a una distancia de siete millones de kilómetros, que es el 5% de la distancia entre el Sol y nuestro planeta.

De acuerdo a las primeras investigaciones, su superficie podría verse fuertemente afectada por las llamaradas de rayos X y la radiación ultravioleta que la estrella tiene, dada a su cercanía. Los niveles son mucho más altos que los registrados en la Tierra.

Fue descubierta por la Organización Europea para la Observación Astronómica

Este descubrimiento es apenas el inicio de todas las sorpresas que podría depararnos «Próxima b». En un futuro se esperan datos obtenidos con instrumentos más precisos, como la próxima generación de telescopios gigantes.

Alfa Centauri también es el objetivo de la primera misión no tripulada del ser humano hacia otra galaxia, llamada Star Shot.

Está a cuatro años luz de nuestro planeta

Al respecto, Guillem Anglada-Escudé explicó: «Se han encontrado muchos exoplanetas y van a descubrirse muchos más. Para nosotros ha sido la experiencia de toda una vida. El siguiente paso es la búsqueda de vida en ‘Próxima b'».