Archivo de la etiqueta: Síndrome

¿Conoces el “síndrome de principio de año”?

Se refiere al conjunto de objetivos y proyectos que muchas personas se plantean a inicios de año, y que muchos terminan abandonando a los pocos meses.

 

Empieza un nuevo año, y con él muchas personas se plantean nuevas metas y objetivos. Muchos de ellos relativos a la salud física: hacer más deporte, ir al gimnasio todos los días, hacer dieta, empezar a comer de forma saludable, dejar de fumar…

 

Sin embargo, la mayoría de veces las personas terminan por abandonar la meta. Las fuerzas van disminuyendo, la motivación no se mantiene como al principio, no se consiguen los objetivos que se tenían en mente, o no de la misma manera, y finalmente se abandonan esos propósitos, los que posiblemente vuelven a surgir el año que viene.

 

De acuerdo con Denisse Reyes, directora y terapeuta familiar del Centro Ser Para Actuar, esto es lo que se conoce como “síndrome de principio de año”, o el conjunto de planes, metas, proyectos y motivaciones que experimentan y se trazan las personas cuando un nuevo año recién inicia, cuyo tiempo de duración no excede los primeros seis meses del año.

 

“Al iniciar un nuevo año, indistintamente de nuestro sexo, automáticamente se activa en el ser humano una nueva cosmovisión de la vida, un sentido distinto de existencia, que nos da la sensación de nuevas oportunidades para la cual nos fijamos un sinnúmero de metas y planes para desarrollar y cumplir en el nuevo año, con esa certeza de: “esta vez sí lo lograré” “tengo un mejor plan o mejor manera para hacerlo”, explica Reyes.

 

Ahorrar, inscribirnos en ese curso que deseábamos, adquirir un auto, comprar una casa, en fin… un montón de sueños que anhelamos ver cumplidos. Pero, ¿por qué después de tener lo que parece ser el plan ideal (por lo general, antes de que finalice el primer trimestre) volvemos a caer un poco más atrás de la línea de inicio? Según la especialista, la falta de motivación y la frustración, parecen ser los aliados perfectos para abandonar las metas trazadas. Ante esta situación, es necesario estar claro en lo que se quiere antes de fijarse esas metas para que sean alcanzables y no simplemente una “sensación de temporada”.

 

Qué hacer para no desistir
Reyes explica que existen muchas maneras para lograr no abandonar las metas que se trazan y lograr el objetivo final, entre ellas:

 

Definir un porqué o un para qué. Esto es importante porque una vez definido esto, es lo que impulsará a no detenerse cuando comiencen a aparecer los primeros obstáculos. El por qué y el para qué permiten identificar, si se trata de algo que se quiere en realidad o si es simplemente para llenar las expectativas de alguien más. Por ejemplo, si la meta es bajar de peso, la pregunta que debemos hacernos sería: ¿esto es algo que realmente quiero por mis propias razones o es porque a otra persona le parece bien que yo lo haga? Cuando se trata de sostener una meta en el tiempo, si los motivos descansan o dependen de fuerzas ajenas a nuestras propias convicciones suelen caerse ante el mínimo inconveniente o dificultad que se presente.

 

Un punto importante, según Reyes, es trazarse de una a tres metas para comenzar. Posteriormente pueden ir sustituyéndose y agregando otras, conforme se van logrando. Esto permitirá tener un mejor enfoque, ya que cuando se inician muchos proyectos a la vez se genera un caos y una situación de confusión y desorden.

 

Conectar lo que se quiere con lo que se hace es muy importante ponerlo en práctica. Las obligaciones diarias pueden distraernos y hacer que perdamos de vista lo que deseamos. A través de un inventario de hábitos que nos ofrece un diagnóstico real de nuestro día a día, esto, a su vez, nos facilitará hacer los ajustes pertinentes en nuestro estilo de vida, permitiendo identificar si lo que se hace en la rutina diaria acerca o aleja de lo que se quiere lograr. Por por ejemplo, si el plan es que se desea comprar un artículo que se necesita, pero que es muy costoso y los ingresos apenas alcanzan para cubrir los gastos básicos, mediante este análisis entonces se pueden identificar esos gastos, que muchas veces pasan desapercibidos, pero que a la hora de reducirlos garantizan un ahorro significativo. Pudiera ser el caso de salir a comer fuera con frecuencia, comprar cosas que no se necesitan pero que se adquieren solo porque están en oferta y hay que aprovechar. Una vez detectado el escape, es más fácil corregirlo.

 

Un aspecto muy importante, aclara Reyes, es fijarse un rango de tiempo. No es recomendable esperar a que las cosas sucedan por sí mismas, ni a que se den las condiciones más favorables. Es fundamental que en la definición de una meta se establezca un espacio de tiempo que permita avanzar claramente hacia ella y medir resultados, lo que brindará la oportunidad de cambiar las estrategias en caso de que los resultados no satisfagan.

 

“No dejemos que un intento frustrado nos aleje de nuestras metas. Seamos disciplinados y constantes, conscientes de que somos enteramente responsables de que las cosas suceda o no, y que cada año sea una oportunidad para lograr nuevos sueños y escalar peldaños más altos y no meramente un conjunto de aspiraciones motivadas por el “síndrome de principio de año”, aconseja la terapéuta.

 

Medida
Haz una lista y escribe toda la planificación que hayas diseñado para el logro de tus objetivos y colócala en un lugar visible. Es importante que recuerdes siempre lo que quieres lograr, para que la rutina y el tiempo no te desvíen de tus propósitos.

 

Consejo
Define tus objetivos, sé realista, identifica qué es lo que realmente quieres lograr. No te abrumes con miles de metas y propósitos, elige tan sólo los que te parezcan más importantes.

 

Síndrome del Túnel Carpiano, la enfermedad del ‘nuevo siglo’

Algunos la denominan la “enfermedad del nuevo siglo”, principalmente por las causas que la producen, ligadas en la mayoría de los casos, a excesivas horas de trabajo frente a un computador y también por el movimiento repetitivo de la zona de la muñeca, el cual termina desencadenando esta molesta patología.

 

El Síndrome del Túnel Carpiano, de acuerdo al traumatólogo de Clínica Vespucio, Dr. Rodrigo Rivera, “es un mal que se produce al aumentar la presión dentro del compartimento flexor poco extensible de la muñeca, donde se origina falta de irrigación del nervio mediano (isquemia neural), provocando síntomas característicos como adormecimiento, sensación de corriente y dolor en el brazo, mano y dedos”.

 

La causa de este problema es desconocida y según el especialista “generalmente, este mal afecta a mujeres, de entre 40 y 60 años, siendo siempre más susceptibles a padecer el síndrome que los hombres”.

 

Síntomas y diagnóstico
El especialista explica que los síntomas son dolor en las manos, principalmente en la zona del pulgar, dedo índice, dedo medio y anular.

 

“El malestar se produce principalmente durante la noche, es común que quienes sufren esto despierten a causa del dolor. También se asocia a esto el adormecimiento de la mano y hormigueo, lo que se conoce como parestesia”, asegura el profesional.

 

El diagnóstico se realiza una vez verificados los síntomas y se confirma con un examen especial, llamado electromiografía que consiste en ver la velocidad de conducción de los nervios.

 

Tratamiento
El profesional afirma que el tratamiento depende del tiempo de evolución del malestar. “Al inicio se recomiendan analgésicos, posteriormente se utilizan algunas órtesis que mantienen en extensión la manos durante la noche. En etapas más avanzadas, se realiza una intervención quirúrgica donde se corta el ligamento que está ejerciendo presión sobre el nervio.

 

El doctor de Clínica Vespucio, afirma que no está comprobado que la temperatura influya directamente en el padecimiento de este mal, pero que sí es usual que el frío aumente los síntomas.

 

Recomendaciones
Con un tratamiento adecuado para tratar la enfermedad y tomando en consideración algunas medidas, la persona se puede mantener bien. El doctor Rodrigo Rivera de Clínica Vespucio, explica que, sumado a lo anterior, siempre es importante tomar en consideración algunos aspectos que pueden ayudar a reducir la tensión puesta sobre la muñeca.

 

– Si trabaja en computador, asegúrese de que el teclado esté lo suficientemente bajo para que las muñecas no se doblen hacia arriba al digitar.

 

– Haga micropausas de descanso. Varias pausas pequeñas son más aconsejables que una pausa prolongada.

 

– Realice extensión de los dedos y muñecas.

 

– Es posible que también necesite hacer cambios en las actividades recreativas.

 

– Tenga elementos ergonómicos adecuados si trabaja en escritorio (descansapies, apoya muñeca, cojín lumbar, muñequera, etc).

 

– Si el síndrome persiste puede ser necesario un procedimiento quirúrgico.

 

Fuente: BioBioChile.cl

Día del Síndrome de Asperger

El Día Internacional del Síndrome de Asperger se celebra todos los años 18 de febrero. Es un día en el que se pretende dar a conocer y sensibilizar a la población sobre un síndrome considerado de alto rendimiento dentro del espectro autista.

Origen
El Día Internacional del Síndrome de Asperger comenzó a celebrarse en el año 2007, tras el Año Internacional del Síndrome de Asperger celebrado el año 2006, año en el que se cumplió el centenario del nacimiento de Hans Asperger y el vigesimoquinto aniversario de la psiquiatra Lorna Wing quien diera a conocer mundialmente el trastorno .

Síndrome de Asperger
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido a esta enfermedad como un Trastorno Generalizado del Desarrollo Infantil con consecuencias en el desarrollo social, emocional y en la conducta del niño.

Las personas que sufren el Síndrome de Asperger tienen un aspecto e inteligencia normal e incluso por encima de la media y con habilidades en muchos campos, por lo que su diagnóstico es difícil.

El Síndrome de Asperger es un trastorno muy frecuente en los niños llegando a ser de 3 a 7 por cada 1.000 bebés nacidos con vida.

El Síndrome de Asperger se manifiesta de forma diferente en cada persona, aunque existen ciertos rasgos comunes en todas ellas:

Problemas de interacción social.
Alteraciones de comunicación no verbal.
Inflexibilidad cognitiva.
Inflexibilidad comportamental.
Dificultad en la abstracción de conceptos.
Pérdida de la memoria.

Síntomas del Síndrome de Asperger
Las personas que padecen el Síndrome de Asperger se encuentran demasiado obsesionadas con un tema, elemento u objeto ignorando todo lo demás que ocurre a su alrededor.

Al contrario que ocurre con las personas que sufren un trastorno autista las personas con Síndrome de Asperger son capaces de acercarse a otras personas aunque no consiguen poderse relacionar por sus problemas de habla y del lenguaje, generándoles un aislamiento de la sociedad.

¿Qué se hace?
En el Día del Síndrome de Asperger se realizan diversas actividades para integrar a las personas que lo sufren en la sociedad. Las terapias son muy importantes para ayudar a los niños a manejar sus emociones, comportamientos y obsesiones.

Generalmente se colocan diversas instalaciones en las que las personas que acudan pueden conocer con más detalle este síndrome y obtener toda la información necesaria para poder ayudar a todas aquellas personas que los sufren.

Normalmente se instalarán pequeñas consultas gratuitas a las pueden acudir las personas que se encuentren preocupadas por el desarrollo de sus hijos para poder ser atendidos por especialistas del Síndrome de Asperger.